O slideshow foi denunciado.
Utilizamos seu perfil e dados de atividades no LinkedIn para personalizar e exibir anúncios mais relevantes. Altere suas preferências de anúncios quando desejar.

Poemas de Renata Bomfim (Tradução: Pedro Sevylla da Juana)

6.991 visualizações

Publicada em

Poemas da escritora brasileira Renata Bomfim, traduzidos para o castelhano pelo escritor espanhol Pedro Sevylla de Juana/2014.

Publicada em: Esportes, Educação
  • Seja o primeiro a comentar

  • Seja a primeira pessoa a gostar disto

Poemas de Renata Bomfim (Tradução: Pedro Sevylla da Juana)

  1. 1. POEMAS Renata Bomfim www.letraefel.com Tradução: Pedro Sevylla de Juana www.sevylla.com 1
  2. 2. 1 EL CANTO DE LA HARPÍA Me cansé de ser sirena. corté mis cabellos, crecieron las uñas. En lugar de las escamas, indecentes y fuertes plumas en tonos blanco y ceniza. En lo alto de la cabeza la cresta erotizada, se eriza al menor ruido. Abro inmensas alas, exhalo un grito. Los ojos, de pronto, divisan más allá. Me cansé de ahogar marineros, de cantar la muerte de los despeñaderos y de las rocas frías. Igual que un niño, emergido del vientre, glorifico a la vida! Me sumerjo en lo profundo del azul salpicado de lilos del fin del día y renazco de mañanita, embriagada por el amarillo oro de ese universo salvajemente nuevo. 2
  3. 3. 2 DIONISIO A Rubén Darío, In Memoriam En la sagrada selva los instintos despuntan. Cada planta, cada animal, el aire, Todo vive, todo habla Del verde surgen serpenteantes sacudidas, murmullos, risas… Es la ninfa que del dios majestuoso sorbe el vino. Se transforma ella en la propia copa rebosante de deseos. Dionisio, perturbado, la desorienta arrastrándola, oculto, por el pasto, para que se abra, atrevida y perfumada. Ella cede a su solicitud y se entrega. Su cuerpo, ahora, se funde entre las ásperas manos. Es gacela. Inhumana, su lanza la penetra. Activada, ella quiere más… Ahora los dientes del dios laceran la carne marcando huellas dibujadas por los cuernos refulgentes. La ninfa se eleva entre estertores, la selva compone una sinfonía de gemidos gozosos. Extasiados, comulgan satisfechos. Ella adora al dios pagano señor de los seres de ese reino. Luego, descansa recordando el idilio, 3
  4. 4. hasta que la noche la arropa con su manto de plata. 3 TIERRA DE SANTA CRUZ Vuelo en alas de la Arara Conducida por el espíritu de los ancestros. En mi interior busco el animal que soy. Busco del índigo, en la tierra transitada, las semillas del árbol sagrado: savia, sangre y brasa. ¡Pau-brasil! árbol cuyas hojas adornan los bosques. Libertaré de las entrañas al gato salvaje y lucharé, lucharé y moriré si es preciso, por este suelo, por este cielo, por este aire, por la gloria de Tupã. La Tierra de Santa Cruz volverá a sus hijos, a sus nietos y a los que la aman. Serán expulsados de su seno los piratas, los buscadores de oro los hipócritas y los falsos profetas. Reinará el silencio en la copa del jacarandá, En el fondo y en las riberas de los ríos. No se oirá piar, ni se oirán pasos, Acabarán el odio y el dolor: el Uirapuru volverá a cantar. 4
  5. 5. 4 TODO POEMA Todo poema nace libre y mestizo, animal de rabo, ala y pico. Todo poema es niño y anciano: es Dios ordenando el Caos, es el Diablo abrasando nuestro destino. Poema es dolor, sonrisa y contrasentido. Es voluble y constante. Imágenes procedentes del delirio, el poema se adueña del cuerpo del poeta, en especial de las manos. Asimismo es arma que ataca todo lo que no es renovación. Es introito de voces y rostros, cementerio donde yacen los héroes apagados por la ignominia. 5 MEMORIAS DEL CUERPO Cualquier cuerpo tiene memoria, puede evocar dolencias, placeres, errores, glorias. Un cuerpo cualquiera lleva consigo, además, a Dios y al Diablo, en su interior. Viva el cuerpo Cuerpo vivo Viva, sí, que la muerte llega! 5
  6. 6. Cada parte del cuerpo se inventa una manera de vivir: hay manos que prefieren cavar en busca de oro otras lo hacen en busca de huesos. Algunos pies deciden integrarse en la carretera inmediatamente otros, crían raíces, llegando a descubrir aguas profundas. Hay bocas sonrientes como niñas que lucen trenzas, otras se vuelven cerraduras, lacres, cuños, laberinto. Los vientres palpitan y albergan vida pero algunos, menos comprometidos, prefieren producir ventoleras. El cuerpo se reinventa siempre incluso en su último aprendizaje cuando se desintegra pasando a formar parte de algo más grande que él mismo. Entonces consuma su destino el más noble de todos: ¡Ser Tierra! 6
  7. 7. 6 SER POETA Ser poeta es cantar fuerte incluso con la voz contenida mientras el día refracta toda su luz Es tender las manos esperanzadas para entregar la vida Es cantar en una habitación oscura desde donde, con mayor claridad, se pueden percibir colores y olores Es buscar al prójimo y encontrarse uno mismo Pasado, presente y pedazos de futuro cuando lo desdeñado emerge impetuoso Narciso conocía todo y efectuó una inmersión exacta en las aguas lóbregas del prodigioso río Estige Buscándose en su propia entidad y en el sentido que le permitirá un día emerger dios La soledad es un abismo y atesora una paz preciosa! Soy poeta y canto arriesgo la Vida Si la voz reprimida enfada Canto, canto y canto más todavía y no enlazo 7
  8. 8. 7 TIERRA Amo la Tierra De las entrañas al infinito Y sus arabescos En conflicto Divinamente pintados En acuarela. 8 CAMPOS DESCONOCIDOS Poseo paisajes internos. Vuelan libres y ruidosos los cuervos de Van Gogh sobre los campos de trigo. Me acosa cierta añoranza de lo no vivido. Los ríos, siempre nuevos a los ojos de Heráclito, a mí me producen aburrimiento. Existen, hasta ahora, en mis confines, canyons, mangles, bosques y cercados, por donde caminan los lobos, sus crías, y otros animales. Este espacio es equívoco, a veces me da miedo. también abundan los peñascos, el cielo es azulado, se siente placer, dolor, hambre, amargura, hay historias indecentes y libros que no oso leer. 8
  9. 9. La Muerte, tierna, distinguida, mora bien cerca de todos mis baldíos es posible oír el sonido bronco de su risa. Hasta donde la vista alcanza quiero llegar, incluso ir aún más lejos. Quiero explorar ese territorio desconocido. ¡Soy nómada! De ese mundo sé poco, aseguran que es mío, pero lo dudo, solamente me pertenece el polvo de los zapatos, traído de las tierras recorridas. Cuento con la buena disposición de la memoria que no me deja olvidar las alegrías ni las desgracias vividas. Acaso sea ella la causa, o ese el motivo, de que aún esté yo aquí, así, soñando con el engaño de la unidad. 9 ASUNTOS POÉTICOS ¡Oh, Dios! ¿Qué dolor es ese, que partiendo de un lugar que desconozco, viene a alojarse aquí dentro, haciendo de mi pecho cuna, celda, camposanto? ¿Quién me legó ese sino que insiste en presentarse antes aún de haberme hecho: 9
  10. 10. antes del embrión, del yo y del deseo? Mi inconveniente: No ser otro y tantos y tantas. Mi suerte: Estar ocioso, ser extranjero, un extraño incluso para mí mismo. ¿Por qué me maravilla el espectro de la esperanza? Espíritu que aviva las Aguas, y crece verdes los bosques, me extravío en el desierto, mi único refugio son las grutas frías, ¿Qué hago con esta congoja inexplicable? El alma canta en el momento al dolor, La lira no la acompaña. La mirada del animal me enternece, Así como la invisibilidad de lo marginal, El hambre del otro, El hambre que se agita dentro del cuerpo. Hay hambre al doblar la esquina. Recuerdo el árbol que no dejaron vivir, Y siento... El cemento cubre toda la ciudad, Desuella mis pies. Los pájaros pierden el colorido en la distancia. Oigo el grito de un bonsái: —Déjenme crecer! Ya no aguanta 10
  11. 11. Ser podado, sujetado... Y los ignorantes aducen , aseguran que las mutilaciones Son (de) amores. Amor de qué? De quién? ─ Todo en nombre de la estética! El bonsái nunca será un árbol frondoso, Nunca será lo que debiera haber sido. ¡Pobre planta! Igual que otros muchos seres Se somete a un destino trazado por manos habilidosas. Existirá compasión en eso? Hay personas que creen en el pecado, En el cielo, en el infierno, en Papá Noel. Hay personas que rezan para librarse de un día lluvioso Y claman: —Señor, Señor... Por esas personas lloro Lágrimas ácidas, Aún creyendo que no lo merecen, Aún sin querer! Soy poeta y todo eso me agujerea, Incontables y desconocidas sensibilidades. Muchas cosas escapan a mi entendimiento. 11
  12. 12. 10 NICARAGUA Dedicado a los amigos poetas nicaragüenses En Nicaragua, las noches estrelladas Son una pintura de Van Gogh. ¿Qué sortilegio ligó mi corazón Al de Momotombo? ¿Qué nostalgias portuguesas canté En las islas de Cosibolca? La energía poética colorea la sangre De ese pueblo alegre y sufrido Que no calla ante la opresión y trabaja Declamando “Lo fatal”, de Rubén Darío. En la plaza de Granada las muchachas ofrecen Manzanas de oro y guayabas de plata. La fe condujo mis pasos a la catedral de León. Lloré, sonreí y Celebré como si fuese leona o Quetzalcoatl, la serpiente emplumada. 11 FANTASMAS DE LA ESPERANZA En memoria de Paulo César Vinha. Dejemos a Dios quieto y vendimiemos las viñas de nuestra ira. Suenen las trompetas despierten las liras pues, no existe un cielo además de este que 12
  13. 13. conocemos y contaminamos. Hombres, ¿hasta cuándo la tierra será inundada con la sangre de vuestros hermanos? ¿Hasta cuándo morirán indios, negros, mujeres, niños, bastardos y desempleados, y la contratación de otros seres degradados? ¿por qué no somos capaces de percibir que el rostro desfigurado del hombre y de la mujer sin nombre, sin casa y famélicos es mi rostro y vuestro rostro, es nuestro rostro? Por qué no aceptamos que ese hombre y esa mujer son, también, la flor que arrancamos, el animal que asesinamos, los árboles que dejamos abatir… ¿Hasta cuándo el cuchillo y el disparo silenciarán las voces más esclarecidas? Y que en el espacio de los árboles se planten las sombras de esas existencias olvidadas. Murieron Paulo César Vinha, Chico Mendes, Maria do Espírito Santo, Dorothy, hermana querida, murió José Cláudio Ribeiro da Silva, defendiendo los castaños y nuestra humanidad. Muchos otros partieron también traicionados por los suyos. Ejército de vencidos que se levantará un día aún más fuerte, pues existen cosas que no se pueden matar: 13
  14. 14. ¡La Fe, la Esperanza, la Rebelión, la Justicia! Es hora de inspirarnos en los espectros de la esperanza, para que las generaciones futuras puedan descansar, tener aire, agua, espacio de existencia. Nosotros nos perdemos en el laberinto de la modernidad ourobólica, construida con armas tecnológicas. No tenemos, pero, seguimos buscando alguien o algo que nos salve de nosotros mismos. 12 GUERNICA HOY Suavízame este dolor! Enjuga la sangre que gotea y corre, Ensuciando la tierra, el agua y la flor. ¡Anula la fuerza del imperio de la agonía, libérame del miedo de esa corte maldita consagrada a la fantasmagoría y al oprobio! Malestar que colma y excede al tiempo que me alcanza y aparento, aparentas, aparenta que no la tenemos. Letargo inculto, ni pan ni circo. Guernica se renueva: Irakes, Palestinas, Brasís, tsunamis, maremotos, terremotos Haitís, favelas, esquinas y plazas 14
  15. 15. Instituciones cicateras. Nada encontramos, tenemos o queremos, ¡ni vientos, ni brisas, ni Paz! ¡Recelamos! ¡Nos estremecemos! ¡Confórtame del grito prisionero en las entrañas! ¡Libéralo! Une los fragmentos de esa tragedia principal, ajena, sin nombre, sin rostro, sin norte. Denuncia el poder pulverizado que hace llover sangre. Apacíguame ese dolor que hiede, anestesia y tiene el gusto de la muerte. 13 CAMPO COMÚN Nada nos es ajeno, amigo, Hay en nuestro interior un amor sin límites el odio de los asesinos los hechos de los santos la cobardía de los bandidos. La polvareda de la primera estrella y vestigios de las aguas: del gran diluvio del mar de Galilea del río Benares del Tietê del mar japonés imantado por la radioactividad. 15
  16. 16. Un mundo caótico ilusionado Por imágenes edénicas Nos propone viajes Ilusorios y paradisiacos. Se encuentran en la médula de nuestro ser la vid vino y pan la cena íntegra, y santa el odio el perdón todo eso compartimos Sin embargo, lector, siento, en mi interior, una inquietud que ignoras: la fascinación de estar viva contemplando la belleza bruta y noto el deseo incontenible de abrir pétalos, cual rosa mística, en el corazón del Cristo. 14 CANCIÓN PARA FRIDA KAHLO Quiero abrazar tu desamparo. Ser tu simétrica melliza y además Otra. Quiero ampararte entera, partícula a partícula, corrigiendo tus carencias irreparables. Me delatas con imágenes: dolor, hiel y dulzura. 16
  17. 17. Cae la máscara, redimida, mi alma respira libertad. Puedo ser sencillamente esa y otras. Palpar de forma epifánica y virtuosa la capa de santidad, en el azul turquesa de tu paleta incolora. Tus objetos preciosos: collares, anillos y sueños de jade, tus vestidos largos, avolantados, dispersan flores de espectacular atractivo. Cuerpo frágil se metamorfosea en color exaltado, turbadora acuarela, con imágenes de tierra y de cielo. La feminidad de los trazos despierta sensaciones tornadizas, diversas imágenes que me reflejan ad infinitum. En ellas, me acepto y me recupero, lágrimas y sonrisas. Quiero abrazar tu desamparo, ¡sí! admitiendo el dolor que mora dentro curando las llagas de la melancolía y permitiendo escapar, rescatando las amarguras y los sueños que no viví. 17
  18. 18. 15 EL GRITO DE LA ROSA Puede que no escuches mi voz! A diario ves cuerpos mutilados, Niños hambrientos, Mujeres violadas, Y crees que todo es ficción. En la representación la sangre es salsa de tomate, Las heridas no duelen, Las lágrimas son gotas de agua dulce, Y la rabia, el odio y la intolerancia Pertenecen al teatro, están vacías. Mis versos te incomodan, sí! Te sacan del área protegida, ES por amor! Lo hacen por amor... Para que abras los ojos y percibas La realidad desnuda, cruda, indecente, Fuera de cualquier fingimiento. Mira, la sangre es de verdad, El dolor es lacerante, El miedo se hace oscuridad y Las lágrimas arden y queman, Mientras resbalan como ácido por el cuerpo. En mi insignificancia grito tu nombre, Para que despiertes del letargo. Y veas a Edipo cruzando la calle, A Yocasta pelando patatas y Comprendas que nosotros y los otros, En este mundo que se torna cada día más pequeño, Si no tuviéramos un mínimo de esperanza, 18
  19. 19. Delinearíamos conceptos nuevos, E insólitos para lo trágico. 16 LA VIDA Y LA MUERTE Triste, flor brotando, en una angustia inútil! Siempre de la vida – el mismo incomprensible mal, Y el corazón – la misma llaga abierta! (Florbela Espanca) Quisiera ofrecerle rosas, pero uno a uno retiré los pétalos fervorosamente gozando. Observe mis manos heridas, igual que mi corazón, henchido de dolor y oportunidades. Tierra, dame cobijo! seduje a la noche, saboreé alboradas, mi carne palpitante, ávida, esperando el banquete... Embellecida con raíces, revestida de citrinos y ágatas, seré toda desorden, aceptaré de la luna su plata y, comprenderé la melodía 19
  20. 20. (portentosa y simple) que la vida y la muerte, entre misterios, guardan. 17 LA TUPINIQUIM QUE ME HABITA En recuerdo de los indios que poblaron la isla de Vitória (ES) antes de la colonización portuguesa y durante ella: y para aquellos que, aún hoy, resisten la opresión y luchan por la ciudadanía. En mi interior duerme una noche arcaica Cuyas tinieblas casi pueden palparse. Crece también una espesura densa, Donde los árboles organizan coloquios. De esa oscuridad oigo ecos de voces, susurros. Mi cuerpo se estremece con el batir de un tambor, No puedo ignorar ese ritmo que hace de mí quién soy. La sangre espiritual de un pueblo porta El registro de la historia de su resistencia. Vi chocar dos mundos. Sentí el embate de creencias y tradiciones. Vi mi tierra bañada en sangre. Descubrí el cortejo de ladrones llevándose muy lejos, Con el oro y la madera, la fe, la esperanza y la alegría… Todos esos registros permanecen dentro de mí. Habita mi profundidad marina una india Tupiniquim de cabellos ondulados y ambarina mirada. Posee habilidades para preparar ungüentos, Cura pesadumbres seculares, resentimientos, En la noche, devuelve el arrojo al guerrero. Cuando curo un pájaro que cayó del nido, O protejo a un animal como si fuera mi hijo, 20
  21. 21. No soy yo, es ella, la india de cántico dulce… Cualquier capixaba refugia un indio en su interior, Que le impulsa a oponerse a la esclavitud. Ese ente posibilita que seamos singulares, especiales… Necesitamos aceptar esa marca de Caín (salvoconducto de los libres…) Ser capixaba es ser heredero de ese pueblo luchador Es ser presencia, es ser presente, es ser lo venidero… 18 ENSAYO SOBRE LA DESPEDIDA Cuando yo no esté, definitivamente, aquí, Amado mío, cuida de mis rosales, alimenta a los gatos, a los monos, sonríe a la mañana, cuenta historias a los abetos y a los naranjos. Sonríe a la tarde y a la noche. Serán tuyos mis poemas, los libros, los mosaicos y los inmarcesibles recuerdos... el resto no importa: regala, abandónalo... El resto no importa. 21
  22. 22. La vida es apenas un soplo, cuando nos demos cuenta ya será otoño...el invierno llegará soterrado llevándose todo aquello que no supimos concretar. Mientras esté aquí, Querido mío, ámame sin medida, hazme reír, deja huellas de tus manos, de tus brazos en mi cuerpo, sírveme un petit gateau. Haz que rían todos los poros de mi piel. Ahora y siempre te ofrezco esa llama inconcreta e indefinible que se agita dentro de mi pecho; ese sentimiento candente y dominante llamado, pura y simplemente: AMOR. 22
  23. 23. 19 MI POEMA Mi poema es deseo y es ansia... Es la voluntad fervorosa de unir mi abierta boca a la boca del mundo en un beso. 20 MI POEMA II Luces en el cielo, estrellas que tal vez no existan ahora allí, y solo son vestigios de su brillo. Pero no me importa, incluso las estrellas muertas polvorean mi corazón. Esperanza? No me importa, tampoco, ese tiempo ceniciento y plúmbeo, descreído, como si todos los pecados del mundo hubieran desvanecido, borrado el azul, desterrado a los pájaros... Importa, sí, el momento, la vida, el corazón que palpita, el cuerpo que vibra, a pesar del dolor, del dolor dolorido... y del miedo! 23
  24. 24. Mis poemas son, todos mis poemas, poemas de amor: poemas surco, poemas vientre, poemas hambre, poemas brazos de mujer esperando a su hombre, poemas maternos defendiendo a los hijos. 21 EXILIO En el Mar de la indiferencia Condenada al exilio, Soy Capitán de esperanzas Mi pena navega, Vagabundea mi alma. E n el Océano habitado Por letras, acentos y velas, Descubro la hoja en blanco. Tierra firme donde la palabra, Insurgente y libre, progresa. 24
  25. 25. 22 MUNDO ISLA, ISLA MUNDO Dedico este poema a los jóvenes sublevados de la Tierra! No mutilen a mis hijos, buitres de los campos teñidos de sangre, gusanos nutridos de cadáveres durante siglos, ¡cobardes! No mutilen a mis hijos que, cansados de errar sedientos y hambrientos, exigen el agua de la Justicia y el alimento de la Verdad. Mis ojos que han visto casi todo en este mundo Isla, en esta Isla mundo, aún se asombran, aterrorizados, desangrados por la sinrazón: La imagen pavorosa de la Justicia ciega fornicando con monstruos para engendrar Quimeras, Demonios y Súcubos. 25
  26. 26. 23 BÍFIDA Mi lengua Señala direcciones opuestas. Se desangra deseando Explicar el mundo Ser la voz de quien no la tiene, del animal, de la planta, Mi lengua pretende todo! ¿Ansiedad? Al reencontrar en la poesía El eslabón perdido Quiere reunir para siempre Todo lo que se fragmentó Incluso yo estoy entrelazada. Qué riqueza de utopía, Qué locura más santa: Desenredar los hilos del pasado Lanzando sobre el futuro una red De esperanza y, Sobre el presente, luz. Toda yo soy lengua y ojos. Deseaba tanto tener una mirada inaugural, Ser la mujer que canta y baila, Olvidar que Orfeo descendió a los infiernos; Que Circe quedó desolada, sin su Ulises; Que Dante nunca poseerá a Beatriz; Que vamos a morir todos sin remedio! 26
  27. 27. Ah! si no hubiera injusticia... Yo podría ser feliz como el animal que Extrae de la vida lo mejor. Vamos a escuchar, en el silencio, la melodía esencial? Cada interrupción estaría cuajada de posibilidades. Ah! si yo pudiera conjurar la salud Legitimar la alegría... Hallar satisfacción en las cosas simples Pero todo mi poder no alcanza! Únicamente levantar castillos con palabras, materializar torres, bosques, dragones, carreteras... Fantasear, pasarlo bien con los cuentos de hadas. Si las palabras son mi única fortuna, Haré con ellas lo que nadie puede hacer: Milagros. Lo prometo: me esforzaré lo imposible para que la muerte No nos sorprenda! No busque la felicidad. Alegrémonos ahora mismo, Antes de que las luces se apaguen, Antes de que el día amanezca, y los sonidos De nuestros sueños callen. Seamos felices (por casualidad) ahora! Ostras originando perlas fastuosas Experimentando las delicias del dolor, Gozando, fóbicos, del miedo. No podría llamarse a eso AMOR? 27
  28. 28. 24 MADRIGUERA DE PALABRAS No se equivoque: soy una serpiente, le morderé un pie. No le salvará el antídoto ni le protegerán las botas. Soy aquella que, sin aviso, aparece, dibujando arabescos, en el aire, en el suelo... meciendo sus días (de soledad), con el tintineo de mi cascabel. La voluptuosidad, expresión santa del amor que siento, rastrea... es pariente cercana. Nos poseemos, vehementes, pero desengáñese: soy una cobra. No espere el Paraíso, disfrute el dulzor de la caída al fin y al cabo, la belleza irracional esconde siempre en su interior algún disgusto. 28
  29. 29. 25 RESIDUOS Ah! mi tosquedad, soy corteza gruesa del árbol milenario, más allá de la belleza sé, como nadie, arañar, herir, desangrar... Fui proscrita de las aldeas tecnológicas, Caín sin el menor arrepentimiento, poeta expulsado de la polis por originar tumulto y declamar palabras subversivas como amor y libertad... Errante, voy por los caminos recogiendo los despojos de la guerra, objetos despedazados entre escombros: residuos de mi soledad. 26 CONTRA EL HIMNO, CONTRA TODO Anda! sal de ahí! vete fuera! Arranca la mitra florida de las sienes y del rostro el mohín de Monalisa. muerde al sapo rectifica la historia enmienda los cuentos de hadas y sus finales felices hipócritas. Sé feliz hoy! 29
  30. 30. despierta! Vete! Corre! Lárgate! Inmediatamente! El príncipe no vendrá a besarte, respira hondo, llena los pulmones, fantasea con una aureola de gloria y, vanidosa, corónate para deleite de tus súbditos: serpientes y bestias. 27 HYBRIS Dionísio nasceu duas vezes, Eu também! Elevada das ondas, Emergi vestindo prata e rubi: Habitei o templo da luxúria, Bebi sonhos, Me alimentei de ternura, O Sol se curvou por um momento O tempo sorriu para mim. Uma inundação destruiu as cidades, Vaguei pelas montanhas, sozinha, Cumpri um ciclo de duzentos e sessenta dias, Transitei por mundos ignorados. Abracei, com amor, os corpos celestes, Reencenei a criação do mundo, 30
  31. 31. Tudo era simples e profundo, Um universo inacessível e piedoso Estava próximo das mãos. Vi uma imagem refletida Na superfície dolente de um lago, (Era a minha). Adquiri habilidades: Me disfarço, Me misturo, Posso até desaparecer... Ofendi a ordem natural dos homens, Mal que quase me matou. Vivo agora em uma torre de vidro Erguida no mar, É desse lugar que canto, É desse lugar que envio dádivas ao mundo. 28 QUÉ ES EL AMOR? Qué es el amor, Tatá? Un poco de vino en la copa, Que sorbemos desesperados... Pensé que la vida estaba hecha de rosas, Que habría siempre una cama abierta (Con sábanas de raso) Que las manecillas del reloj serían testigos de nuestro amor soñado... 31
  32. 32. Papá, pero qué es el amor? El mito de la eterna felicidad, Júbilo y oro derretido, o Un Hombrecillo volátil e inoportuno, Atormentándonos con flechas llameantes, Como un tábano rondando la carroña? Voy a decirte lo que pienso del amor: ES todo el sarcasmo del mundo reunido, (Oigo las carcajadas cósmicas) Una conspiración de la naturaleza, Un fado triste y bello que brota De la boca de una viola portuguesa. El amor, Tatá, es el conjunto de los libros Que reuní en mi propia biblioteca. Libros que deseo ora esconder, ora compartir. Cuando yo me haya ido del todo, Quien los leerá, mi amor? No me importa! Mis libros permanecerán para que nadie, Absolutamente nadie, se olvide de mí! Estaré viva en cada página, en cada letra. Amar, amar y amar…: En el principio era el verbo... 29 GUERNICA II No maten, no maten a los toros, son hijos mío, todos ellos, todos, todos... 32
  33. 33. No maten a mis hijos porque me matan con ellos y, también, muero! Rompí en llanto al ver el Guernica, lágrimas acumuladas que no eran solo mías. Sufrí el dolor y el desespero concentrados, fundidos en uno. Espantoso molde, monstruo tan humano, fratricida sanguinario, ser que no muere, dormita apenas de vez en cuando. Guernica de nuevo: España, Portugal, Brasil, Egipto, Palestina, Siria, Marruecos, Francia, Italia, Argentina... Presencié el intento de resucitar el fascismo obra de jóvenes glorificados por los herederos de Hitler. Oh! Dios, ¿qué nos ocurre? ¿Adónde vamos a parar? ¿Es que no vamos a parar? ¿Seremos capaces de revivir 33
  34. 34. (Los días) con clemencia y esperanza? La nave del mundo parece ir a la deriva, se quebró el timón, ¿hasta dónde iré con las palabras? ¿Hasta dónde me llevarán los pies cansados? Quise hacer nido de mis brazos para proteger Madrid, alimentarlo en mi seno y adornar mi cabeza con las vieiras de Santiago de Compostela. En mi sueño acaricio el corazón de esta tierra para extirpar la violencia. No den muerte a los toros, son mis hijos, todos ellos, todos, todos... No maten, no maten a mis hijos que si los matan, muero! Las campanas de las iglesias anuncian el nacimiento de un salmo 34
  35. 35. 30- TURBACIÓN Canta sobre mis quebradizos huesos para que yo renazca luminosa y sin trabas. Préstame tu carne viva, tu sangre vigorosa. Permite que mi rostro florezca en la calma impaciente de tu esperanza. Es ajena mi alma: azul y blanca. Blanca, blanca y azul, celeste y blanca. Deseo, con todas mis fuerzas deseo ser agua del río que asciende por la ladera reseca de la montaña. Plena, conjugada, así renacida seré el fruto de tu amor Esplendente y plácido. Canta sobre mis huesos para que todos los ciclos se cierren y se alineen los astros. 35
  36. 36. Baña con tus lágrimas mi boceto rasgado. Seré arcilla, cobre maleable, América indígena, piedra rodada, árbol reverdecido, manantial fluente. Fiera indomable. No me poseas, cinceles o cultives. Déjame así: intocada. Esencia, pura esencia. Y prometo tierra fecunda acogerte amorosa en mi seno cálido. Libre. 31 BRASIL Brasil, mi Tierra, mi Amor. Allá donde voy, vienes conmigo en el cimbreo de mis caderas que bambolea al son de tu acuarela, en las ondas del cabello que semejan estambres de agua dulce deslizándose por los manglares. 36
  37. 37. Mis ojos son los del guacamayo que irrumpen en los bosques como las flechas inflamadas de Eros. Son, además, los ojos del tigre, del mono capuchino, del gato montés, del lobo guará, del pez buey, del carpincho, de la serpiente cascabel, de las hormigas, del oso hormiguero (tu portaestandarte). Tus montes, cerros y acantilados son mi carne, mi cuerpo de mujer: Nos desangramos! Es nuestra esa herida provocada por la especulación, por el soborno, por la carencia de cuidados y de amor. Mi tierra, qué dolor, cuánto quejido! Los navíos negreros aún surcan las aguas turbias, son espectros en el espacioso océano, sus apariciones son casi tangibles. Una parte de mí está encadenada en la bodega hedionda, sigue la progresión del rapto sintiendo el desgarro de África, fantaseando con la libertad. Escucho los gritos de espanto, las súplicas de socorro 37
  38. 38. de mis hermanos Guarani Kaiowa. Los ávidos de lucro quieren abrasarlo todo! Quieren devorar la selva, diezmar centenares de etnias, con sus lenguas múltiples, y la diversidad de sus costumbres y tradiciones. Quieren transformar en humazo, hoy, nuestro mañana. Nos oponemos! Lloramos, entonamos himnos de guerra y luchamos con arcos y flechas. (combate desigual e inicuo). Nuestros pies, magullados en el atropello merecen descanso! Nuestras manos, tejedoras de humanidades, merecen respeto! En este preciso momento una criatura mama de mi seno: una niña llamada Esperanza. Yo canto en voz baja, tarareo apenas soy chamán: conozco plegarias y rogativas, preparo ungüentos, elaboro aljabas, lanzo maleficios a los siete vientos, mi lengua cura y segrega venenos. Mi corazón es un brasero que, 38
  39. 39. arde de amor: fuego sacro! El cielo estrellado de mi tierra tintinea dentro de mi boca! Voy a defender la memoria viva de tus pueblos! Cuando palpo tu faz (como un invidente) tratando de conocer tu fisonomía, mi tierra, me busco en ti: necesito conocer la raíz de la planta que soy, comprender los fundamentos de mis hojas, frutos, y flor… ¿Cómo cantar esta brasilidad? Dejo que los pájaros lo hagan por mí, el viento silbará tu himno. Esa bienaventuranza abrasadora orgullo matrio que ilumina mi pecho va más allá de satisfacciones y sufrimientos, es pasión, piedra luna: refleja muchos colores y resplandece. Donde estoy estás conmigo, Brasil, mi tierra, mi amor. 39
  40. 40. 32 EL HIJO te amo tanto, ente demente y ambiguo, nacido de un parto a la inversa. te lanzaste desde el cosmos hacia el interior de mi útero, mamaste mi leche sin chupar los pechos, recibí tus mensajes cifrados (en código morse o monster, no sé). tu presencia acunaba mis días aunque te hayas formado en mi opacidad, eres el fruto de mi sueño. Buscaste alimento en el líquido denso, (charca de mi condición material) devoraste mis óvulos (tus hermanos) anudaste mis trompas sorbiste el nutriente bruto, obscuro y viscoso de la matriz, rompiendo los límites de mi feminidad. mira, amigo, soy la madre de esa especie insólita, ser que desea transformar el mundo, en cuanto se harte de mis entrañas. hijo,(obra mía y de esa cosa roma) si yo pudiese ampararte si fuera capaz de relegar el dolor el miedo y ser para ti un nido, lo haría! pero, no puedo ser todo! entonces, nace! haz como todo el mundo! llega hacia fuera! Si no puedo concretar todos tus sueños 40
  41. 41. (utópicos, mundanos, sublimes) puedo dejarte libre! Puedo parirte como indica el figurín (con sufrimiento y fatiga) Vete! has de saber que hay vida fuera de mí libera ese espacio pequeño y moldeable capaz de contener el vacío y el universo. 33 VINO AMARGO Hoy recíbí un NO rotundo, que me dejó recia como un toro ibérico, aguerrida como un león rampante. Saboreé cada letra de la pecaminosa palabreja con delicadeza, elegancia, sin ceder un ápice de las buenas maneras: vino amargo en copa de perfección baccarat. Me acordé de mis hermanos escritores que, antes de mí, soportaron el mismo agravio: Proust, Joyce, Stephen King, el amigo atraído por los gatos, Edgar Allan Poe... Desdichado de aquel que desdeña el dulce sabor de estimular, no sintió en el cielo de la boca la textura tierna de la cortesía, ignora el poder de la colaboración social... continúo tan lozana y mis cabellos son casi de oro! Entrego a todos mi cariño y prometo seguir intentando 41
  42. 42. encontrar una editora. 34 EN EL CORAZÓN DE MADRID... En el corazón de Madrid hay una llaga abierta ¿Quién es usted para oponerse a la tradición? ¿Quién es usted para juzgar nuestro modo de vida? ¿QUIÉN ES USTED? Yo soy el DOLOR, el DESAMPARO, la PURA INDEFENSIÓN. Soy el animal que ES usted y usted desprecia, soy su humanidad frustrada y fragmentaria. Soy el TORO humillado en la arena, y además engañado, torturado, ANIQUILADO de forma COBARDE CRUEL Y SANGRIENTA. Ese soy YO, pero, ¿Quién es usted? 42
  43. 43. RENATA BOMFIM (21/11/1972) nació en la Ilha de Vitória, capital del Espírito Santo, Brasil. Poeta, artista plástica, activista social y ambiental del Mostero Zen Morro da Vargem (Iburaçu/ES), la escritora es Mestre en Letras y, en la actualidad, desarrolla una tesis doctoral en la que dialoga con las poéticas de Rubén Darío y Florbela Espanca. Miembro de la Academia Feminina EspíritoSantense de Letras. Tiene publicadas las obras Mina, Arcano Dezenove y su tercer libro de poemas, Colóquio das árvores, está en imprenta. Autora del blog literario Letra e Fel: www.letraefel.com “Pienso que la poesía es un medio para tantear lo inabordable, una palanca que nos impulsa a la superación, un elixir capaz de curar variados males, un camino que nos lleva hacia donde debemos ir, aunque no sepamos dónde está. Poesía es resistencia, es compasión, es esencia y presencia del vasto corazón del Cristo Cósmico y aproximación a nosotros mismos en nuestra propia divinidad” (Renata Bomfim) 43
  44. 44. TRADUTOR: PEDRO SEVYLLA DE JUANA (16/03/1946) Pedro Sevylla de Juana nació en Valdepero, provincia de Palencia. Publicitario, conferenciante, traductor, articulista, poeta, ensayista, crítico y narrador; ha publicado veintitrés libros y colabora con diversas revistas de Europa y América, tanto en lengua española como portuguesa. Trabajos suyos integran seis antologías internacionales. Reside en El Escorial, dedicado por entero a sus pasiones más arraigadas: vivir, leer y escribir. www.sevylla.com 44

×