O slideshow foi denunciado.
Utilizamos seu perfil e dados de atividades no LinkedIn para personalizar e exibir anúncios mais relevantes. Altere suas preferências de anúncios quando desejar.

Defectos Cierre Tubo Neural

57.131 visualizações

Publicada em

Publicada em: Negócios, Turismo
  • Entre para ver os comentários

Defectos Cierre Tubo Neural

  1. 1. Defectos del cierre de tubo neural<br />
  2. 2. Generalidades <br />El tubo neural se fusiona de los 18-26 días<br />Es la segunda causa de defectos congénitos, luego de las cardiopatías congénitas.<br />La falla en el cierre puede conducir<br />Anencefalia<br />Encefalocele<br />Espina bífida oculta<br />Espina bífida<br />
  3. 3. Definiciones<br />Espina bífida:<br />Malformación del tubo neural que presenta variaciones<br />Desde el tipo oculto sin hallazgo hasta la columna vertebral completamente abierta con incapacidad neurológica grave y muerte. <br />Meningocele: el saco que protruye puede contener meninges<br />Mielocele: el saco que protruye contiene médula espinal y/o raíces nerviosas <br />
  4. 4. Definiciones<br /><ul><li>Mielomeningocele:
  5. 5. El contenido herniario es la médula y las meninges, la médula forma una placa y las meninges quedan reducidas a la piamadre, delante de la médula.
  6. 6. El LCR empuja a través de la dehiscencia ósea.
  7. 7. Este tejido nervioso esta en contacto con una zona intermedia, una membrana fina, llamada epitelio de transición
  8. 8. Cuando no existe esta membrana el tejido nervioso está en contacto con la piel. (favoreciendo el riesgo de infección y daño del sistema nervioso central). Suele abarcar de 3 a 6 segmentos vertebrales.</li></li></ul><li>Mielomeningocele<br />Masa química formada por la médula espinal, las meninges y o las raíces medulares <br />Acompañadas de una función incompleta de los arcos vertebrales que se pueden localizar en cualquier sitio a lo largo de la columna vertebral los pacientes que sobreviven<br />Defecto más frecuente <br />
  9. 9. Epidemiología <br />Afecta a niños y niñas en una proporción casi igual<br />En Estados Unidos<br />Nacen cada año alrededor de 2500 niños MMC<br />Tasa de 6 a9 por 10000 nacidos vivos. <br />Del 70% al 90% nacen en familias donde no existe ningún antecedente. <br />Del 10% al 20% tienen antecedentes de factores hereditarios, genéticos o ambientales. <br />Es más frecuente entre la población hispana y los blancos de origen europeo.<br />
  10. 10. Epidemiología <br />En nuestro país la tasa va del 8 al 9.4 por 1000 nacidos vivos. <br />La Secretaria de Salud reporta 1414 casos de defectos del tubo neural en el año 2000. <br />Entre el 50 y 70% de estos casos se podrían haber evitado si la madre hubiera consumido suficiente ácido fólico antes y por lo menos en el primer trimestre del embarazo. <br />Esto contrasta con los países desarrollados donde se ha observado que la incidencia de los DTN ha disminuido considerablemente debido a la utilización del diagnostico prenatal y a la administración de ácido fólico. <br />
  11. 11. Etiología <br /> <br />En la mayoría de los casos es multifactorial<br />Se han asociado diversos factores de tipo ambiental y genético <br />Genético: <br />Riesgo de tener otro hijo con MMC se incrementa del 2 al 5% después de haber tenido un hijo con esta patología.<br />
  12. 12. Etiología <br />Ambiental: <br />Carenciales: deficiencia en vitaminas como ácido fólico y zinc.<br />Químicos: el valproato de sodio (anticonvulsivante) durante el 1er trimestre del embarazo, se ha visto, incrementa el riesgo.<br />Metabólico: enfermedades como Diabetes mellitus se han visto asociados al MMC.<br />Térmicos: el incremento de la temperatura corporal por fiebre, baños calientes, Temazcal, sauna, (superior a 37º) en el inicio del embarazo.<br />
  13. 13. Etiología <br />Otros: <br />Edad materna menor de 20 o mayor de 40 años. <br />Período ínter genésico menos de 1.5 años<br />Bajo nivel socioeconómico y educacional de la población.<br />
  14. 14. Embriopatología<br />
  15. 15. Alteraciones asociadas<br />Parálisis sensitivo-motora de grado variable a nivel de extremidades inferiores<br />Incontinencia de esfínteres<br />Anestesia perineal<br />Parálisis fláccida y arrefléxica<br />Deformidades músculoesqueléticas de los miembros inferiores<br />Pie equino varo<br />
  16. 16. Alteraciones asociadas<br />Luxación de caderas<br />Vejiga neurogénica<br />Colon espástico<br />Mayor riesgo de infecciones urinaria<br />Reflujo vésicoureteral<br />Hidronefrosis <br />Fracaso renal:constituye el principal factor de morbimortalidad en estos niños<br />
  17. 17. Alteraciones asociadas<br />Hidrocefalia: 80%<br />Una de las principales causas de muerte en los primeros años de vida.(2)<br />Síndrome de Chiari tipo II:<br />Herniación de estructuras de la parte más baja del cerebelo (las amígdalas cerebelosas ) y el tronco cerebral a través del forámen magno de modo que algunas partes del cerebro alcanzan el canal espinal engrosándolo y comprimiéndolo. <br />
  18. 18. Diagnóstico<br />Actualmente el diagnóstico puede realizarse de manera prenatal y postnatal.<br />PRENATAL:<br />Ecografía:<br /> Se recomienda realizar un ultrasonido de rutina a toda mujer embarazada a las 16 semanas de gestación, ya que se puede diagnosticar ausencia de los arcos posteriores de la columna vertebral.<br />
  19. 19. Diagnóstico<br />PRENATAL<br />Amniocentésis para la detección de Alfafetoproteína (AFP) en líquido amniótico; niveles altos de AFP se correlacionan con DTN. <br />Tamiz químico: la detección de AFP en sangre materna, también es posible realizarla actualmente. <br /> <br />
  20. 20. Diagnóstico <br />POSTNATAL:<br />Exploración clínica completa, <br />Permite el detectar una tumoración <br /> quística a lo largo de la <br /> columna vertebral<br />Mayor frecuencia a <br /> nivel lumbosacro.<br />
  21. 21. TRATAMIENTO<br />Disminuir la incidencia con la administración de ácido fólico <br />Dosis de 400mcgr por día en pacientes en edad reproductiva.<br /> Tres meses antes del embarazo<br />Durante el 1er trimestre de gestación. <br />En mujeres que ya han tenido hijos con DTN se recomienda duplicar la dosis (800mgrs).<br /> <br />
  22. 22. Tratamiento<br />Manejo inter y multidisciplinario con la participación de médicos especialistas y personal paramédico. <br />Antes de llevarse acabo el tratamiento pre y postquirúrgico se realice una valoración integral que determine: <br />Nivel neurológico de la lesión<br />Desarrollo psicomotriz<br />Malformaciones asociadas<br />Evaluación psicosocial y económica<br />
  23. 23. PLASTIA DE LA MASA O TUMOR<br />Debe de realizarse dentro de las primeras 24 a 48 hrs después del nacimiento<br />Finalidad de liberar a la médula espinal y colocarla en su sitio normal<br />Ésta debe ser cubierta con músculo y piel. <br />La cirugía temprana ayuda a prevenir el daño adicional que sufren las raíces nerviosas ya sea por infección o trauma. <br />Sin embargo el daño a las raíces nerviosas que ya ocurrió no puede ser reversible y la parálisis de las extremidades así como las alteraciones de vejiga e intestino permanecerán presentes de acuerdo al daño previo.<br />
  24. 24. Tratamiento postquirúrgico<br />Se debe dar un programa de terapia física de enseñanza a los padres para prevenir secuelas y deformidades. <br />Algunos estudios han demostrado que el 70% de los niños afectados serán capaces de caminar con o sin ayuda de aparatos ortopédicos (muletas, ortesis), el resto utilizará silla de ruedas.<br />
  25. 25. Objetivos del tratamiento integral <br />Estimular el desarrollo psicomotriz. <br />Mejorar la calidad de vida. <br />Involucrar a la familia en el tratamiento. <br />La prevención de complicaciones (manejo de vejiga e intestino neurogénico, cuidados de la piel) y deformidades. <br />
  26. 26. Terapia integral para la deambulación o uso de silla de ruedas. <br />Tratamiento quirúrgico para la corrección de las deformidades. <br />Asesoramiento genético. <br />Orientación sexual. <br />Objetivos del tratamiento integral <br />
  27. 27. Siringomelia<br />
  28. 28. Definición<br />Cavidad intramedular llena de líquido cefalorraquídeo<br />La génesis es diversa, pudiendo dividirse en tres grupos:<br />Cavidades debidas a alteraciones de la circulación del LCR<br />Derivadas de fenómenos atróficos medulares <br />Secundarias a neoplasias.<br />
  29. 29. Relacionadas a alteración de circulación de LCR<br />Siringomielia comunicante<br />Obstrucción al flujo de LCR se sitúa en la salida del IV ventrículo<br />La cavidad intramedular es continuación de una dilatación generalizada del sistema ventricular, actuando como un &quot;V ventrículo”<br />
  30. 30. Relacionadas a alteración de circulación de LCR<br />Siringomielia no comunicante <br />Obstrucción es a nivel o por debajo del foramen magno.<br />Malformación de Chiari<br />Postraumática<br />Postmeningítica<br />
  31. 31. Cuadro clínico<br />La mayoría de los casos comienzan a dar síntomas y signos clínicos a partir del inicio<br />de la tercera década de la vida<br />Tendencia a presentar un curso progresivo.<br />El cuadro clínico típico:<br />Hipoestesia con disociación termoalgésica, que viene dado por la presencia de una cavidad centromedular.<br />Niveles de signos y síntomas<br />Lesional<br />Infralesional.<br />
  32. 32. Nivel lesional<br />La localización de la cavidad intramedular se suele asentar en segmentos medulares cervicales, ocasionando síntomas y signos en el cuello, brazos y región torácica superior.<br />
  33. 33. Nivel lesional<br />Al crecer la actividad centromedular se afecta en primer lugar la comisura anterior, interrumpiendo las fibras que pasan por ahí: <br />Sensibilidad propioceptiva inconsciente, táctil, y térmica y dolorosa; <br />Las dos primeras presentan otros circuitos intramedulares alternativos por lo que su interrupción no produce manifestaciones clínicas<br />
  34. 34. <ul><li>Sensibilidad termoalgésica carece de esas vías alternativas por lo que su lesión producirá una anestesia térmica y dolorosa suspendida, bilateral y asimétrica en los dermatomas correspondiente</li></ul>Las consecuencias:<br />Quemaduras y heridas indoloras de predominio en miembros superiores. <br />
  35. 35. Nivel lesional<br />Signos y síntomas asociados<br />Por lo general de inicio asimétrico:<br />Dolores crónicos pseudorradiculares por afectación de las astas posteriores<br />Paresia flácida<br />Arreflexia<br />Amiotrofias y fasciculaciones en los miotomas correspondientes, por lesión de las astas anteriores<br />Anhidrosis<br />Edemas crónicos al extenderse la cavidad hacia las astas laterales<br />En ocasiones, síndrome de Horner asociado si la afectación incluye los segmentos C8-D2.<br />
  36. 36. Nivel lesional<br />Si la cavidad se extiende en sentido craneal en el interior del bulbo raquídeo, pueden afectarse los núcleos de los pares craneales más bajos dando lugar a un cuadro clínico denominado siringobulbia. <br />Las manifestaciones clínicas comprenden: <br />Atrofia lingual (XII par)<br />Disfonía<br />Hipoestesiafacial o neuralgias (V par).<br />
  37. 37. Nivel infralesional<br />La aparición de síntomas y signos por debajo del nivel medular en el que se encuentra la cavidad intramedular se debe a la lesión de los cordones medulares en el nivel lesional. <br />La vía que con mayor frecuencia se afecta es el haz piramidal, ocasionando una paraparesia espástica asimétrica, hiperreflexia y Babinski bilateral.<br />
  38. 38. La lesión de otras vías largas es infrecuente, pero hay casos evolucionados que presentan una artropatía de Charcot en caderas y rodillas por afectación de los cordones posteriores.<br />Otros signos y síntomas vienen dados por la presencia de otras anomalías como la escoliosis idiopática, la impresión basilar o la malformación de Arnold-Chiari<br />Nivel infralesional<br />
  39. 39. Diagnóstico diferencial<br />Síndrome centromedular<br />Infarto centromedular (inicio brusco)<br />Ependimoma o tumores metastásicos.<br />Los síntomas producidos por la expansión de la cavidad pueden confundirnos con enfermedades como<br />Esclerosis lateral amiotrófica<br />Compresión medular anterior<br />Cervicorradiculopatías<br />
  40. 40. Diagnóstico<br />Anamnesis y una minuciosa exploración <br />Pruebas diagnósticas:<br />Ventriculografía<br />Neumoencefalografía<br />Mielografía<br />Tomografía axial computarizada<br />Técnicas isotópicas de medicina nuclear.<br />
  41. 41. Diagnóstico<br />Resonancia magnética nuclear<br />Se visualizan las cavitaciones intramedulares como imágenes isointensas con el LCR de diversas morfología (fusiformes, filiformes, dilatadas...)<br />Demuestra si existe comunicación o no con el IV ventrículo o con el espacio subaracnoideo<br />Muestra malformaciones con las que se asocia la siringomielia<br />
  42. 42. Diagnóstico<br />Cine-RMN17 <br />Visualizar en tiempo real el movimiento del LCR en el interior de la cavidad, en el espacio subaracnoideo y dentro del sistema ventricular y cisternas cerebrales, ayudándonos a localizar el lugar de la obstrucción y a seleccionar el momento y tipo de intervención quirúrgica<br />
  43. 43. Tratamiento y pronóstico<br />Quirúrgico<br />Descompresión de la fosa posterior con colocación de una plastia de duramadre para garantizar la libre circulación de LCR hacia el espacio subaracnoideo<br />En los casos de siringomielia comunicante: taponamiento del óbex con músculo u otros materiales. <br />El abordaje de la cavidad siringomiélica se lleva a cabo mediante una derivación con un shuntsiringo-peritoneal o siringo-subaracnoideo (contraindicada en los casos de aracnoiditis).<br />
  44. 44. Tratamiento y pronóstico<br /><ul><li>La utilización de ecografía intraoperatoria sirve para delimitar la cavidad y valorar la presencia de septo para prevenir un drenaje incompleto. </li></ul>Tras la intervención quirúrgica se obtiene una mejoría clínica que con el tiempo no suele mantenerse, regresando a la situación prequirúrgica.<br />
  45. 45. Holoprosencefalia<br />
  46. 46. Holoprosencefalia<br />Constituyen un amplio espectro de malformaciones craneofaciales<br />Debidas a una anormalidad compleja del desarrollo del cerebro<br />Se deben a una falta de segmentación del prosencéfalo en los dos hemisferios<br />
  47. 47. Epidemiología<br />La incidencia varia de acuerdo al tipo de malformación<br />La ciclopía es de muy rara presentación y se estima una incidencia de 1:40.000 recién nacidos vivos.<br />
  48. 48. Prosencéfalo<br />La más grande de las tres vesículas cerebrales primitivas<br />Da lugar a los hemisferios cerebrales y el diencéfalo que incluye la neurohipófisis, el tálamo, el tercer ventrículo <br /> y el bulbo olfatorio. <br />
  49. 49. Embriopatología<br />Este proceso de diferenciación es inducido por el mesénquima precordial que se interpone entre el techo de la boca y el prosencéfalo. <br />El mesénquima es responsable para el desarrollo normal de las estructuras faciales del medio: frente, nariz, estructura interorbital y el labio superior.<br />
  50. 50. Embriopatología<br />Una interferencia con la actividad del mesénquima precordial llevaría a los defectos en ambas áreas tanto de la cabeza como de la cara.<br /> Las anomalías cerebrales son debidas a los diferentes grados de variantes del fracaso de la hendidura del prosencéfalo, con división incompleta de los hemisferios cerebrales y estructuras subyacentes<br />
  51. 51. Etiología<br />Heterogénea<br />La mayoría de los casos no se puede determinar la causa.<br />Se asocian a:<br />Trisomías 7, 13 y 18<br />Triploidías<br />Otras causas relacionadas son: <br />Infecciones virales intrauterinas<br />Diabetes<br />Ingestión de alcaloides, aspirina.<br />Pueden tener una presentación <br />autosómica dominante o recesiva<br />
  52. 52. Clasificación<br />De acuerdo a la separación del prosencéfalo en:<br />Alobar<br />Forma de presentación más severa<br />Ausencia de fisura interhemisférica, tercer ventrículo, neurohipófisis, tracto y bulbo olfatorio. <br />Puede presentar ciclopía, anoftalmia, paladar hendido y labio leporino medial.<br />
  53. 53. Semi-lobar<br />Hemisferios están separados parcialmente existiendo un solo ventrículo. <br />Puede presentarse hipotelorismo, microftalmia, coloboma, labio leporino medial, nariz chata o aplanada y ausencia de septum nasal.<br /> También puede existir un retardo mental.<br />
  54. 54. Lobar<br />Fisura interhemisférica esta bien constituida en la parte anterior y posterior pero existe un cierto grado de fusión de las estructuras.<br />El septumpellucidum esta ausente y el tracto, bulbo olfatorio y el cuerpo calloso pueden estar hipoplásicos o ausentes. <br />La cara es normal y puede presentarse <br /> retardo mental.<br />
  55. 55. Manifestaciones clínicas <br />Varían de acuerdo al tipo de alteración holoprosencefálica<br />Ciclopía (gr. Kiclos - circulo, ops - ojo)<br />Existe un solo ojo en la parte media<br />Arrini<br />Prosbócide<br />Puede presentarse hipognatia y falta de proboscídeo. <br />Ciclocefalia<br />Las dos orbitas y los dos ojos se encuentran muy próximos o fusionados. <br />Cebocefalia ( gr. Kebos- mono , kephale - cabeza) <br />La cabeza es muy parecida a la del mono por el aplastamiento de la nariz y la configuración de los ojos. <br />
  56. 56. Etmocefalia (gr. Ethmos - criba, colador, kephale –cabeza)<br />Existe hipotelorismo<br />Rudimento nasal que tiene la forma de una trompa.<br />Holontocefalia<br />Cuadro mixto de holoprocencefalia más una arrinencefalia.<br />Dismorfia menos grave:<br />Hipo o hipertelorismo ocular<br />Nariz aplanada<br />Labio leporino hendido uni o bilateral.<br />Manifestaciones clínicas <br />
  57. 57. Malformaciones asociadas <br /><ul><li>Hidrocefalia
  58. 58. Anencefalia
  59. 59. Polidactilia
  60. 60. Sindactilia
  61. 61. Sirinomelia
  62. 62. Hernia umbilical.</li></li></ul><li>La mayoría de los recién nacido mueren tempranamente y los niños con alteraciones menores sobreviven generalmente con grados diversos de retardo mental<br />
  63. 63. ANENCEFALIA<br />
  64. 64. Anencefalia <br />Es un defecto congénito del sistema nervioso central, dado por la ausencia de huesos craneales y tejido encefálico<br />Puede existir un remanente del tejido cerebral y una pobre formación del cráneo<br />
  65. 65. Se presentan en 1-2 de cada 1000 nacidos vivos<br />Parte posterior del cráneo aparece sin cerrar<br />Ausencia de huesos en las regiones laterales y anteriores de la cabeza<br />Los globos oculares suelen estar protruidos debido a un incompleto desarrollo de los huesos que constituyen la órbita<br />
  66. 66. Porción inferior de la cara normalmente desarrollada <br />Acompañada en ocasiones de paladar hendido y labio leporino<br />La cabeza del bebé presenta un aspecto aplanado debido al desarrollo <br /> anormal del encéfalo y a la <br /> ausencia de los huesos del cráneo<br />
  67. 67. Diagnóstico<br />Alfafetoproteína: <br />Los niveles anormales de alfafetoproteína pueden indicar la presencia de defectos encefálicos o de la médula espinal, o trastornos cromosómicos.<br />Ecografía<br />Amniocentesis <br />Da el diagnóstico definitivo, preciso y seguro<br />Se realiza a partir de las 12 a 13 semanas de la gestación con la ayuda de la técnica ecografía<br />
  68. 68. Tratamiento <br />No existe ningún tratamiento <br />Debido a la falta de desarrollo del encéfalo aproximadamente el 75% de los fetos nacen muertos<br />25% logra sobrevivir unas pocas horas. <br />
  69. 69. Porencefalia<br />
  70. 70. Porencefalia<br />Quiste o una cavidad en un hemisferio cerebral<br />Comunicada con el sistema ventricular y/o el espacio subaracnoideo<br />Trastorno extremadamente poco común del sistema nervioso central<br />
  71. 71. Embriopatología<br />Se extiende desde la superficie del hemisferio cerebral al ventrículo subyacente<br />Incluyendo cavidades quísticas uni o bilaterales resultantes de lesiones vasculares<br />Más frecuente: territorio de la arteria cerebral media<br />Pre o post natales por traumas del parto. <br />
  72. 72. Presentación<br />Unilaterales<br />Localización lóbulo frontal <br />Se asocian con hipoplasia arterial<br />en 85% de los casos<br />Bilaterales<br />Menos frecuentes<br />Pueden aparecer con una protuberancia en el cráneo y una zona de transiluminación. <br />Pueden comunicarse con uno o más ventrículos y con el espacio subaracnoideo. <br />
  73. 73. Etiología<br />Hipoxia neonatal<br />Traumatismos de cráneo<br />Antecedentes de pacientes con porencefalia. <br />Secundaria a meningitis viral, por el virus Coxsackie A9. <br />
  74. 74. Embriopatología<br />Se considera una lesión necrótica<br />Debida a la interrupción del flujo arterial durante la vida fetal.<br />Pueden existir hendiduras o faltas de superficie de la corteza cerebral bordeadas por circunvoluciones bien formadas que conectan por una pequeña abertura con el sistema ventricular<br />
  75. 75. Los niños más afectados muestran síntomas del trastorno poco después del nacimiento<br />El diagnóstico se realiza generalmente antes del primer año de edad.<br />
  76. 76. Presentan:<br />Retraso en el crecimiento y el desarrollo<br />Paresia espástica <br />Hipotonía <br />Convulsiones<br />Macrocefalia<br />Microcefalia<br />
  77. 77. Puede relacionarse con otros defectos congénitos neurológicos:<br />Microgiria<br />Cuerpo calloso incompleto<br />Hidrocefalia.<br />
  78. 78. Diagnóstico<br />Tomografía computada <br />Resonancia magnética del cráneo. <br />Ultrasonografíatranscraneal de alta resolución puede ser de utilidad en las primeras semanas de vida<br />
  79. 79. Pronóstico<br />Varía según la localización y el grado de la lesión. <br />Pacientes solamente desarrollan problemas neurológicos de menor importancia y poseen una inteligencia normal, <br />Seriamente alterados.<br />Morir antes de llegar a la segunda década de vida. <br />
  80. 80. RAQISQUISIS<br />
  81. 81. Raquisquisis<br />Forma más grave de la espina bífida<br />Ausencia completa de cierre de tubo neural y falta la parte posterior de médula, meninge y vértebras<br />
  82. 82. En el centro del defecto <br />el cono medular (color rojizo descubierto) <br />una zona translúcida que si se rompe da salida a L.C.R<br />En la periferia<br />Zona de transición con hipertricosis o malformaciones angiomatosas<br />Se asocia casi invariablemente a hidrocefalia<br />
  83. 83. Alteraciones neurológicas <br />Paraplejia<br />Incontinencia urinaria y fecal<br />Malformaciones de miembros inferiores<br />Mueren en los primeros días de vida<br />
  84. 84. Diastematomelia<br />
  85. 85. Diastematomelia<br />Existe un espolón cartilaginoso central que divide la medula en dos, provocando un anclaje de la misma con las subsecuentes manifestaciones neurológicas y de la columna vertebral<br />
  86. 86. Presentación<br />Escoliosis <br />Hipertricosis localizada con depresión cutánea<br />Aumento de la lordosis fisiológica<br />
  87. 87. Síndrome de KlippelFeil<br />
  88. 88. SxKlippelFeil<br />Fusión anómala de dos o más vértebras, debido a un fallo en el proceso de segmentación vertebral.<br />Frecuencia aproximada de 1/50.000 personas<br />Es más frecuente a nivel de C2-C3 o en el resto de las vértebras cervicales<br />Muy raro nivel torácico o lumbar<br />
  89. 89. Presentación clínica<br />Apariencia de cuello corto <br />Inicio precoz de síntomas y signos de espondiloartrosis cervical <br />dolor, radiculopatía y/o mielopatía<br />
  90. 90. Tratamiento<br />Se requiere abordaje quirúrgico en caso de compresión radicular<br />
  91. 91. Microcefalia<br />
  92. 92. MICROCEFALIA<br />Crecimiento anormal del PC, estando este por debajo de 3 DS, para la media de edad cronológica, sexo y edad gestacional<br />
  93. 93. Etiología<br />El crecimiento craneal está íntimamente ligado al crecimiento cerebral<br />Un deficiente crecimiento cerebral o una detención del crecimiento secundaria a procesos intercurrentes, va a condicionar la presencia de una microcefalia por microencefalia.<br />
  94. 94. Puede ser armónica si se asocia a retraso del peso y la talla. <br />Microcefalia primaria<br />Está presente al nacimiento constituyendo un trastorno del desarrollo cerebral estático<br />Microcefalia secundaria<br />Se presenta de forma postnatal y suele implicar un carácter progresivo<br />
  95. 95. Clasificación<br />Microcefalia por defectoprimariodesarrollo cerebral.<br />Microcefalias secundarias a detención del crecimiento cerebral por:<br />Agentes nocivos fetales.<br />Infecciones prenatales.<br />Infecciones posnatales.<br />Otras agresiones y enfermedades.<br />Cierre precoz de todas las suturas craneales, presente al nacimiento<br />
  96. 96. Causas genéticas<br />Es parte de más de 450 síndromes según la base de datos de dismorfias de Oxford<br />Se asocia frecuentemente con anormalidades como alteración en tractos piramidales<br />
  97. 97. Causas no genéticas<br />Radiación ionizante dentro de los 2 primeros trimestres del embarazo<br />Infecciones intrauterinas<br />Consumo de drogas o presencia de otros químicos<br />Alteraciones de la circulación<br />Eventos hipóxico-isquémicos perinatales<br />
  98. 98. Cuadro clínico<br />El síntoma común prácticamente a todas las microcefalias es el retraso mental<br />En el año 1998 Jackson tras el descubrimiento del gen MCPH1 describe<br />Microcefalia Primaria Autosómica Recesiva (MCPH)<br />Microcefalia congénita con 4 desvíos standard por debajo de la media para edad y sexo<br />Retraso mental sin otros hallazgos neurológicos (como espasticidad, convulsiones o deterioro cognitivo, aunque las crisis no excluyen el diagnóstico) <br />Peso y la talla son normales<br />Disminución de la talla y heterotopiasperiven-triculares en la RMN.<br />Se han descubierto 7 loci y 4 genes involucrados<br />
  99. 99. Cuadro clínico<br />Dependiendo de la etiología del proceso pueden<br />aparecer otros síntomas:<br />Convulsiones<br />Trastornos neurosensoriales (ceguera,sordera)<br />Trastornos psicológicos<br />Malformaciones viscerales<br />Alteraciones tono muscular<br />Fenotipo atípico<br />Defectos motores<br />Dificultades en la alimentación<br />Trastornos del movimiento<br />
  100. 100. Examen clínico<br />Exploración del cráneo<br />Medida del PC <br />Comprobación de percentiles<br />Valoración de la configuración del cráneo <br />Palpación de suturas y fontanelas (según edad).<br />
  101. 101. Examen clínico<br />Exploración neurológica habitual<br />Valoración de la actitud, movilidad, fuerza, tono, coordinación, marcha, sensibilidad, presencia de movimientos anormales, déficits sensoriales, valoración de los pares craneales, estado de los reflejos<br />
  102. 102. Examen clínico<br />Exploración general pediátrica<br />Valorando anomalías fenotípicas sugestivas de procesos genéticos<br />Presencia de hepatoesplenomegalia<br />Soplos cardiacos<br />Defectos visuales y auditivos<br />Obtención de otros percentiles de crecimiento<br />
  103. 103. Estudios complementarios<br />Ecografía transfontanelar<br />TAC con ventana ósea y/o RM craneal.<br />Hemograma, bioquímica sanguínea general.<br />Serología vírica.<br />Serología TORCH<br />Rx. de esqueleto.<br />EEG, PEV y velocidad de conducción nerviosa.<br />
  104. 104. Aminoácidos y ácidos orgánicos en sangre, orina y LCR.<br />Estudio de cariotipo, y estudio molecular especifico (si procede).<br />Determinación enzimática determinada (en casos de sospecha de enfermedad de depósito, metabólica etc.) en leucocitos o fibroblastos.<br />
  105. 105. Tratamiento<br />Medidas sintomáticas,<br />Rehabilitación y estimulación<br />Educación especial<br />Tratamiento quirúrgico para la corrección de defectos añadidos<br />Apoyo social y humano a la familia. <br />Consejo genético<br />

×