O slideshow foi denunciado.
Tiempo de vidas, historias de barrio
Municipio B
Coordinación: Lic. Marta
Huertas Prego
Producción : Luis Scarpa Brusco - ...
Esta cuadra ha tenido cambios
importantes en su edificación. Muchas
de sus antiguas viviendas se han
convertido en moderna...
Habitaba Doña Lola y su familia.
La puerta de garaje daba paso a
su pequeño almacén donde no
faltaba la famosa libreta de ...
Haremos un alto en la descripción del barrio
y su vecindario, para dar paso algún relato
no recomendable para las buenas
c...
En esta casa, con sus padres vivió Roberto Introíni .
Hace uno pocos años, casualmente nos
reencontramos en esa misma casa...
Este comercio está en la esquina con Acevedo Díaz.
Su aspecto totalmente cambiado, aunque su estructura
se mantiene igual....
Próximos SlideShares
Carregando em…5
×

La Calle Charrúa - Parte 3

240 visualizações

Publicada em

"Tiempo de vidas, historias de barrio" - Parte 3

Publicada em: Arte e fotografia
  • Seja o primeiro a comentar

  • Seja a primeira pessoa a gostar disto

La Calle Charrúa - Parte 3

  1. 1. Tiempo de vidas, historias de barrio Municipio B Coordinación: Lic. Marta Huertas Prego Producción : Luis Scarpa Brusco - 2014 Música: Mi Montevideo Orquesta de Romeo Gavioli, violinista, cantor, compositor y director uruguayo nacido en el barrio “La Comercial”. 1913 - 1957 CLIC para avanzar diapositivas Parte 3
  2. 2. Esta cuadra ha tenido cambios importantes en su edificación. Muchas de sus antiguas viviendas se han convertido en modernas construcciones. Entre ellas, la casa de un querido amigo, mayor que muchos de nosotros y siempre integrado a las peripecias y aventuras de la barra que luego conformó el club. El “loco” Pacilio , que así lo llamábamos en forma cariñosa, nos llenó de anécdotas con sus “locuras”. Durante una época tuvo en el garaje de su casa, un puesto de frutas y verduras. No se cuando se mudó con su familia, a unos pocos metros en Duvimioso Terra. Esas dos edificaciones reemplazaron las antiguas casas. No recuerdo exactamente la ubicación de la casa de Pacilio.
  3. 3. Habitaba Doña Lola y su familia. La puerta de garaje daba paso a su pequeño almacén donde no faltaba la famosa libreta de fiado ni el despacho de kerosene. Más adelante, actualmente un gran taller automotriz. Allí existía una linda casita de barrio, de la familia Dubra. Allí vivía Miriam y su hermana. La “Chiquita” Miriam y Esteban Varela , el “Pelado”, fue una más de las parejas que surgieron de las hermosas relaciones formadas en “La Cambiche”. Una pareja muy querible, que construyeron una vida juntos, hasta que el destino inexorable de todos los mortales los separó. El “Pelado” supo ser el DT del cuadro, y vaya a saber porque yo tenía la titularidad asegurada. Gran parte de nuestra juventud compartimos con él, con Mario “el Cartucho”, con Alberto “el Rata”, con el “Gaucho” Rospide y otros, nuestro amor por el fútbol, por Nacional y por los caballos. Ah! Y también por la carambola.
  4. 4. Haremos un alto en la descripción del barrio y su vecindario, para dar paso algún relato no recomendable para las buenas costumbres de jóvenes y adolescentes. Puedo afirmar que valores fundamentales en que me educaron mis padres creo haberlos mantenidos durante mi vida; la honradez, la honestidad, el respeto, la solidaridad. No obstante no puedo ocultar que mi adolescencia fue tan transgresora como lo ha sido la de cada generación, de acuerdo al momento histórico que le haya tocado vivir. Y reconocerlo pasa a ser necesario al abrir juicios sobre la juventud, cosa que me parece suele no pasar. Entraba a tercer año de liceo, tenía trece años, cuando comenzó el “despiole”. Las “rabonas” para ir a jugar al futbolito y al billar al Club Artigas, en el sótano de la zapatería ubicada en la esquina de Constituyente y Eduardo Acevedo. No se como ni cuando, pero si que poco tiempo después con Roberto Introíni, todos los jueves con unas pocas monedas nos tomábamos el tren para el Hipódromo de Las Piedras. Como dije antes, no eran pocos los muchachos de “La Cambiche” que teníamos un cita de honor los fines de semana en Maroñas. El padre del “Pelado” Varela tenía caballos de carrera, y entre ellos, uno que ganó un gran Premio en Las Piedras. Se llamaba Bacanazo y en él estoy montado en el aras cuando ya había pasado a su merecido descanso.
  5. 5. En esta casa, con sus padres vivió Roberto Introíni . Hace uno pocos años, casualmente nos reencontramos en esa misma casa donde había vuelto a vivir, creo que ahora solo. El balcón pertenece a una sala grande, era un verdadero museo hípico. Charlamos largo rato y recorrimos muchos recuerdos. Nos volvimos a ver un par de veces haciendo mandados. Poco tiempo después me enteré de su fallecimiento. Roberto en su juventud tenía el hobby de criar palomas mensajeras. En este edificio vivía el “Bocho” Amilivia y su Hermano mayor. Y en uno de estos, El “Negro” Mendaro. ¡ Qué Personaje !
  6. 6. Este comercio está en la esquina con Acevedo Díaz. Su aspecto totalmente cambiado, aunque su estructura se mantiene igual. Aquí durante muchos años estuvo la Farmacia Vincent. No recuerdo cuando fue, pero fue asaltada y Vincent, su dueño, asesinado. Por último, la Panadería Parque Rodó, ahora con nombre cambiado. Seguramente cambiado también su interior. Esta Panadería tenía la casa atrás que ha de mantener, así como la cuadra. Pero además tenía una caballeriza y los carros de reparto, cuya salida era por el portón que se ve a la izquierda. Es un punto de referencia obligado para estas memorias. Aquí era el punto de encuentro al caer la tarde, de la barra que constituiría posteriormente gran parte de la muchachada de “La Cambiche”. Sus dos dueños, gente joven, mantenía con ellos un vínculo amistoso. Y nosotros, niños aún, bregábamos por un lugarcito que se nos negaba. Poco tiempo después, se vendió y los nuevos dueños, una familia de Mercedes cuyo hijo enseguida se integró a la barra y al Club, “Panchito” Matosas. Primo del que sería un consagrada jugador uruguayo.

×