Anúncio
La mineria en colombia  ensayo corregido
La mineria en colombia  ensayo corregido
La mineria en colombia  ensayo corregido
La mineria en colombia  ensayo corregido
Anúncio
La mineria en colombia  ensayo corregido
La mineria en colombia  ensayo corregido
La mineria en colombia  ensayo corregido
La mineria en colombia  ensayo corregido
La mineria en colombia  ensayo corregido
Próximos SlideShares
Corrupcion en colombiaCorrupcion en colombia
Carregando em ... 3
1 de 9
Anúncio

Mais conteúdo relacionado

Similar a La mineria en colombia ensayo corregido(20)

Anúncio

La mineria en colombia ensayo corregido

  1. CONSECUENCIA DE LA MINERÍA EN COLOMBIA Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectiva. Nadie podrá ser privado arbitrariamente de su propiedad. (Declaración Universal de los Derechos Humanos. Artículo 17) La minería en Colombia, se ha convertido en el nuevo insumo para el financiamiento de la guerra en Colombia, los grupos armados legales e ilegales han hecho de esta actividad su fuente de financiación de los actos delictivos. El congreso colombiano mediante la aprobación de leyes como el Código Minero ha dado vía libre a empresas nacionales y extranjeras para la explotación de los minerales del suelo y subsuelo colombiano, trayendo con esto toda clase de destrucción de ecosistemas y violación de los Derechos Humanos. INTRODUCCION El propósito del siguiente ensayo es analizar las problemáticas ambientales y sociales causadas por la explotación minera en Colombia. Esta actividad se encuentra en pleno auge en los últimos tiempos y traerá consecuencias que serán expuestas más adelante. En el siglo XIX la explotación ilícita de oro se estableció como una actividad económica de grandes proporciones en Colombia. Desde esta época nuestro país, ha sido sometido a la explotación de sus minerales y la aprobación de leyes que favorecen la actividad minera. La expedición del Código Minero aprobado en el año 2001, facilita el establecimiento de empresas nacionales y extranjeras para la
  2. explotación de los minerales del suelo y subsuelo colombiano, la cual aumenta la destrucción de ecosistemas y el incremento de la violencia. En este sentido, la minería se ha convertido en el nuevo motor de violencia en Colombia. La explotación minera legal e ilegal en Colombia genera desplazamiento, descomposición social, pobreza, violencia y pérdida de la cultura. Además, causa daños ambientales irreversibles por la utilización de mercurio, alteración de las capas del suelo y la contaminación de fuentes de agua. Para analizar esta problemática, primero se realizará un análisis histórico de la minería en Colombia; luego, se expondrán algunos temas tratados en el Código Minero colombiano y sus consecuencias; seguidamente, la relación de la minería y la violencia en Colombia, desplazamiento, masacres y desintegración social, por último, los daños ambientales causados por la actividad minera. DESARROLLO O DEBATE La historia de Colombia se ha visto marcada por un alto grado de saqueo de sus riquezas desde la llegada de los españoles, los cuales se apoderaron del preciado oro que pertenecía a los indígenas. Parece que con la llegada de estos, llegara la “gangrena” que contaminaría de avaricia a todas las clases dominantes, políticos, empresarios, comerciantes y grupos armados legales e ilegales que luchan por apoderarse de las tierras ricas en oro y demás minerales. Los minerales del subsuelo que de acuerdo con la Constitución Nacional pertenecen al Estado colombiano, se consideran riqueza de nuestro país, han sido saqueados en la mayoría de los casos por contrabandistas que no retribuyen por la explotación de los mismos. En este sentido según Laurent, al referirse al caso de Antioquia considera “Antioquia fue la provincia neogranadina productora de oro,
  3. y la comercialización de este metal fue acaparada por los comerciantes de la región y canalizada significativamente al exterior a través del contrabando”1. La comercialización de oro de Colombia hacia el exterior y a su vez el comercio de otros productos, lo que hoy se podría llamar lavado de activos, se convirtió en una de las actividades del siglo XIX, según Laurent: “La explotación ilícita de oro se estableció como una actividad económica de grandes proporciones que favoreció principalmente la importación de mercancías británicas y de abastecimiento de los circuitos neogranadinos”2. Al realizar un análisis sobre la legislación colombiana para la explotación de los minerales, quedan interrogantes, se puede mencionar en este sentido la reflexión de Laurent: “El Estado colombiano de la primera mitad del siglo XIX, fomento sin ser este su propósito el contrabando de oro a partir de sus políticas fiscales y monetarias”3. Esto deja entre ver que la legislación colombiana en materia de la explotación de oro, siempre ha favorecido el contrabando y el saqueo de las riquezas que corresponden a nuestra nación, cabe preguntar: ¿Quiénes legislan cometen actos de acción u omisión que termina favoreciéndoles de manera directa o indirecta? Se ha afirmado anteriormente, que en Colombia se han realizado acciones que fomentaron el contrabando de oro, mediante sus políticas. Pero además, es pertinente para el caso considerar algunos apartados del Código Minero vigente en Colombia aprobado en el año 2001. 1 LAURENT, Muriel y Otros. [res@uniandes.edu.co]. APROXIMACIONES TEÓRICAS AL CONTRABANDO: EL CASO DEL ORO ANTIOQUEÑO DURANTE LA PRIMERA MITAD DEL SIGLO XIX. [En línea]. En: Revista de Estudios Sociales. N° 017. Febrero de 2004; pp. 69-78. Disponible en: [http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/815/81501707.pdf]. Consultado (10 de septiembre de 2012). ISSN: 1900-5180. 2 Ibíd., p. 5 3 Ibíd., p. 10
  4. Mientras el pueblo colombiano estaba distraído en las negociaciones de paz en San Vicente del Cagúan, el congreso a espaldas de todo el pueblo realizaba negociaciones que favorecían la explotación indiscriminada de la minería del subsuelo de nuestro país, mediante la aprobación del Código Minero con artículos como el siguiente: Artículo 18; Personas extranjeras. Las personas naturales y jurídicas extranjeras, como proponentes o contratistas de concesiones mineras, tendrán los mismos derechos y obligaciones que los nacionales colombianos. Las autoridades minera y ambiental no podrán, en el ámbito de sus competencias, exigirles requisitos, condiciones y formalidades adicionales o diferentes4. Queda claro de acuerdo al artículo anterior que las personas extranjeras naturales y jurídicas podrán entrar a realizar explotaciones mineras, sin ninguna restricción. La manera como este código minero ha favorecido la destrucción de los ecosistemas, el desarraigo de las comunidades de sus tierras, mediante la expropiación de sus parcelas. Artículo 186. Bienes expropiables. Por ser la minería una actividad de utilidad pública e interés social, podrá solicitarse la expropiación de bienes inmuebles por naturaleza o adhesión permanente y de los demás derechos constituidos sobre los mismos, que sean indispensables para las edificaciones e instalaciones propias de la infraestructura y montajes del proyecto minero, para la realización de la extracción o captación de los minerales en el período de explotación y para el ejercicio de las servidumbres correspondientes. Excepcionalmente también procederá la expropiación en beneficio de los trabajos exploratorios.”5. 4 Ley 785 de 2001, Código de minas. Diario Oficial, Bogotá, 15 de Agosto de 2001. Disponible en: http://www.otuscolombia.org/tabs/normativa/LEY_685_DE_2001.pdf 5 Ibíd., p. 56
  5. La aprobación de leyes en el tema minero, que favorecen la desigualdad social, el crecimiento de la miseria, el desplazamiento, las masacres por parte de grupos armados al servicio de empresas que buscan apoderarse de las tierra ricas en oro, la destrucción de los ecosistemas, la contaminación de los suelos con mercurio y tierras infértiles para la producción agrícola, es algo que la nación colombiana debería saber y pedir explicación al gobierno nacional sobre sus acciones. Por otra parte, la facilidad de adquirir permisos para la explotación minera se ha convertido en una de las estrategias de los grupos armados legales e ilegales para el financiamiento de sus actividades delictivas. En este sentido, los grupos armados ya no realizan sus actividades delictivas para el control de cultivos ilícitos, sino en las tierras ricas en oro. La facilidad de comercialización del oro, las grandes ganancias obtenidas de esta actividad, la legalización de dineros, hace que esta actividad sea muy atractiva para los grupos delictivos. Por esto, se puede asegurar que la minería se ha convertido en el nuevo motor de violencia de nuestro país; los desafíos que plantea el narcotráfico para su comercialización y el lavado de activos han quedado superados por la facilidad de explotar las riquezas del suelo y subsuelo. En la actualidad las empresas nacionales y transnacionales tienen su mirada puesta en los territorios de Colombia, máxime cuando las políticas de estado les favorecen en todos los ámbitos, trayendo desplazamiento de las comunidades de sus tierras, masacres por parte de los grupos armados al servicio de estas empresas, miseria para las familias que tenían su sustento de la actividad agropecuaria y toda clase de violación a los Derechos Humanos. El precio del oro ha sufrido una gran escalada en años recientes. Como resultado del clima propicio a los inversores promovido por las políticas de seguridad democrática del Gobierno Colombiano, las multinacionales han conseguido derechos de minería en extensas áreas del país. Muchas de estas
  6. áreas ocupan parques nacionales y tierras habitadas por los Indígenas, Afrocolombianos y comunidades campesinas. No sólo van a ser devastadores los efectos ambientales, también las comunidades vulnerables van a perder sus medios de vida y su seguridad alimentaria en el que hasta ahora es uno de los países del mundo más ricos en biodiversidad. La compañía AngloGold Ashanti (AGA), que cotiza en la bolsa de Londres, es el tercer mayor productor de oro del mundo y una de las mayores compañías mineras operando en Colombia. Enriquecida durante la era del Apartheid en Sudáfrica, se le concedió el premio de Greenpeace “Public Eye Award” por ser la Compañía Mas Irresponsable del Mundo, debido a sus deplorables actuaciones en términos de derechos humanos y agresiones al medio ambiente en Ghana, un país donde la compañía ha estado operando durante muchos años. AGA también ha sido acusada de tener vínculos con actividades paramilitares en áreas de Colombia, en particular, el Sur de Bolívar y Cauca, también en la República Democrática del Congo, o por los abusos de fuerzas de seguridad privada en Ghana, África6. Además, la problemática de la minería va más allá de los problemas sociales del momento, esta actividad trae consecuencias ambientales irreversibles, como lo plantea Mancera: “Una de las problemáticas ambientales más importantes en el país se refiere al uso indiscriminado de precursores químicos en actividades ilícitas, el uso de metales pesados como mercurio en actividades minera”7. En este sentido, es claro que la contaminación con metales pesados producto de la actividad minera es una realidad; por tanto traerá problemas ecológicos de grandes proporciones, la minería, ha llevado a que la contaminación química en especial por metales pesados, constituya una de las más peligrosas para los ecosistemas acuáticos y las especies presentes en ellos: “La presencia en los recursos hídricos de metales pesados y sustancias orgánicas complejas, entre 6 COLOMBIA SOLIDARITY CAMPAIGN. LA COLOSA: LA BÚSQUEDA DE EL DORADO EN CAJAMARCA, COLOMBIA. [En línea]. En: Colombia Solidarity Campaign. Vol. 1. 4 de Junio de 2011; p. 3. Disponible en: [http://www.colombiasolidarity.org.uk/mining/552-la-colosa-la-busqueda- de-el-dorado-en-cajamarca-colombia]. Consultado (25 de septiembre de 2012). 7 MANCERA, Javier Néstor y otros. ESTADO DEL CONOCIMIENTO DE LAS CONCENTRACIONES DE MERCURIO Y OTROS METALES PESADOS EN PECES DULCEACUÍCOLAS DE COLOMBIA. [En línea]. En: Acta Biológica Colombiana. Vol. 11, N°. 1. marzo 23 de 2006; p. 3. Disponible en [http://www.ibcperu.org/doc/isis/11062.pdf]. Consultado (10 de septiembre de 2012).
  7. otras, han sido responsables de innumerables situaciones de impacto sobre el ecosistema acuático y la salud pública en general8” De acuerdo con Ingeominas, en febrero de 2011 AGA estaba presente en 20 departamentos en Colombia. Asumiendo Un promedio de 20km2 por título minero, esto indicaría que tienen solicitudes pendientes de resolver hasta una superficie estimada en 26,800km2, y están actualmente en posesión de derechos sobre 9,920km2. De hecho, dado que AGA tiene derechos sobre unas extensiones de tierra tan enormes, tienen el potencial de generar importantes conflictos sociales, medioambientales y políticos en Colombia. Nunca ha habido en el país una compañía con una presencia territorial tan grande, y con el potencial de causar tanto daño9. CONCLUSIONES En síntesis, la explotación minera en Colombia se ha convertido en una de las fuentes de financiamiento del conflicto, los grupos ilegales pueden obtener de esta actividad grandes ganancias económicas, sin necesidad de exponerse al contrabando de narcóticos; en este sentido, es más fácil para estos grupos el lavado de activos, la comercialización de manera legal de los minerales, por esto se puede considerar una actividad legal para realizar toda clase de violación de los Derechos Humanos de la población colombiana. El estado Colombiano mediante le expedición del Código Minero, ha favorecido la explotación minera de grandes empresas nacionales y extranjeras, además se ha favorecido el financiamiento de la guerra por parte de actores armados, que buscan apoderarse de las tierras para la explotación de sus minerales, trayendo con esto desplazamiento, masacres, pérdida de la cultura, pobreza y toda clase de violencia para las comunidades menos favorecidas. 8 Ibíd., p. 5 9 COLOMBIA SOLIDARITY CAMPAIGN. Op. cit., p. 10
  8. Además de las problemáticas sociales causadas por la explotación indiscriminada de minería en Colombia, se causan daños irreversibles al medio ambiente como consecuencia de la contaminación con mercurio, la alteración de las capas del suelo y la contaminación de las fuentes de agua; en este sentido las consecuencias de la actividad minera en Colombia traerá consecuencias irreversibles a largo plazo, las cuales aumentarán la miseria en nuestro país como consecuencia de la perdida de la fertilidad de los suelos. BIBLIOGRAFÍA COLOMBIA SOLIDARITY CAMPAIGN. LA COLOSA: LA BÚSQUEDA DE EL DORADO EN CAJAMARCA, COLOMBIA. [En línea]. En: Colombia Solidarity Campaign. Vol. 1. 4 de Junio de 2011; pp. 1-35. Disponible en: [http://www.colombiasolidarity.org.uk/mining/552-la-colosa-la-busqueda-de-el- dorado-en-cajamarca-colombia]. Consultado (25 de septiembre de 2012). CORREA ESPINAL, Alexander. CADENA DE SUMINISTRO EN EL SECTOR MINERO COMO ESTRATEGIA PARA SU PRODUCTIVIDAD. [En línea]. En Boletín de ciencias de la tierra. N° 25. Diciembre de 2008 Junio de 2009; pp. 93- 102. [http://agris.fao.org/agris-search/search/display.do?]. Consultado (11 de septiembre de 2012). ISSN 0120-3630. GÜIZA S, Leonardo. PERSPECTIVA JURÍDICA DE LOS IMPACTOS AMBIENTALES SOBRE LOS RECURSOS HÍDRICOS PROVOCADOS POR LA MINERÍA EN COLOMBIA. [En línea]. En Opinión Jurídica. Edición especial. Julio-Diciembre de 2011. [Http: //dialnet.unirioja.es/servlet/fichero_articulo?codigo=3859513.]. Consultado (10 de septiembre de 2012). ISSN 1692-2530.
  9. LAURENT, Muriel y Otros. [res@uniandes.edu.co]. APROXIMACIONES TEÓRICAS AL CONTRABANDO: EL CASO DEL ORO ANTIOQUEÑO DURANTE LA PRIMERA MITAD DEL SIGLO XIX. [En línea]. En: Revista de Estudios Sociales. N° 017. Febrero de 2004; pp. 69-78. Disponible en: [http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/815/81501707.pdf]. Consultado (10 de septiembre de 2012). ISSN: 1900-5180. MANCERA, Javier Néstor y otros. ESTADO DEL CONOCIMIENTO DE LAS CONCENTRACIONES DE MERCURIO Y OTROS METALES PESADOS EN PECES DULCEACUÍCOLAS DE COLOMBIA. [En línea]. En: Acta Biológica Colombiana. Vol. 11, N°. 1. marzo 23 de 2006; pp.3 – 23. [http://www.ibcperu.org/doc/isis/11062.pdf]. Consultado (10 de septiembre de 2012).
Anúncio