O slideshow foi denunciado.
Utilizamos seu perfil e dados de atividades no LinkedIn para personalizar e exibir anúncios mais relevantes. Altere suas preferências de anúncios quando desejar.

Jorge rendon avila

327 visualizações

Publicada em

  • Seja o primeiro a comentar

  • Seja a primeira pessoa a gostar disto

Jorge rendon avila

  1. 1. JORGE RENDON AVILA GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos díasatrás, por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta singular que lograba captar lade que era un excelente vendedor atención de niños y grandesya que usaba una técnica muy.En un momento soltó cordel con que teníaun globo rojo y toda sujeto el globonegro y,la gente, mientras éste se elevabaespecialmente los hacia lo alto, dijo: No espotenciales, el color lo que hacepequeños clientes, subir, hijo. Es lo quemiraron como el hay adentro.globo remontabavuelo hacia el cielo.Luego soltó un globoazul, después unoverde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo aligual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, mirabafijamente sin desviar su atención,un globo negro que aún sostenía elvendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y lepreguntó al vendedor: Señor, sisoltara usted el globo negro.¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonriócomprensivamente al niño, soltó el ii
  2. 2. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro. 3
  3. 3. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro. 4
  4. 4. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro. 5
  5. 5. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro. 6
  6. 6. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro. 7
  7. 7. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro. 8
  8. 8. GLOBOS Un niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria del pueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás, por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya que usaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños y grandes. En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo hacia el cielo. Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, uno blanco... Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globo negro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara usted el globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás? El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que tenía sujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es el color lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro. 9
  9. 9. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro. 10
  10. 10. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro. 11
  11. 11. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás? El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que tenía sujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es el color lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro. 12
  12. 12. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro 13
  13. 13. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás? El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que tenía sujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es el color lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro 14
  14. 14. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro 15
  15. 15. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro 16
  16. 16. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás? El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que tenía sujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es el color lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro 17
  17. 17. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro 18
  18. 18. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro 19
  19. 19. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria del pueblo. El pueblo era pequeño y elvendedor había llegado pocos días atrás, por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya que usaba una técnica muy singular quelograba captar la atención de niños y grandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente los potenciales, pequeños clientes, miraron como elglobo remontaba vuelo hacia el cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, uno blanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globo negro que aún sostenía el vendedor ensu mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara usted el globo negro. ¿Subiría tan alto comolos demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que tenía sujeto el globo negro y, mientras éste seelevaba hacia lo alto, dijo: No es el color lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro 20
  20. 20. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En un momento En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelentevendedor ya que usaba una técnica muy singular que lograba captar laatención de niños y grandes.soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente los potenciales, pequeñosclientes, miraron como el globo remontaba vuelo hacia el cielo.Luego soltó un globoazul, después uno verde, después uno amarillo, uno blanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro 21
  21. 21. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro 22
  22. 22. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro 23
  23. 23. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro 24
  24. 24. GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás? 25
  25. 25. El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro GLOBOSUn niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria delpueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás,por lo tanto no era una persona conocida....En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya queusaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños ygrandes.En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente lospotenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo haciael cielo.Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, unoblanco...Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globonegro que aún sostenía el vendedor en su mano.Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara ustedel globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que teníasujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es elcolor lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro 26
  26. 26. 27

×