O slideshow foi denunciado.
Seu SlideShare está sendo baixado. ×

13 el descanso supremo

Anúncio
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Próximos SlideShares
01 conflicto cosmico
01 conflicto cosmico
Carregando em…3
×

Confira estes a seguir

1 de 10 Anúncio

Mais Conteúdo rRelacionado

Diapositivos para si (20)

Semelhante a 13 el descanso supremo (20)

Anúncio

Mais de chucho1943 (20)

Mais recentes (20)

Anúncio

13 el descanso supremo

  1. 1. Lección 13
  2. 2. Al echar un vistazo al mundo que nos rodea, no podemos dejar de notar que nos encontramos inmersos en un mundo que agoniza. Se están cumpliendo rápidamente los eventos predichos para el fin. Nos enfrentamos ante graves problemas, tanto individual como colectivamente. Hasta que alcancemos el supremo descanso en Cristo, ¿podemos tener descanso aquí y ahora?
  3. 3. “La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto” (Apocalipsis 1:1) Aislado en la pequeña isla de Patmos, Juan tuvo una impresionante revelación de Jesucristo. Se le ordenó que escribiera siete cartas, una para cada iglesia de Asia. A través de estos mensajes, se le reveló el futuro de la Iglesia. 1 2 3 4 5 6 7 Éfeso (31-100) Esmirna (100-313) Pérgamo (313-538) Tiatira (538-1517) Sardis (1517-1798) Filadelfia (1798-1844) Laodicea (1844-?) Posteriormente, se le mostraron los eventos finales que desembocarán en un futuro glorioso: el descanso eterno en una Tierra Nueva, junto a Dios (Ap. 22:1-5). Hoy podemos descansar sabiendo que Dios conoce el futuro, controla la historia, y nos ha preparado un futuro de paz y prosperidad eternas.
  4. 4. EL DESCANSO EN MEDIO DE LOS PROBLEMAS “Y todo esto será principio de dolores” (Mateo 24:8) En Mateo 24, Jesús pintó un cuadro esquemático de los eventos que ocurrirían hasta su Segunda Venida. Es un cuadro realista, lleno de problemas y tribulaciones, pero que apunta a un magnífico final. Por un lado, el mundo está siendo convulsionado por diversos desastres. Por otro, el que quiere ser fiel a Dios sufre el desprecio y la persecución de aquellos que no aman a Dios (Mt. 24:9; 2Tim. 3:12). Jesús quiere que descansemos confiadamente en su amor, incluso cuando todo a nuestro alrededor se caiga en pedazos. Él vendrá a por nosotros. De forma inesperada pero segura, real (Mt. 24:27, 30-31, 36-39). Descansa en su promesa, y persevera en ella hasta el fin (Mt. 24:13).
  5. 5. “Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas” (Apocalipsis 14:7) El descanso en Cristo no es una espera ociosa. Somos llamados a proclamar el evangelio al mundo, a anunciar el juicio, y a invitar a todos a adorar al Creador. Mientras que los que trabajamos fielmente para Dios tenemos descanso en Él, los que trabajan para el enemigo no tienen “descanso ni de día ni de noche” (Ap. 14:11 NVI). Como dijo Jesús, proclamar el evangelio eterno no está exento de problemas. Sin embargo, podemos regocijarnos en que nunca habrá una situación en la que Cristo no nos brinde ayuda inmediata hoy, esperanza para el mañana y la promesa del descanso supremo en Cristo por toda la eternidad.
  6. 6. “Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza” (1ª de Tesalonicenses 4:13) ¿Qué ocurre con los que “duermen” [es decir, están muertos]? ¿Disfrutan ya del descanso final prometido por Dios? Sin lugar a duda, la muerte es un descanso: “Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor […] descansarán de sus trabajos” (Apocalipsis 14:13). Sin embargo, no es el descanso eterno (Sal. 6:5; 115:17; 146:4; Ecl. 9:5-6, 10; Is. 38:18). En muchas tumbas, vemos grabadas las letras R.I.P. (“Descansa en paz”). Los creyentes que ahora duermen descansan en la esperanza de ser despertados un día por su Señor. La Biblia habla de la muerte como un sueño (Jn. 11:11-14; Dn. 12:2; 1Co. 11:30; 15:6).
  7. 7. “Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!” (Filipenses 4:4) Supón que emprendes un viaje a un lugar donde nunca antes has estado. No tienes instrucciones, mapa físico, GPS, ni móvil para consultar un mapa electrónico. ¿Sería un viaje relajante, o el estrés te impediría hallar descanso durante el viaje? Afortunadamente, Dios nos ha dado un mapa claro e instrucciones precisas para alcanzar la meta que nos ha propuesto: el descanso supremo junto a Él por la eternidad. Más allá de nuestra situación actual, de las pruebas que enfrentamos, si permanecemos en Dios, en su bondad, en su amor y en su sacrificio en la Cruz por nosotros, podremos regocijarnos en él y tener paz para nuestra alma cansada. Por eso, el apóstol Pablo nos invita a regocijarnos ya en esa esperanza.
  8. 8. “Cristo va a venir en las nubes y con grande gloria. Le acompañará una multitud de ángeles resplandecientes. Vendrá para resucitar a los muertos y para transformar a los santos vivos de gloria en gloria. Vendrá para honrar a los que le amaron y guardaron sus mandamientos, y para llevarlos consigo. No los ha olvidado ni tampoco ha olvidado su promesa. Volverán a unirse los eslabones de la familia. Cuando miramos a nuestros muertos, podemos pensar en la mañana en que la trompeta de Dios resonará […] Aun un poco más, y veremos al Rey en su hermosura. Un poco más, y enjugará toda lágrima de nuestros ojos. Un poco más, y nos presentará «sin mancha delante de su gloria con gran alegría» (Judas 24)” E. G. W. (El Deseado de todas las gentes, pg. 586)
  9. 9. Te invitamos a bajar y estudiar cada una de las 13 lecciones de esta serie: ESTE SERVICIO ES GRATUITO Y PUEDES USARLO Slideshare.net/chucho1943

×