O slideshow foi denunciado.
Utilizamos seu perfil e dados de atividades no LinkedIn para personalizar e exibir anúncios mais relevantes. Altere suas preferências de anúncios quando desejar.

Libro pluma del viento

  • Seja o primeiro a comentar

  • Seja a primeira pessoa a gostar disto

Libro pluma del viento

  1. 1. “PLUMA DEL VIENTO”<br />TALLER DE ESCRITORES DE COPACABANA<br />Dirigido<br />Por <br />Edilson Villa Muñoz<br />Alcaldía de Copacabana<br />Diego Echeverri Hincapié, Alcalde Municipal<br />Carlos Alberto Muñoz, Secretario de Educación y Cultura<br />Taller de Escritores “Pluma del Viento”<br />Edilson Villa Muñoz, Director<br />Dirección Editorial: Edilson Villa Muñoz<br />Diseño y Diagramación: <br />e-mail:<br />Idea Original de la Carátula: Edilson Villa muñoz<br />e-mail: evm8328@gmail.com<br />Arte e Ilustración de la Carátula: Amel Segré, Artista Plástico<br />e-mail: colombia.sa@gmail.com<br />Impresión y Terminación: Litografía Solingraf<br />Carrera 54A N° 29B-46. Teléfono 235 67 64<br />e-mail: solingraflt@une.net.co<br />ISBN: 978-958-44-6794-4<br />Impreso y hecho en Colombia / Printed and Made in Colombia<br />Prohibida la reproducción total o parcial, por cualquier medio o con cualquier propósito, sin la autorización escrita del autor.<br />Primera Edición, Abril del 2010<br />Tiraje: 1000 ejemplares<br />Medellín - Colombia<br />AGRADECIMIENTOS<br />A Dios Padre Todo Poderoso y a Nuestro Señor Jesucristo por darnos la sabiduría para inspirarnos en este proyecto, por la fortaleza para concluirlo y por la belleza para engalanarlo.<br />A nuestro Señor Alcalde Diego Echeverri Hincapié, por creer en el talento de la gente de este Municipio al apoyar proyectos tan importantes como este.<br />A nuestro Secretario de Educación y Cultura Carlos Alberto Muñoz, gestor de paz a través de la cultura y el conocimiento.<br />A la doctora Marta Arango y a María Isabel, por su don de gente y por su gran capacidad, eficiencia y diligencia con todos los asuntos legales de este proyecto.<br />Especialmente, a todos (as) los (as) integrantes de este taller de escritores, por su disciplina y perseverancia con la palabra.<br />Y a mis dos hermosas hijas (Melissa y Emmanuela), por el tiempo que no he podido compartir con ellas.<br />“Padre<br />Voy a lanzar mi voz, ¡escúchame!<br />Por todo el universo”<br />Oración Siux<br />¡ENHORABUENA!, ESCRITORES DE COPACABANA<br />“Cuando Dios le entrega a uno un don, también le da un látigo; <br />Y el látigo es únicamente para auto flagelarse”.<br />Truman Capote <br /> <br />Durante la Administración Municipal “2008-2011 El Tiempo de la Gente” nos hemos dedicado en dar cumplimiento a lo establecido en nuestro Plan de Desarrollo, el cual es la herramienta que orienta la ruta de un buen gobierno con el poder y la participación de todas las comunidades, tanto urbanas como rurales de Copacabana. <br />Basados en un proyecto social, humano, transparente e incluyente, que busca las mejores alternativas de desarrollo y crecimiento para niños, jóvenes, adultos y ancianos, a través de la inversión social con justicia, equidad y la participación de todos, es posible presentar un balance positivo de la Gestión Administrativa. <br />Muestra de ello, es la publicación “Pluma del Viento”, libro que reúne lo mejor de la producción en poesía, cuento y ensayo de 25 integrantes del Taller de Escritores del Municipio de Copacabana. <br />El hecho más relevante es que cuando se hizo la convocatoria en noviembre de 2009, se inscribieron más de 60 personas de todas las condiciones socioeconómicas, que pronto empezaron a recibir capacitación con actividades propias de unos talleres de creación literaria, en arduas sesiones de trabajo que fueron filtrando la gente hasta quedar un selecto grupo de 35 estudiantes, que escriben por necesidad fisiológica y ontológica; de los cuales 25 trabajos pasaron las pruebas de edición para este primer volumen; <br />“Pluma del Viento” es también el resultado del apoyo a una propuesta que busca mejorar la calidad de vida y de la educación en Copacabana, donde la Administración Municipal le apuesta a cualificar las habilidades literarias de nuestros escritores. Este programa es apoyado por la Secretaría de Educación y Cultura, y está articulado al proyecto “Redes Municipales para el Fomento de la Lectura, la Información, la Cultura y el Acceso al Conocimiento.”<br />Con este proyecto no pretendemos que todos nuestros estudiantes lleguen a ser escritores profesionales, pero sí que escriban y que mejoren su competencia escritural asegurando de esta manera la motivación, la concientización y la sensibilización del hábito de la lectura, que los lleve a ordenar sus pensamientos y los obligue a establecer principios de claridad, generando categorías de jerarquización de las ideas, además de desarrollar la sensibilidad que trae consigo su nueva visión del mundo al adoptar, además de su sentido práctico, un sentido estético del medio que los rodea. <br />Así pues, toda la población copacabanense tiene la oportunidad de leer un libro contemporáneo, vital para entender el espíritu de esta época y para entendernos a nosotros mismos como conciudadanos; un libro que narra historias creadas por los mismos habitantes de este Municipio; quienes, además, cuentan con la tarea de motivar a las actuales y a las futuras generaciones en la formación de nuevos escritores y lectores. <br /> <br />Como su Alcalde, quiero invitarlos a que lean y disfruten el libro “Pluma del Viento”, obra que hemos auspiciado para que conozcan y apoyen a nuestros escritores. Estamos convencidos del potencial del talento humano con que contamos en este Municipio, donde la experiencia desde la Alcaldía me ha permitido alegrar mi corazón, en más de una oportunidad, con los triunfos y logros de nuestros ciudadanos. <br />¡Enhorabuena!, escritores de Copacabana!<br />Con sentimientos de admiración y fraternidad. <br /> <br />DIEGO ECHEVERRI HINCAPIÉ <br />Alcalde Municipal<br />PRESENTACIÓN <br />Para la Secretaría de Educación y Cultura y en nombre propio, es de gran orgullo, presentar a la Comunidad de la Subregión del Valle de Aburrá, el Departamento de Antioquia y del País, esta nueva obra literaria, auspiciada por el Municipio de Copacabana, la cual hace parte de una estrategia pedagógica desarrollada con el propósito de integrar a varias generaciones de niños, jóvenes y adultos, con el propósito de estimular, promover y reconocer en cada uno de ellos la creación literaria, bajo la orientación y apoyo del Maestro Edilson Villa Muñoz, Filósofo y Poeta (Premio Nacional de Poesía “Color Esperanza 2004”), quien de manera positiva aportó las herramientas conceptuales, pedagógicas y metodológicas, necesarias para el fortalecimiento de las competencias de la lectoescritura, como eje transversal de este proceso, mediante el cual pretendemos se fortalezca en las mentes de nuestros nuevos escritores, la capacidad cognitiva, a fin de permitirles de una manera más ágil y dinámica, poder explorar e interpretar con mayor lucidez otras áreas de la ciencia y el conocimiento.<br />Con esta importante experiencia pedagógica, pretendemos igualmente que los niños, jóvenes y adultos, que conozcan y lean esta obra, encuentren en sus autores, un ejemplo de vida y orientación académica a imitar; pues en “El Tiempo de la Gente” la Administración Municipal pretendemos que la Educación y Cultura, propicie mejores caminos para lograr el mejoramiento de la calidad de vida, se fomente la ciencia al servicio del hombre y se contribuya en el propósito de alcanzar la paz y la sana convivencia de nuestros pueblos.<br />Felicito a cada uno de los autores de este libro, por su interés, voluntad, sacrificio y responsabilidad que en todo momento asumieron durante todo el proceso del Primer Taller Municipal de Escritores “Pluma del Viento”, al haber logrado plasmar dentro de su contenido, el mejor trabajo de Cuento, Poesía y Ensayo, realizado de manera respectiva por cada uno de ellos.<br />Consideramos que procesos literarios como el que hoy presentamos a la sociedad, sumado a proyectos como el de “Palabrario” en el que se exploran y mejorar a diario las técnicas de la lectura y la escritura, el cual se adelanta con los Docentes de todas las Sedes Educativas del Nivel de Básica Primaria, gracias al apoyo de la Fundación Corona y la Universidad de Antioquia; agregado al Concurso Anual de Escritores “Las Letras Sacuden a Copacabana” desarrollado con los estudiantes del Nivel de Secundaria, en el marco de la Celebración de la Semana del Idioma; aunado al fomento y apoyo local a nuestros representantes en el “Concurso Nacional del Cuento” que jalona El Ministerio Nacional, y el “Taller de Literatura Infantil y Juvenil” como una de las Monitorias más importantes de la Casa de la Cultura “Fundadora de Pueblos”; la publicación académica y pedagógica de “AULAS” de la Institución Educativa Escuela Normal Superior María Auxiliadora, construida por sus estudiantes y docentes; el “Taller de Pequeños Escritores” de la Institución Educativa José Miguel de Restrepo y Puerta, quien gracias a La motivación de sus docentes, talento de sus estudiantes y el apoyo financiero del Departamento y el Municipio, han ya publicado serias e importantes ediciones de sus textos TIC´S PEQUES y COOPERATIVE TEAMWORK STRATEGY TO IMPROVE ENGLISH LEARNING; se convierten en hechos trascendentales que nos permiten dilucidar a futuro, positivos y mejores resultados, en pro del mejoramiento continuo de la Calidad Educativa del Municipio de Copacabana.<br />8622835892<br />CARLOS ALBERTO MUÑOZ CASTAÑEDA<br />Secretario de Educación y Cultura<br />TALLER DE ESCRITORES “PLUMA DEL VIENTO”<br />“Odín o el rojo Thor o el Cristo Blanco…<br />Poco importan los nombres y sus dioses;<br />No hay otra obligación que ser valientes”<br />Jorge Luis Borges<br />De todo lo escrito vale destacar lo que genera resistencia, lo que vence el tiempo implacable y la segura muerte, entregándonos un rasgo que perdura, una visión que no se deshace sino que brilla, sobre todo en la noche, cuando todo parece conspirar contra nosotros.<br />Nos elevamos en el seno de la noche y la imaginación eleva el pensamiento, le da sus alas para que emprenda el vuelo y comprenda lo que acontece en el núcleo cálido de la vida. El rasgo se traza sobre la arena, con la punta de una astilla; sobre la piel, con carbón; o con la tierra sobre la bóveda o la piedra. En ocasiones es tan perdurable como la onda sobre la superficie del agua que ha cruzado el guijarro, o tan duradera como la visión del ojo del pájaro que se acerca por azar a la ventana. Si se tienen al servicio los brazos, las piernas y se dispone de basalto, se pueden hacer pirámides o murallas. Si sólo se tiene la mano, entonces los gestos, ademanes lentos o apresurados. Luego se juntan los sonidos elementales de la boca y se hacen con las formas de los elementos: el agua, la tierra, el fuego, el aire, las palabras necesarias y esenciales. <br />Marchamos de la miel a la ceniza, de la leche al polvo en un giro que en ocasiones nos ensordece y casi siempre nos deja distraídos, ajenos, divididos. Ese es el primer motivo para la invención del gruñido, el gesto, el ademán y la palabra.<br />La palabra nace pues, ante todo, para vencer la distancia, para resumir el ruido o el ciego rumor que nos asedia, también para conjurar la ausencia, asimilar al otro o permitirle llegar al centro de nuestro loco corazón, la interminable fiesta, un bullicio que no termina.<br />“Escribir es buscar la palabra“, dijo Gadamer; buscarla, hallarla y crear con ella un nuevo espacio de revelaciones donde el escritor nos señala las claves de su visión del mundo, de su ideal de belleza, de sugerencias de nuevas realidades y experiencias con un lenguaje autónomo.<br />Con este nuevo lenguaje poético, hechizado, conjurado, el escritor camina de lo conocido hacia lo desconocido; movido por una vocación absoluta, por la conciencia de que se moriría si no escribiera; si no poetizara el mundo, dando de sí, así como un árbol da sus frutos; el poeta canta, aceptando esa exigencia vital sin preocuparse por lo que otros digan sobre lo que él escribe. Por eso la poesía es vida, obligación y destino (y obra de arte si, además, brota de la necesidad), porque cumple con su vieja y nueva misión, esto es, seguir arrojando luz sobre las tinieblas del corazón humano, dirigirlo a la búsqueda del absoluto, del ser, de la unidad perdida consigo mismo.<br />Pero la literatura también tiene que ser acción, denuncia, partido y posición. Los integrantes del Taller de Escritores de Copacabana “Pluma del Viento” tienen muy claro que la palabra debe ayudar a agruparnos, debe conmover y despertar conciencias para que acabemos con la indiferencia que nos envuelve y nos carcome. Debemos saltar de la imaginación y las ideas al campo de los hechos; sólo así reconstruiremos a nuestra querida Colombia; solo así oxigenaremos la esperanza, sobre todo en estos tiempos de penuria.<br />Es esto mismo, esta intención manifestada, lo que capto en cada uno de los escritores que hacen parte -y yo incluido en él-, de este taller literario, que hoy les presenta este trabajo, como una ventana abierta para escapar un poco hacia la verdadera esencia de la condición humana. Cada uno, con su propia voz, expresa la interpretación de su entorno, cada uno nos impone una estética particular; es por eso que aquí resultaría tan fútil cualquier crítica, porque saben lo que pueden intentar y lo más importante, lo que les está vedado; además, como dijo Borges, no hay ningún poeta, por menor que sea, que no haya escrito el mejor verso de la literatura, así como no pasa un día en que no estemos, al menos un segundo, en el paraíso.<br />Hablar pues de los hallazgos o de los lugares comunes que hay en estas páginas no va a ser mi tarea en esta ocasión. Esa labor de cazador empedernido se la dejo a los que limitan la palabra, a los que desconocen las posibilidades del lenguaje literario en su totalidad (lenguaje que se diferencia radicalmente del mero hecho de comunicar). Mi única preocupación en este caso es velar que cada texto, en el presente volumen, cumpla con los únicos deberes de un naciente escritor, esto es, comunicar un hecho preciso y tocarnos físicamente.<br />Ahora, lector paciente (a excepción del rigor científico utilizado en el ensayo de Ruth Elena Quiroz, quien nos evidencia un profundo conocimiento de las Ciencias Sociales, y que quise incluir en este volumen por la pertinencia de su temática y porque su autora hace parte de este Taller), lo que puedo decirte es que aquí no encontrarás obra acabada, sino procesos; que la completa maduración y la apropiación de un estilo definitivo está aún por lograrse. Sin embargo, sé que van por el camino correcto.<br />Al leer estos textos, tomándolos cada uno y como un todo, descubro que aquí el sentimentalismo ha sido sustituido por la expresión de la lírica moderna, donde el artista es capaz de encontrar belleza a través del caos. Los temas centrales que ubico en este grupo de guerreros y guerreras de “Pluma del Viento” son: el dilema de la temporalidad; la alienación humana; el exilio; el pánico y el terror colectivo de la guerra; la ausencia y la muerte; su idea de Dios; el dominio de la tecnología sobre el ser humano; el deseo y el amor; la degradación del hombre y de la naturaleza; el desamparo y la culpa; la soledad radical del individuo; la incomunicación humana y el espacio y el tiempo de la infancia. <br />También se trata de eso, de convocar lo ido, lo perdido, lo que siempre seguirá respirando entre las manos, después de que lo encontramos convertido en un rumor que penetramos y nos gobierna en medio de la noche o en el filo del día.<br />He aquí pues, “Pluma del Viento”, te la ofrecemos generosamente con la esperanza de que “El Tiempo de la Gente” continúe habitando en nuestro municipio y que siquiera una de estas imágenes se aloje en tu corazón, te persigan y te salven de la monotonía.<br />Edilson Villa Muñoz <br />Filósofo y Poeta <br />Director Taller de Escritores “Pluma del Viento”<br />ELIANA ACEVEDO ZABALA<br />Nació el 24 de Octubre de 1992 en Copacabana, Municipio que la ha visto crecer hasta este momento y que entre susurros, murmullos y tonadas se ha convertido en inspiración para todos los pensamientos, palabras e ideas que inundan su vida.<br />Disfruta enormemente de la lectura tanto como de la escritura, por lo que ha participado en varios concursos de cuento, ensayo y poesía.<br />En el 2008 obtuvo el primer puesto en el “Séptimo Concurso Nacional para la Promoción del Libro y la Lectura”, promovido por Panamericana con un ensayo llamado: Del Temor a Perder lo que Nunca se ha Tenido.<br />En el 2009 obtuvo el segundo puesto en el “Sexto Concurso de Cuento Escolar sobre Servicios Públicos EPM”, con un Cuento Llamado: Hágase la Luz, el Agua…ah y el Gas.<br />Ahora se encuentro participando en el Taller de Escritores de Copacabana llamado “Pluma del Viento”.<br />DE CÓMO LA INTERNET ESCLAVIZA Y EMBRUTECE AL SER HUMANO<br />“La experiencia interior no llega a nuestra conciencia sino<br />Después de haber encontrado un lenguaje que el individuo<br />Pueda comprender, es decir, la transposición de un estado a<br />Otro más conocido. COMPRENDER es simplemente poder<br />Expresar algo de nuevo en el lenguaje de una cosa antigua conocida.”<br />Friederich Nietzsche.<br />Cuando se hace referencia al hombre como un ser social por naturaleza, se está reconociendo la capacidad que este posee para interactuar con el medio en el que se halla involucrado, partiendo desde la creación de vínculos con sus semejantes hasta la participación creadora y vivificante que puede tener en el ambiente mismo. <br />Las redes sociales que se van edificando alrededor del hombre, están siempre sustentadas en la comunicación, es decir, el lenguaje que se convierte en el denominador común de nuestra especie. El hombre tiene el propósito de comunicarse simbólicamente aun antes de saber cómo hacerlo. <br />“La principal tarea del lenguaje no es revelar al mundo mi yo sino ayudarme a comprender y participar en el mundo”, dijo Fernando Savater en “Las Preguntas de la Vida”. Se nos hace así necesario reconocer que el lenguaje es preexistente al hombre, lo que nos permite tener conocimiento del mundo y de muchas nuevas dimensiones, ya que al permear la cotidianidad y hacerla nuestra experiencia se nos permitirá crear y enriquecer el lenguaje mismo.<br />Actualmente el hombre se enfrenta a grandes cambios, se ve obligado a reconocer la aparición de nuevos ejes en el planeta:<br />La tecnología que nos atropella.<br />La globalización y la apertura de mercados.<br />La democracia y el surgimiento de grandes bloques de izquierda.<br />Las nuevas potencias: China y Brasil.<br />En general el hombre está siendo víctima de un fenómeno que permea lo natural, lo social y lo político: “el auge de la velocidad”.<br />El tiempo mismo nos exige ser veloces: la noche llega y no hemos terminado cantidad de informes, la televisión transmite cantidad de imágenes violentas, desgarradoras y difíciles de comprender, los celulares timbran cada 5 segundos recordándonos que hace tiempo nos cortaron las alas, y así la vida se nos consume enredada en megas, vatios y watts. Parece que nos hubiéramos olvidado de amar, de reír, de soñar, de pensar…Ya no tenemos tiempo para los afectos, las palabras, para la sensibilidad. <br />Todo esto reforzado por la reaparición de la conquista en pleno siglo XXI, la internet llegó montada en su caballo poderoso, invadiendo nuestros hogares, robándose nuestros seres queridos, fusilando nuestros cerebros y apaleando nuestra inteligencia, a los que ha dejado vivos o con un poco de aliento de inmediato les pone una cadena pesada y se dedica a robar nuestro mayor tesoro: la comunicación. <br />Considero que dentro de los grandes problemas que esta conquista descarada ha desencadenado se encuentran: el facilismo, la estupidez mental, el aislamiento social y la adicción. <br />En un primer momento al hablar de facilismo estoy haciendo alusión a la ley del menor esfuerzo, por la cual se pretende obtener algún beneficio sin necesidad de luchar con convicción por este. Así el placer de leer un buen libro queda reducido al ojear perezosamente un resumen, la investigación y la indagación quedan reducidas a google, a los textos que muchas veces mal construidos inundan la red, a mentiras indocumentadas y la construcción de argumentos se reduce a copiar lo que otro más capaz que yo (pues se arriesgó a escribir), ya dijo.<br />Luego viene la estupidez mental, es decir, el cerebro desnutrido, perezoso, adormilado a causa de la poca exigencia, de la casi nada lectura, de los muchos chats sin contenido, donde la dialéctica platónica y la mayéutica socrática queda limitada a la ropa de ayer, la novia de aquel, a aquella que está tan gorda y a nosotros que estamos llevados del carajo.<br />Es común ahora, hablar de aislamiento social, parece que un invierno extremo, tan común ahora por el cambio climático, nos hubiera helado a todos, que las palabras se hubieran extraviado y que cada uno, solo como una ostra, estuviera listo para enfrentarse al mundo, a sus ires y venires. <br />Nuestros nuevos amigos son todos virtuales, como si la calidez de un abrazo pudiera ser reemplazada por un muñeco con cara bonita fingiendo una sonrisa. Las veladas a la luz de la luna, compartiendo un buen vino y recordando momentos especiales han sido reducidas a una cámara y a un chat, donde las palabras van y vienen medias y no tenemos certeza de la identidad de la mancha borrosa que se mueve a lo lejos atrapada en la pantalla. <br />Y como si fuera poco, el sentido de nuestra existencia se enfermó, se escondió o sencillamente nos abandonó porque parece que ya solo vivimos para la internet; todo perdió su encanto : el atardecer, el amanecer, la luna y el sol, las estrellas y el viento, siguen esperándonos, buscándonos, pasando junto a nuestra ventana pero nuestros ojos, también prisioneros , solo pueden contemplar páginas enteras donde también hay lunas, soles, vientos, estrellas, hermosamente artificiales y perfectamente postizos. <br />Podríamos justificarnos diciendo que en todo proceso de conquista, los conquistados nunca vencieron al conquistador, que simplemente se resignaron y se sometieron a su destino.<br />Pero ¿Por qué sí somos capaces de bombardearnos entre nosotros mismos, de comprar armamento y crear bloques bélicos, de levantar nuestra voz para alentar un partido de futbol y para animar a un perdedor que se hace héroe tratando de matar a un toro que siempre ha estado mas muerto que vivo, no somos capaces de cerrarle la puerta de nuestras vidas a la internet?<br />Por lo menos deberíamos tratar de domesticarla, de someterla bajo nuestras condiciones, de romper esta pesada cadena y de gritar en un mismo coro: ¡Libertad!. <br />BIBLIOGRAFÍA<br />Fernando Savater. Las Preguntas de la Vida. Editorial: Ariel, 1999. Pág.109-113.<br />www.colombiaaprende.com.co . Malos usos del internet. Consultada el 4 de enero del 2009.<br />SER AMIGOS HOY: ¿UTOPÍA O REALIDAD?<br />Hablar del concepto amistad implica reconocer que el hombre es un ser sociable por necesidad, que dada su condición pensante es capaz de establecer vínculos afectivos, donde los intereses comunes y los sentimientos adquiridos en las experiencias logran crear relaciones fuertes, en las que la ayuda y el crecimiento mutuo están presentes.<br />Como lo menciona Montaigne “El último extremo de la perfección en las relaciones que ligan a los humanos, reside en la amistad”, dado a que es el estado de entrega más puro en el hombre, donde se dejan a un lado los intereses, para dar paso a la protección, formación y acompañamiento del otro, teniendo solo la idea de buscar un crecimiento mutuo. <br />Considero que el tener un amigo es uno de los desafíos más grandes del siglo XXI, donde los afanes y el correr de prisa de la vida misma nos dejan sumidos en una soledad absurda, que lo único que consigue es convertirnos en unos discapacitados de la comunicación y unos ignorantes en eso de tratar al otro: ¿Será que acaso extensas jornadas de trabajo nos recuerdan la suavidad de una caricia? ¿Será que la tecnología logra abrazarnos como lo hacen nuestros seres queridos? Y ¿Será que las habitaciones vacías, el murmullo de la soledad o los gritos de un monótono silencio nos hacen contemplar la vida como lo hacemos cuando el amor, las risas y las palabras nos acompañan? <br />Sencillamente creo que la respuesta a estos interrogantes es NO. Por más que poseamos riquezas, trabajos, dispositivos tecnológicos y demás posesiones, estaremos tristes y acongojados si nuestro corazón no palpita por alguien, si nuestro cerebro no guarda recuerdos agradables de los otros y si en nuestras experiencias no tenemos nunca el deseo de compartir todo lo que somos con alguien más, sino esperamos aprender de los otros y si nos quedamos con fines egoístas en los que no soy capaz de hacer cosas buenas por nadie.<br />Otro de los argumentos fuertes de Montaigne al discutir sobre la unión entre los amigos es, “en la amistad de que yo hablo, las almas se enlazan y confunden una con otra por modo tan íntimo que se borra y no hay medio de reconocer la trama que los une”.<br />Aunque es un argumento hermoso, considero que es muy difícil encontrar un amigo verdadero, con el que se tenga una conexión espiritual tan fuerte que abandone el materialismo, el egoísmo o la envidia. A lo largo de nuestra vida los amigos vienen y van, ayudándonos a completar etapas, arrojando a nuestra vida pequeños rayos de felicidad pero que luego se alejan dejando el camino libre para nuevos amigos.<br />El tiempo hace que todo cambie incluyendo lo profundo hasta lo superficial, las situaciones y las personas mismas se ven involucradas en este fenómeno, por lo que conceptos tan grandes y sublimes como el amor o la amistad pocas veces logran trascendencia y suelen limitarse a una leve aproximación. <br />Así como Heráclito vio el principio de la vida en un fuego eterno, que crece pero que también llega a ser casi cenizas y siempre es fuerte para levantarse de nuevo, podemos ver también la amistad, como un sentimiento puro, capaz de crecer aún en circunstancias difíciles, pero propenso al olvido o a la transformación. Lo valioso es que siempre enciende en nuestro corazón la ilusión de construir una historia compartida, mirando siempre hacia la trascendencia.<br />LA ÚLTIMA VEZ.<br />… Tal como si fuese su sombra corrió presurosa detrás de él; asegurándose de no ser vista dobló en la primera esquina mientras contenía la respiración, trataba de dar pasos largos para no perderse y con los ojos fijos en su espalda se aventuraba por aquel callejón oscuro. Nunca supo que él vivía en un lugar como ese, eran temas que por cosas de la vida nunca habían tratado.<br />Él a paso lento tarareaba sin necesidad de prestar mucha atención al camino, lo conocía mejor que a la palma de su mano. Estaba ansioso por llamarla, pues a pesar de todo, aun disfrutaba el hecho de escuchar su voz.<br />No estaba segura de cuánto llevaban caminando, pero empezaba a sentirse extenuada, quizás era el dolor y la angustia lo que pesaba tanto sobre su espalda. Pero necesitaba tenerlo solo, para dar libertad a su intuición, por lo que continuó trepando escalones y dando giros, tratando de ignorar el montón de ideas sueltas que la acompañaban.<br />Un edificio viejo marcaba el final del callejón, y con el pulso acelerado lo siguió a través del portón que permaneció siempre abierto. Supo que era ese apartamento por el sonido estruendoso de la puerta que acababa de cerrarse. Dudó de 3 segundos a quizás 3 horas, pero después de tan largo camino no había tiempo de arrepentirse; con el puño bien cerrado golpeó varias veces la puerta y al instante apareció ahí, igual de sonriente y delgado que siempre, justo como el día en que se vieron por primera vez. <br />Sólo bastó cerrar la puerta para que todo se tornara confuso, unos cuerpos entrelazados luchaban por el suelo, él tratando de defenderse y ella utilizando uñas, dientes y su agilidad casi felina, tratando de liberarse de la ira que tenía desde la estación.<br />Recordó la cantidad de veces que él se había negado a visitarla, que no tenía tiempo, que no le llevaba rosas, que no la tomaba de la mano. Sin pensarlo dos veces sacó el puñal que llevaba guardado en el pantalón, lo empuñó firmemente mientras lo besaba apasionada ya que sería la última vez.<br />Un grito en seco descongeló el tiempo.<br />Ana ¿estás bien?- preguntó su amiga, al tiempo que la codeaba. – Llevo un rato hablándote- afirmó indignada.<br />Sí, creo que si- contestó ella mientras sacudía la cabeza, olvidándose de esos extraños pensamientos, y con sus llorosos ojos azules lo contempló de lejos besando cariñosamente a esa rubia que nunca olvidaría.<br />Ellos se alejaron enamorados y con las manos entrelazadas, sin imaginar que ella se encontraba justamente en la misma estación. <br />MEDELLÍN EN VENTA.<br />Le vendo a Medellín. Dijo un niño mugriento a un extranjero que capturaba con su cámara la ciudad, desde las comunas.<br />¿Cómo? Preguntó el extranjero asombrado, detallando ese rostro.<br />¿Le gusta Medellín? El niño hurgaba en su bolsillo.<br />Sí claro. Estaba nervioso. Pensó en un atraco. <br />Bueno se lo regalo. El niño sonrió y le dio una postal de la ciudad con una dedicatoria: Creemos en la gente…<br />El niño se alejó en medio del atardecer que cubría las casitas de cartón. El extranjero seguro de que en ese corazón había esperanza, sonrió mientras se tomaba un café.<br />¿QUIÉN SOY?<br />Soy una vela.<br />Aquella vela blanca de ese rincón.<br />Alguien me puso allá, <br />Para que los malos vientos,<br />No apaguen el poquito de esperanza que me queda.<br />Aunque pequeña,<br />Estoy llena de recuerdos,<br />Historias, de ires y venires.<br />Mi luz es fuerte,<br />Aunque mi conciencia frágil y liviana<br />Como las plumas de aquel gallinazo impávido<br />Que me observa.<br />Me han buscado para extinguir mi luz,<br />Pero en la penumbra me hago fuerte.<br />Deseo no apagarme, deseo no morir.<br />Soy arte, soy símbolo, soy abstracción.<br />Y soy fuego eterno,<br />Que crece en medio de la tormenta,<br />Abrazándome a la ilusión de que vendrán tiempos mejores.<br />LUNA, LA LUNA.<br />Así como hay clases de amor,<br />Hay clases de lunas.<br />Luna, la luna; es la más especial de todas<br />Porque es la luna de los enamorados,<br />De los apasionados y de los esperanzados<br />Es decir, gente como yo, gente que cree,<br />Que sueña y que lucha.<br />Gente “boba” en medio de las megas, <br />La velocidad y el olvido de este siglo.<br />Anoche Luna me estaba mirando.<br />Lo sé, porque la vi buscándome en la ventana.<br />Tímida pero radiante me esperaba,<br />Sabe que la contemplo desde el día que me la regalaron.<br />¿Quién sabe qué quería esa cara redonda?<br />Al ser medianoche los que aun somos sensibles,<br />Nos dedicamos a contemplarla.<br />De inmediato, su embrujo nos atrapa,<br />Nos somete y nos revuelca,<br />Cuál si fuese un tropel de mariposas locas,<br />Que juegan en el estomago de aquellos que se besan por primera vez.<br />LA VENTANA.<br />Ventana de barrotes finos y delgados:<br />Noche tras noche a través de ti contemplo la ciudad.<br />Todos seducidos por las miles de estrellas que besan el cielo.<br />Miles de luces marcan caminos indefinibles, indescifrables.<br />El silencio poco a poco llega a cada rincón.<br />Los hogares duermen, mientras yo apenas despierto.<br />Gracias a tu transparencia una luz tenue invade los callejones más profundos de mi alma.<br />Me siento segura, protegida y quizás amada, por unas horas logro olvidarme de las penumbras que me acosan.<br />Te sonrió confiadamente y me sorprendo cuando veo que soy yo.<br />Quién creyera que en medio de la soledad yo soy mi mejor compañía. <br />COMETAS.<br />Si sabes que soy un espíritu libre<br />¿Por qué quieres atarme dentro de esta ropa?<br />¡Desnuda, quiéreme desnuda¡<br />Esa es mi más perfecta definición.<br />¿Por qué quieres que sea sincera si no dejas que mi piel te hable?<br />Ven por mí en tu cometa de mil colores,<br />Esa de cuerda tan larga que besa el cielo,<br />Esa de cola tan corta que no muerde el suelo.<br />Ven por mí y llévame lejos,<br />A un lugar donde la eternidad me abrace<br />y yo sea tan solo poesía.<br />PROTESTA.<br />Creemos que cuando muere la noche,<br />Morirán también las penas.<br />Creemos que cuando dicen amarnos,<br />Nunca nos están mintiendo.<br />Creemos que siempre una gran idea,<br />Podrá transformar la historia.<br />Solo cuando nos enfrentamos al mundo,<br />A la mirada crítica de los otros,<br />A la vida misma,<br />Aprendemos que nuestras creencias,<br />No son más que utopías,<br />Que igual que un fuego intenso<br />Se encienden desesperadas antes de morir,<br />Buscando quizás convencernos de que<br />Algún día todo será mejor.<br />Pero aún con los rayos brillantes del sol,<br />Lo que nos va a doler nos duele.<br />Quienes nos aman no solo pueden mentirnos<br />Sino que en efecto lo hacen.<br />Y por más brillante que sea una idea,<br />El sistema nos calla o paga,<br />Para que otros lo hagan.<br />Aun así en medio de este absurdo,<br />Sigo creyendo en la verdadera revolución:<br />La palabra.<br />EMPEZAR DE NUEVO.<br />Siempre supe que en el juego de la vida,<br />Absolutamente todo puede ser un peligro.<br />Más nunca imagine que al tirar los dados,<br />Caerían del lado de la soledad.<br />Herida, sin fuerzas y con mi espíritu<br />Apaleado te observe partir. <br />Fue con el pasar coqueto del tiempo,<br />Que la angustia dejo de ser angustia,<br />Para llamarse dolor, y el dolor<br />Cansado de un pecho sin latidos,<br />Se transformo en tristeza.<br />La tristeza persiguió mis pasos,<br />Casi perdí la noción del tiempo.<br />Hasta que un día desperté sin sentir que me faltabas,<br />Que todo estaba bien.<br />Y ya ves, aun estoy aquí.<br />Con los ojitos cansados de remendar recuerdos,<br />Lista para empezar de nuevo.<br />AMÉN <br />Protégeme señor, de este dolor que me oprime el pecho.<br />Protégeme señor, de mis pensamientos precipitados.<br />Protégeme señor, de esas verdades crudas que siguen mis pasos.<br />Protégeme señor, de mí porque ahora no puedo recordar quién soy. <br />REFLEXIONES DE UN ÁNGEL.<br />Que difícil conciliar el sueño.<br />En mi lecho trato de escuchar la voz de la noche,<br />Pero el murmullo molesto del silencio<br />Solo logra desatar un torrente de imágenes <br />Y pensamientos sueltos.<br />Con el reflejo tímido de la luna<br />Contemplo mi silueta difusa, frágil y borrosa.<br />Siento que soy una sombra pero mis alas ansiosas<br />Me llevan a buscar un no sé qué, un para qué, una misión.<br />Mis pensamientos absortos, son interrumpidos por el eco de unos disparos<br />Y de inmediato la realidad me hiere:<br />En tiempos de guerra, hasta los Ángeles necesitamos licencia, <br />Para volar más allá de las fronteras.<br />RETORNO.<br />He vuelto a casa,<br />No recuerdo hace cuánto partí <br />Pero la imagen grabada en mi memoria<br />Es la misma que ahora incrédula contemplo.<br />No sé qué fue lo que me alejó,<br />No sé qué me hizo olvidarte.<br />Quizás fue el destino,<br />Quizás fue mi deseo de volar, <br />Imitando los giros desesperados <br />De aquella mariposa,<br />Que rompiendo con sus alas el cielo<br />Busca trascender antes de morir en el olvido. <br />Silenciosamente contemplo el cristal.<br />Silenciosa veo tus ojos brillantes, incrédulos, lejanos.<br />Silenciosa siento el paso del tiempo que no perdona.<br />Lenta y precisa corre una lágrima,<br />Precisa y certera es la palpitación<br />Que me confirma que regrese <br />Para atraerte de nuevo a mi lado.<br />LEJANÍA<br />Es la lejanía que nos define,<br />La que me permite eternizarte en mi memoria<br />Con tan sólo un instante.<br />Tus besos efímeros me hieren el alma,<br />Prolongan mi agonía y la incertidumbre del reencuentro.<br />ACASO…<br />Acaso no te basta cuando mis ojos dicen que te amo?<br />Acaso no te basta cuando mi sonrisa te acaricia suavemente?<br />Acaso no le crees a mis manos que te besan<br />Y a mis manos que te abrazan fuerte,<br />Para que nunca te apartes de este hechizo,<br />Que nos arroja en un mar de emociones,<br />En el que nuestra barca trata de mantenerse a flote?<br />DIDIER ALZATE <br />El ciclo eterno de la vida de nacer, crecer, reproducirse y morir quizá esté bien para la mayoría, y esa existencia sin sentido de simplemente conservarse con vida sin más propósito que conseguir dinero para no estar condenado a la miseria podría sonar bien para la mayoría, que se conforman con estar bien ellos, simplemente malgastando el oxigeno del planeta, pero él no; para él no basta con ser simplemente uno más del montón, con ir de allí para allá sin propósito y con el único fin de conseguir dinero para comprar un auto o una camisa de marca. No, quizás suene ególatra; pero para él no basta con el simple siclo vital de la naturaleza, ha creído siempre que la vida puede ser mucho más que la simple existencia, cree que el hombre está en la obligación consigo mismo, con el mundo y con el ser que le dio un alma, sea cual sea su idea de Él. <br />Es otro hombre de los miles nacidos en 1993 , de los tantos nacidos el 19 de octubre, de los muchos que viven en Copacabana –Antioquia –Colombia, ciudadano del mundo de los tantos encadenados al suelo con las cadenas que sólo se rompen con Visa si eres perteneciente a una casta adinerada; en su vida ha hecho relativamente pocas cosas, ha empezado muchas y culminado casi ninguna, ha visto pocas cosas pero ha apreciado y maravillado su mente y su alma con todas en mi pasado hay algunas cosas comunes y corrientes de un niño promedio de las cuales solía avergonzarse pero que hoy en día ha abrazado como forjadoras de su carácter.<br />Parece que quisiera poder repetir con un grado de mayor conciencia, pero conservando el alma de niño que caracterizó su infancia. En su futuro ve un lienzo en blanco listo para llenarse con sueños, ilusiones, metas, alegrías, lugares por ver, cosas por descubrir cosas qué lograr y barreras que traspasar, pero sobretodo, ve en su futuro el dolor y las dificultades que le dan sabor a la vida, porque para eso vivimos, para sufrir y para afrontar las dificultades que se vengan y vencer obstáculos.<br /> <br />LA CIUDAD DE LOS NADIE<br />Oyeron Los Nadie el grito de aquella noche; retumbaron por las calles, larga y sonoramente, que parecían cobrar vida aferrándose de los oídos de quienes los oían cual garrapatas de fuego que chupaban la sangre haciendo rebotar las conciencias de quienes los oían; todos oyeron pero nadie escuchó las súplicas de auxilio que emanaban de un callejón que conducía al fuego del mismo infierno; tras unos minutos, los gritos cesaron con resignación, pero quienes fueron alcanzados por las garrapatas malditas aún sentían el dolor y sabían que el silencio no venía de un final sino de un principio agónico y sin remedio, “los verdaderos sordos son aquellos que no quieren oír”. Un sonido son sólo ondas perdiéndose en el espacio si nadie los oye, también lo son si lo oyen Los Nadie - al fin y al cabo ya no hay remedio- Para cuando llegue la policía ya todo habrá acabado, -además, así llegaran los maricones esos, el daño ya está hecho y si lo agarran, lo sueltan en un par de meses, lleno de rabia, a buscar a los que lo delataron; se decían Los Nadie para calmar su conciencia estreñida; aquellos, quienes a partir de este momento seguirían siendo Nadies; seres sin ojos, sin oídos, sin boca; con sentidos mutilados por las navajas del miedo y enmudecidos por las manos del temor. Esa noche Los Nadie durmieron reconfortados por la satisfacción de saber que no eran ellos de quienes provenía la súplica, igual de inconscientes que antes pero con los ojos cerrados, pasaron la noche un poco desvelados. Los Nadie fueron a sus empleos habituales, a sus pasatiempos comunes, a sus vidas normales; si acaso, uno que otro comentaba las murmuraciones ordinarias de un día habitual. Mientras tanto en casa la víctima, la ultrajada llora su vergüenza, ¿será suya la culpa? La doliente no es más que otra Nadie, una joven Nadie con ocupaciones de Nadies que va a fiestas de Nadies y hace lo que hacen los Nadies. Tendrá su hijo, un alguien que será educado pera ser un Nadie que crecerá como todos los Nadie, se educará como todos los nadie, se comportará como todos los Nadie y quizás algún día escuche un grito proveniente de un infierno en la tierra y como buen Nadie hará lo que los Nadie, igual que los otros Nadie hicieron con su madre y no habrá novedad en ese entonces, es tan sólo otra noche en la ciudad de Los Nadie.<br />DIANA MARÍA RIOS HOYOS<br />Nació en Cisneros, Antioquia, en 1987. Habitante de Copacabana desde 1995, <br />Actualmente vive en el Barrio La Azulita.<br />Es estudiante de Licenciatura en Lenguas Extranjeras en la U de A, pertenece a la selección de Taekwondo y al Taller de Escritores “Pluma del Viento” de nuestro Municipio.<br />Actualmente se desempeña como docente de Inglés en la Corporación Educativa Colegio Alcaravanes, de Envigado, Antioquia.<br />JERÓNIMO Y LA REALIDAD <br />Extraña la manera en que miraba procurando olvidarse de aquello que tanto lo atormentaba, no sólo por su bien sino por no dar el mínimo indicio de que él sabía algo que podría cambiar la vida de todos.<br />Buenos días Jerónimo, ¿otra vez de malas?<br />Y su mirada cambió. No quería delatarse así mismo pero de manera inconsciente lo hacía.<br />No, sólo vengo cansado del trabajo – respondió.<br />Que descanses entonces.<br />Al llegar a su casa encontró una carta bajo la puerta. Aún sin remitente él sabía quién la había enviado. No quiso leerla. Tenía miedo de aceptar la realidad, pero una maliciosa sonrisa se dibujó en su rostro y sin querer suspiró.<br />No, no puede ser – pensó- no puedo pensar en eso, tengo que olvidarlo. <br />Preparó la cena, no tardó en comerla y rápidamente se acostó.<br />¡Nooo! Se escuchó un grito muy temprano en la madrugada. De nuevo era ese sueño que tanto lo atormentaba.<br />Eran las 2:00 a.m. se levantó, bebió un poco de leche y volvió a la cama. Ya no pudo dormir, se quedó dando vueltas hasta las 6:00 a.m., hora en que comenzaba su nuevo día.<br />Despierto desde las 2:00 a.m. se levantó a las 6:00 a.m. de su cama y fue por el desayuno.<br />Que cocina tan amplia… tan sola…<br />Él sabía que faltaba algo y tuvo un leve recuerdo de aquello que tanto había querido olvidar. Ya no tuvo apetito. Se organizó, hizo la cama y fue a trabajar.<br />La oficina quedaba cerca, sin embargo no tuvo ánimos de caminar y tomó un taxi. En el fondo él sabía que de camino al trabajo podría encontrarse de frente con su realidad y eso realmente lo asustaba.<br />Buenos días Jerónimo, ¿qué tal la noche?<br />Buenos días Gustavo, no quiero hablar de eso.<br />¿Otra vez ese sueño que te atormenta?<br />Gustavo era su amigo. Siempre había sabido todo de Jerónimo. Fueron compañeros de infancia, en la escuela y en la universidad. Pero ahora en el trabajo algo estaba cambiando. Gustavo no entendía por qué Jerónimo últimamente tenía esa extraña expresión en su rostro ni por qué evitaba al máximo el tema de sus sueños.<br />¿Por qué no quieres contarme? ¿es acaso de nuevo el sueño con aquella chica?<br />¡Shhh! ¡Cállate! Te dije que no quiero hablar.<br />Está bien.<br />El día en la oficina transcurría tranquilamente. Su mente estaba tan concentrada en el trabajo que se sobresaltó al sonar su celular. Dejó que repicara hasta terminarse la llamada. Cinco minutos más tarde timbró de nuevo.<br />¿Hola? – contestó.<br />Hola, ¿cómo estás?<br />Esa voz lo heló. ¿Cómo era posible que esta persona lo estuviese llamando?<br />Estoy ocupado, adiós- dijo agitado y colgó.<br />Su corazón estaba muy acelerado, comenzó a sudar. No podía creer que lo llamaran así, no esta persona. Tan fuerte fue su impresión que cayó tendido.<br />¿Qué tal? ¿Cómo te sientes? – preguntó Gustavo.<br />Un poco mareado. ¿Dónde estoy? ¿Qué pasó?<br />Estás en el hospital, te encontramos tirado en tu oficina. Estabas todo pálido, ¿viste acaso un fantasma?<br />Algo así. – respondió Jerónimo y se quedó viendo hacia la ventana del cuarto.<br />Al caer la tarde pudo salir del hospital y le dieron dos días de incapacidad.<br />¡Qué suertudo eres! – dijo Gustavo - ¡Dos días sin tener que preocuparte de nada!<br />Si… claro. – replicó Jerónimo mientras pensaba en el significado de dos días sin trabajar: ¿En qué me ocuparé para no permitir que ese recuerdo me atormente?, dos días es demasiado tiempo…<br />Luego de salir del hospital se despidió de Gustavo y estuvo un buen rato en el parque cerca de su casa. Había muchos niños esa tarde. Una mariposa se posó en su hombro y lo llenó de colores.<br />De repente lo invadió una angustia indescriptible y recordó claramente lo que siempre había querido olvidar: ¡A mí!<br />Sí, me recordó y recordó que él es irreal, que no existe, que todo lo que vive lo prescribo con mi lápiz. Eso es a lo que tanto le teme desde el día en que se dio cuenta que sólo es un personaje y que no tiene vida propia, eso lo angustia demasiado.<br />Y ahora que me recordó, sabe que puedo hacer con él y con su mundo lo que yo quiera. Le teme a vivir sus temores sólo por mi capricho o a que sus deseos no se cumplan sólo porque tazo su mundo a mi amaño.<br />Sus pensamientos y sentimientos a veces se salen de mis manos, pero no me preocupa mucho, todo lo demás puedo controlarlo siempre.<br />En ese parque Jerónimo está tan aterrado pensando en mí que ni moverse puede. Ya es de noche y él está solo allí.<br />Para que se tranquilice y trate de olvidarme de nuevo, no escribiré más su realidad, lo dejaré en paz. Por ahora… <br />CATHERINE NOREÑA CARO<br />Nació en Copacabana el 13 de febrero de 1989. Es Normalista Superior con énfasis en Ciencias Sociales. Actualmente cursa últimos semestres de Licenciatura en Gestión Educativa en la Universidad San Buenaventura, de Medellín. <br />Siendo partícipe del proyecto Patio 13 “escuela para niños de la calle”, tuvo la posibilidad de obtener una beca y estudiar en la Pädagogische Hochschule Heidelberg en Alemania, cuya principal tarea es la formación de profesores.<br />En esta misma ciudad, Heidelberg, fue precursora de la iniciativa del "El Arte De Aprender" presentado en cooperación con la Studentenwerk de la Universidad de Heidelberg (), la realización de una "Noche Benéfica Latinoamericana – Educación para niños de la calle en Colombia". Cuyo objetivo principal es recoger fondos económicos para la dotación de materiales didácticos (juegos educativos) que servirán dentro del desarrollo de prácticas pedagógicas con niños y jóvenes en situación de calle en la ciudad de Medellín- Colombia; pretendiendo obtener mejoras educativas con esta población.<br />Así mismo realizó visitas a ONGs como Bahnhofsmission Heidelberg y Kinderhilfe Rumänien En esta última tuvo contacto directo con niños y jóvenes que viven en refugios en Rumania, con ellos realizó una experiencia pedagógica.<br />Allí mismo, fue partícipe de la realización de un curso de técnicas modernas de Psicotrauma, terapias a cargo de Psychological Trauma Care International, proyecto al que actualmente pertenece como representante en Colombia.<br />Hace parte del “Club Cultural y Deportivo de Artes Marciales Kikenshi” y del Taller de Escritores “Pluma del Viento” de Copacabana.<br />BITÁCORA DE UNA JOVEN MAESTRA.<br />El ser humano es un ser que a diario se preocupa por sí mismo, sin preocuparse por los demás, un ser que olvida por completo que él está inmerso en un contexto en el que existe la diversidad y que así como él necesita de muchas cosas, existen personas que necesitan más, o tienen las mismas necesidades tanto materiales como espirituales.<br />Esta reflexión es la que tengo desde hace casi 5 años, cuando entré a pertenecer a un grupo en el cual más que investigar o estudiar comportamientos, se pretende estar en un contacto directo con poblaciones que han sido olvidas en el aspecto social, político y económico; porque simplemente no se inscriben en una cultura como la que exige nuestra sociedad.<br />La población a la que he hecho referencia son los niños y jóvenes en situación de calle, a quienes aprendí a identificar en un primer momento a partir de observaciones etnográficas, realizadas en lugares como el centro de Medellín y sus alrededores. Esta experiencia me hizo dar cuenta cómo a diario estas personas pasan desapercibidas ante el común de la sociedad, que aunque siempre están allí se ignoran e incluso no se les siente partícipe de nuestra realidad. Durante este tiempo sólo me dedicaba a hablar con estas personas identificando sus necesidades, costumbres, significaciones, lugares que frecuentan y el reconocimiento del ambiente que los limitaba en su modo de vida.<br />Más adelante fui partícipe de un grupo de estudiantes que teníamos a cargo recrear niños y jóvenes en estado de vulnerabilidad, pertenecientes algunas instituciones, que trabajan con población de alto riesgo, como Acarpín, Bosconia, Granjas Infantiles, Patio Don Bosco y el Instituto Parroquial, que a diferencia de los demás, aparentemente trabajan con niños y niñas que no tenían dicha condición de vulnerabilidad, pero servían como elemento para que los demás no se sintieran estigmatizados por su condición que los hacía pertenecer a dicho proyecto.<br />Con ellos se trabajaba en tres momentos, el primero era un trabajo recreativo con cada institución, luego, junto a otras compañeras, hacíamos a partir de juegos un trabajo de inclusión y por último un proceso de aprendizaje en grupos de ciencias naturales, ciencias sociales y matemáticas. <br />A partir de cada actividad al principio se notó dispersión entre los grupos y comenzó quizás mi primer reto dentro del proyecto: cómo hacer que existiera un solo grupo que a pesar de sus diferencias económicas, emocionales o de diversos lugares de los que provenían, hicieran parte de un mismo proyecto que se interesaba por el bienestar de cada uno de ellos; para esto y viendo tantas dificultades, pasé uno a uno por cada grupo y fui siendo parte de ellos, escuchándolos, conociéndolos, hasta que por fin se dieron cuenta que ellos no estaban por competir, sino para aprender de los demás.<br />Finalizando con esto, me sentí orgullosa de lograr tanto con ellos, pues a diario aproveché la confianza que ellos depositaron en mí e hice que esto se fuera reflejando en cada actividad en los que ellos eran partícipes.<br />Al finalizar este proyecto me inscribí en otro que quizás fue el de mayor reto para mí, se trataba de ir a realizar un trabajo lúdico en la Plazoleta Rojas Pinilla de Medellín, donde empecé a cuestionarme, de cómo poner en práctica uno a uno los elementos teóricos que me habian inculcado durante mi proceso de formación como maestra, pues empezaron a entrar en juego miles de interrogantes, como el hecho de buscar la mejor estrategia para acercarme a ellos, quizá lo que menos me afectó ya que desde un primer momento no puse barreras con ellos, ni sentí barreras hacia mi; pero… si empezó el verdadero problema, cómo entrar a trabajar con ellos un tema o un àrea educativa específica necesaria dentro de un aula regular, en un contexto que quizàs mas que formación de conocimientos educativos, se necesita educación en crecimiento personal. Pero a partir de actividades realizadas cada 8 días, que les mostraban a los niños un continuo interés hacia ellos por parte de nosotros, se logró obtener un contacto con ellos que los entretenían y distanciaban de las drogas acercándolos a un trabajo en equipo y un poco de aprendizaje a partir de los mismos. No me costaba estar con ellos en las condiciones a las que se estaba predispuesta en este lugar, por lo contrario al igual que ellos jugaba, estudiabamos, he incluso trabajamos en el piso sin preocupacion alguna.<br />También se les propuso unas vacaciones recreativas, para las cuales minuciosamente realizabamos materiales didàcticos tan llamativos que ellos se sentían importantes a la hora de utilizar dichos implementos. <br />Sin embargo no voy a dejar pasar por alto la experiencia que más me marcó, pues el ùltimo dia de las recreaciones, tuve un percance con uno de los jòvenes en situación de calle, todo por un mal entendido que llevó a la peor desgracia, una pelea con él. Situación que quizás se sale de control porque en la calle se viven leyes que ellos mismos crean, establecen normas tan complejas como “o sos vos o soy yo” y es una decisión en la que entro en juego, yo como persona y maestra ante ellos, y él como el que manda en la calle, pero alumno mio en ese momento. Toda una situación que llevó a momentos de tensión y la reaccion más inconcebible por parte de aquellos que dentro de ese mismo lugar imponen la ley y al joven aquel, no dejaron volver.<br />Situación que rompió todo un proceso que se había logrado, se generó en ellos una desconfianza, que para mi y mis compañeras había sido el mayor logro que habiamos tenido, que ellos confiaran en nosotros.<br />Por mí parte no volvi a la calle a trabajar con dichos niños porque me da miedo enfrentarme a miradas que me acusen del hecho de que ellos perdieron a un amigo por culpa mia. Pero constatemente busco la manera de no alejarme y ayudarles a otros que también me pueden necesitar.<br />Sin embargo, cabe mencionar algunas de las perspectivas en las que me pude centrar a partir de la interacciòn con dichos niños y jóvenes, por ejemplo: a estas personas más que identificarles los sistemas fonéticos, los vocablos y las estructuras gramaticales de la lengua que manejan, se trata de descubrir todo un juego de simbolismo que se vive en la calle, pues sin tener que hablar con el mismo léxico que culturalmente estamos acostumbrados, ellos manejan costumbres únicas, que permiten entre ellos un entendimiento a la hora de actuar.<br />Cabe mencionar que en dicho contacto con la población no entré en la dicotomía del juicio entre lo bueno lo malo, lo que se debe hacer y lo que no, pues los conceptos y actitudes se deben interpretar desde cada cultura más no de una hacia la otra, pues dentro de un marco conceptual pueden ser miradas desde cada contexto y las comparaciones dicotómicas no son importantes, si no que se piensa más bien en el enriquecimiento cultural que se tendría al comprenderlos.<br />Es precisamente esto lo que le hace falta a nuestra sociedad ya que en la actualidad se empieza hacer un juicio valorativo y aparecer mitos acerca de mencionado grupo poblacional, y siempre se les identificaría como los ladrones, los sucios, los gamines, hasta el punto de hacer asociaciones como:<br />Niño pobre = niño de la calle = sucio<br />Niño de la calle =  droga =  huele pega = peligroso<br />Y… por qué hacer referencia a ellos como en situación de calle y no estigmatizarlos como la anterior mitologización, pues bien, es precisamente lo que yo logré, porque simplemente, el hecho de nombrarlos en situación de calle, hace que se note, no como algo que ellos son, sino como un momento y un espacio, en el cual están pasando por múltiples antecedentes, como lo son el maltrato intrafamiliar, el desprecio, el abandono, entre muchas otras como es el deseo personal.<br />Esta reflexión es algo que comencé a construir a partir de experiencias ya mencionadas pero que he ido fortaleciendo participando de otros proyectos.<br />Es el caso de uno en el que comenzamos 8 maestras en formación con 8 niños en estado de vulnerabilidad y 4 niños en situación de calle en donde entrar a observar cómo a partir de un proceso de interacción de los niños con un trabajo de equinoterapia estos tendrían un mejor resultado emocional, actitudinal y de aprendizaje. Y demostrar cómo el maestro debe formar desde la interdisciplinariedad y como pueda dirigir su práctica docente en contextos diferentes al aula regular e ir descubrir como “La Finca” se convierte en un espacio en el que los niños han olvidado por pequeños instantes su propia realidad mirando a nuevos horizontes.<br />Al transcurrir el tiempo y ya teniendo experiencia con este proyecto se planteó un nuevo objetivo y era lograr a partir de este proyecto que los niños en situación de calle adquieran cierto nivel de normatividad y aprendizaje que le permitan ingresar a un aula regular. <br />Pero no fue una decisión que se tomó a la ligera sino que fue un interés que surge de los mismos niños, y es el reto de nosotras ponerlos a tal nivel, de acuerdo a la motivación y ganas que ellos pongan. Sin embargo en cada semestre cambiamos de población y finalmente empezamos un trabajo arduo con los niños de patio don Bosco. De los cuales exitosamente 3 lograron ingresar al aula regular.<br />A su vez también soy una de las encargadas de dirigir un trabajo de observación etnográfica que se realiza con las estudiantes del grado octavo, el cual, implica identificación de conceptos como marginalidad, vulnerabilidad, pobreza y una transformación de idolologías a partir de salidas de campo a lugares vulnerables y no vulnerables de la ciudad de Medellín, para hacer una comparación, una lectura de la realidad y postura crítica, a partir de fotografías formas de vestir, interacción en el contexto, drogas, relaciones familiares, entre otras.<br />Por otro lado, junto a otras dos compañeras, tenemos a cargo el direccionamiento del proyecto de las estudiantes del grado noveno, con las que se pretende identificar, por qué algunos municipios son foco de violencia y generadores de desplazamiento. Todo un trabajo investigativo de alguna zonas, como, Urrao, Frontino, Puerto Berrío, Sonsón, Yarumal. <br />Para finalizar, puedo decir que todo esto es una situación que me lleva a evidenciar en mí, todo un proceso de formación personal que me ha permitido orientar en lo que fui orientada hace mucho tiempo, pero que hoy de igual forma hago que dichas niñas se motiven a reconocer y sentirse parte activa de dicho proyecto. Y que adquieran la misma o mayor pertenencia social que como ciudadano y maestra adquirí, pues a diario se creó en mí una transformación, ya que aprendí de cada situación vivida, como maestra en formación pero ante todo como persona creando procesos de humanización.<br />PEDRO LUIS GUIRAL HERNÀNDEZ.<br />Nació el 04 de octubre de 1979, en Medellín, Antioquia.<br />Bibliotecólogo de la Universidad de Antioquia. Escribe desde pequeño con la savia pulcra de los árboles gigantes y sueña en cada verso en conquistar la utopía de un mundo justo y hermoso.<br />Ha pertenecido a varios talleres de poesía del Área Metropolitana, “Sala del Agua”, de Bello; “Esa Palabra”, de la Universidad de Antioquia y “Pluma del Viento”, de Copacabana.<br />Ha publicado algunos poemas en las revistas “Otras Voces” y “Raíz de Cinco” y en “La Primera Línea del Arco Iris”, publicación dirigida por el poeta Edilson Villa M.<br />BESO IRLANDÉS<br />1<br />Mis manos besan tu piel <br />Los labios no intentan impedirlo<br />El deseo se difumina<br />En nubes que viajan con mis venas rotas,<br />Me llevan al fin de mi cuerpo<br />Al despertar…<br />No admito estar vivo.<br />2<br />No dejes luna infinita<br />Que esta noche fantasmal, brillante<br />Me robe <br />Las irresistibles ganas de verte.<br />3<br />Qué maravilloso superar tu ausencia <br />Con el poder de una pronta llegada.<br />4<br />Cómo decirte amor<br />Cómo decirte ahora <br />Cómo decirte pronto<br />Antes de que a mi saliva <br />Se le olvide en la última letra <br />Un te quiero.<br />5<br />Escribo para decirte que me haces mucha falta.<br />La ausencia es consolada por los recuerdos.<br />Nuestras fotos rememoran una presencia lejana.<br />Al observar el horizonte <br />Los árboles se convierten en espejismos<br />Y no queda nada entre las montañas<br />Que me impida contemplarte.<br />6<br />Porque tú calor presiento en mi pecho, <br />Porque tus besos florecen en el lago de mis labios.<br />Amarte así en la soledad, <br />Comienzo a vivirlo<br />Cuando es lunes<br />Y mañana no estarás.<br />7<br />La mirada profunda de la hoja<br />Surge del nacimiento de una mariposa<br />Que deja su crisálida<br />Al medio día.<br />La noche viste de oscuridad<br />El sueño de alas arco iris<br />Que reposa en un capullo dispuesta<br />A no ser nómada<br />En su camino a la vida.<br />MELISSA VILLA ÁLVAREZ<br />Nacida un 15 de Enero en Medellín, tierra que no podría ser de más orgullo. <br />Desde siempre ha sido amante de las letras, una de las más preciadas herencias de su papá, Edilson Villa Muñoz, igual que su carácter, sediento de saber y de progreso; de su mamá, Ana Álvarez, heredó la integridad y la fortaleza. <br />Toda la vida se ha interesado por la música, por la literatura, por la arquitectura y por el inglés, idioma que ha estudiado hasta graduarse en la Universidad de Antioquia, en 2009.<br />Melissa Villa Álvarez se resume a luna, chocolate, café, tacto, música, fuego, aire, agua y tierra, a noches, estrellas, a lo conocido y a lo que no, a lo sueños, a las balas de papel. <br />Goza de descubrir en un papel lo que el mundo esconde, lo que una mente atesora, lo que un corazón anhela. En plasmar con un lápiz sus más retorcidos pensamientos, que al pasar al papel se vuelven canto, mañana, poesía.<br /> Melissa Villa Álvarez se apropia de sí misma, se explora y explota; escribe.<br />Actualmente cursa el grado onceavo en la I.E. Santo Ángel, de Medellín, y participa del taller de escritores de Copacabana “Pluma del Viento” que dirige su padre, el poeta Edilson Villa M. <br />PALABRAS EN UNA NOCHE ESPECIALMENTE COMÚN<br />“Escrito a las 4 am, una de esas madrugadas de tamales y enredos con mi abuela; inspirada pero atormentada por el sueño. Así que no me siento capaz de decir por mí misma si es algo bueno o no, a la gente le gusta, pero eso no basta!” <br /> Melissa Villa Álvarez<br /> <br />Justo ahora quisiera gritar, <br />No hay un motivo, nunca lo hay, <br />¿Debería? <br />Quisiera correr, ir lejos, <br />Lo suficientemente lejos, <br />¿A dónde?... ¡No lo sé, no lo sé! <br />Y llegar, donde sea, pero llegar... <br />¡Esconderme!<br />Esconder mi rostro cansado de búsqueda en el primer arbusto que encuentre, <br />Respirar.<br />¿Esconderme de qué? ¿De mí? podría encontrarme... supongo... o eso espero. <br />Quisiera estar en un lugar donde al gritar pueda escucharme, <br />Pero sólo yo, ¡sólo yo! <br />Sólo quien entienda la mente enredada que asumí llevar,<br /> La que me hace correr pero al tiempo refugia,<br />Quien encuentre en el tacto ese millón de palabras que nunca diré, <br />Quien respire agua y toque el viento, abrace un árbol y se pierda en estrellas... <br />¡Sí! ¡Sólo yo, sólo yo! <br />¡Eso quiero!... escucharme... <br />¡Perderme en mí!... perderme en mí <br />y no en un aturdidor exterior de calles grises y rayas<br /> Blancas, de gente que viene y va, viene y va... <br />Tal vez en mí encuentre respuesta, <br />¿Una respuesta?... ¿MI respuesta?... <br />Sea cual sea... <br />Será suficiente...<br />BARROQ’S<br />Mi amigo.<br />Mi amigo de ramas largas y raíces espesas.<br />Mi amigo de hojas frescas con suelo de otoño.<br />Mi amigo iluminado por sol o luna.<br />Mi amigo resplandeciente bajo ese cielo absorto que te observa bailar.<br />Mi amigo de los coros unísonos al viento, <br />Ese viento que te abraza.<br />Amigo anciano de piel áspera que a mi tacto fascina.<br />Gordo amigo de rugosa cobertura, trae a mí como un nuevo germinar la savia de tu ser,<br />Tu consejo más profundo,<br />Tu susurro más sagrado.<br />Háblame, como le hablas al sol,<br />A la lluvia,<br />A las estrellas,<br />Al pájaro que te posa.<br />Acógeme como la tierra a ti,<br />Como el cielo a las nubes,<br />Como la luna a la ausencia.<br />¿Recuerdas lo que grité a ti en desespero esa noche?<br />Calla.<br />Confidente de raíces.<br /> NATALIA ANDREA DÍAZ<br />Nació el 4 de agosto de 1992 en la ciudad de Medellín, Departamento de Antioquia. Actualmente reside en Copacabana.<br />Egresada de la Institución Educativa Escuela Normal Superior María Auxiliadora con profundización en el campo de la Educación y la Formación Pedagógica. Mismo lugar en el cual cursa sus estudios superiores, en la Formación Complementaria (convenio con la Universidad de Antioquia), con énfasis en pedagogía infantil. <br />Adelanta sus estudios en alemán e italiano en la misma institución. Con diplomado en Teología en la Universidad Luis Amigó en el 2009<br />Ha participado en dos ocasiones consecutivas en el concurso Nacional de Cuento en el 2008 y 2009.<br />De igual forma hace parte del taller de escritores “Pluma del Viento de Copacabana” desde el 2009. Gracias a motivaciones recibidas en la institución.<br />Aspira a ser una excelente escritora, critica y elocuente, administradora educativa, filósofa y psicóloga. <br />LA CALLE 13<br />Parecía que ese día el sol quería huir más rápido, podía asegurarlo, la calle 13 estaba más oscura de lo normal, ella podía sentir su respiración cada vez más cerca como si fuera, su último objetivo. <br />Siempre vivió con su padre, su madre murió cuando aún estaba muy pequeña y desde ese día, el trabaja en la morgue decía que era un trabajo muy interesante pero que en ocasiones se veían cosas escalofriantes. En casa solo permanecían los tres, ellos dos y su gato de mascota, era bastante extraño pues en las noches se quedaba inerte en la entrada de la casa. Siempre había sido así.<br />Su padre muchas veces no permanecía con ella, sin embargo cada tarde después del colegio, llegaba a la vivienda, o iba con su amiga a la suya.<br />Era extraño que su gato no comiera nada en casa, suponía ella que su menú eran los ratones que viera pasar, su padre tampoco lo hacía con frecuencia, solo cuando no tuviera que trabajar, por eso siempre, dejaba dinero sobre la mesa para pedir pizza, o si tenía suerte, comer donde su amiga. En casa había refrigerador pero su padre insistía en que no era necesario comprar nada si al final se echaría todo a perder, es por eso que en la cocina cumplía una sola función; ser un adorno.<br />Era 5 de agosto y decidió ir donde su amiga después de clase con el pretexto de hacer los deberes, quería llegar un poco tarde a casa, pues el estar sola con un gato loco no es una buena idea, decidió entonces ir a casa no tenia afanes estaba en la calle 11 solo tenía que llegar a la 13, donde vivía , podía asegurar que fue el gato el que estaba en el parque que queda en la calle 12, estaba con un hombre vestido de negro que llevaba una bolsa, cuando por fin se acercaba a la puerta vio que su gato estaba ahí, sentado como siempre, lo miró, y entró, ya estaba ahí su padre, y era bastante extraño en realidad, comió lo que llevo del restaurante que quedaba cerca de la morgue y se fue a dormir.<br />La escena se repetía cada que pasaba por aquel parque, y la gente cuchicheaba sobre la escena que había presenciado, pero no tenia afanes de saber que ocurría…<br />Una semana después despidieron a su padre de la morgue tanta fue su depresión que se encerró en su alcoba.<br />Ella prefería entonces seguir llegando tarde a casa, pero fue aquel día en el que la calle 13 , estaba diferente, los sentía venir a los dos, sentía sus pasos retumbantes y su respiración a cada instante mas exaltada…<br />Desde ese día, su padre y el gato no tuvieron nada más que comer.<br />JUEVES<br />Era un jueves gris, bajaban por su rostro presurosas y se confundían con su sudor frió y su lagrimas, no había llovido así, en años de esa manera, quizás el cielo también se había dado cuenta de lo que había hecho. Salió de casa sin perturbar a quienes allí se quedaron, después de haber puesto en su lugar la última ficha del rompecabezas que armaban <br />No creía en el amor, no valía la pena hacerlo si sabía que terminaría así, por eso, nunca le contó a su madre, que lo veía en las noches cuando ya todos dormían, era un joven apuesto y su mejor amiga también lo encontraba así. <br />La esperaba después de la universidad, ya le era fácil escaparse, encontrar un lugar donde nadie vigilara lo que hacían, ciertamente lejos de ser amigos, estaban. Su situación era envidiable pero todo estaba bien mientras no presintieran nada.<br />Les ayudó más de una vez, porque sabía que su recompensa llegaría, Salían siempre los tres, con el pretexto de mostrar a todos los buenos amigos que eran, charlaban, se reían, y jugaban siempre juntos.<br />Después de clase el jueves una taza de café venía bien, en su casa los esperaba, ver una película y luego armar el gigantesco rompecabezas que de niños los entretenía por horas, recordar la infancia vendría bastante bien, caía el sol, y tras ver el trabajo finalizado todos miraron esa esquina donde faltaba una ficha… ella presurosa afirmo que sabia donde estaba, subió a su habitación trayendo consigo, un nuevo juguete para hacer más divertida la reunión, entro a la sala y sin piedad lo tomo en sus manos asumiendo que esa tarde por fin acabaría con su amor imposible y a quien hizo lo que fuera. <br />¿VOLUNTAD DIVINA O UN ASUNTO DE CREENCIAS?<br />Todos creen en algo, algunos en los otros, pero no en sí mismos, otros optan por tener fe propia y desconfiar de los demás, unos creen en el poder de los políticos, terceros, sin embargo, prefieren mantener fuera de sus ideologías la política, algunos consideran una opción conveniente creer en la iglesia y sin embargo para muchos es mejor no poner sus expectativas en las cosas que no ven.<br />Sin embargo, incluso quienes no profesan, lo hacen, esto puede explicarse desde la doctrina de los escépticos, quienes afirman no creer, en nada; sin embargo al afirmar dicho asunto, lo hacen; “creen en el no creer”…<br />Fundamentados en esta teoría es fácil poder decir que todos los seres humanos, independientemente de su procedencia necesita creer en algo, cada uno elige en qué hacerlo.<br />Desde la antigüedad, se han establecido mitos, que nacen como la filosofía a partir del asombro, al no comprender el por qué de las cosas, de los fenómenos naturales entre otros, las sociedades comenzaron a construir historias basadas en dioses y castigos que no solo dieran explicaciones a dichos asuntos, sino que funcionaran como controladores en una sociedad. Así como lo decía José martí <br />"La madre del decoro, la savia de la libertad, el mantenimiento de la República y el remedio de sus males es, sobre todo lo demás, la propagación de la cultura."<br />Podemos de esta manera aclarar que la cultura establece las normas que rigen la sociedad y la mantienen.<br />Desde aquel entonces, el hombre busca un refugio para las ideas e inclinaciones que no encuentran cabida en el rango de la lógica, muchos a estos sucesos los llaman milagros, otros, mentiras de la sociedad…<br />Mientras los aborígenes aun creen en dioses, los hindúes en el Shrutiv los budistas en Siddhartha Gautama, los católicos, creen en el monoteísmo tomando como plataforma la biblia y la iglesia. Los católicos le atribuyen a Dios las cosas buenas que ya están creadas, los sucesos y triunfos, sin embargo también los acaecimientos de fracaso, quizás siendo esto último la explicación al por qué muchos se consideran ateos…” Sigmund Freud afirmaba “Como a nadie se le puede forzar para que crea, a nadie se le puede forzar para que no crea”. Cada individuo elige sus creencias.<br />Beneficios en el hogar, trabajo, estudio, hemos escuchado constantemente que la mayoría de las conquistas son gracias a la voluntad de Dios, para otros, dicho brío errado, y debido a esto existen las enfermedades, terrorismo y hasta los mismos fenómenos naturales son culpa de Él. El emperador romano Julio Cesar afirmó alguna vez “Los hombres creen gustosamente aquello que se acomoda a sus deseos”, cada uno elige entonces lo q crea conveniente para sí mismo, lo q lo haga feliz, o incluso lo q vea q hace feliz a los q lo rodean siguiendo los parámetros q fundamenta una sociedad”. <br />Por qué Dios hace cosas sin sentido? es en realidad un cuestionamiento interesante, que puede convertirse en controversia para aquellos creyentes en las sagradas escrituras, mientras para otros, un argumento de gran validez, ya que sus ideologías no están ciertamente encaminadas a la religión.<br />Entonces, ahora, no tendría fundamento la pregunta, porque infaliblemente sucede lo siguiente, para algunos tiene sentido la voluntad omnipotente, para otros no la tiene, los llamamos ateos, es por eso que debatir el tema es asunto difícil porque siempre en todas, las cuestión sucederá lo mismo, las ideas contrarias existirán siempre, cada uno elige su propia cultura, según el ambiente en el que viva, es por eso, que para los indígenas, cultura es pintar su rostro y andar semi-desnudos, mientras para nosotros no lo es así, no significa en ningún momento que exista la palabra ”inculto”, pues se convertiría en un círculo vicioso, para los autóctonos lo seriamos, y para nosotros ellos. Es por eso que se hace entonces valedera la idea de Henry roll “Nada necesita tanto una reforma como las costumbres ajenas."<br />60 SEGUNDOS AL FACILISMO<br />En la época actual no podemos afirmar a ciencia cierta qué es lo bueno y malo entre tantas cosas que nos ofrece la sociedad, la tecnología avanza y aunque muchas veces puede plantear beneficios para una comunidad, puede representar el desastre para muchas otras, cada uno de los avances tecnológicos son planteados con el fin de garantizar comodidad para la humanidad, en otras palabras “hacer la vida más fácil”. “En lugar de desear una relación humana inquietante, compleja y perdible, que estimule nuestra capacidad de luchar y nos obligue a cambiar, deseamos un idilio sin sombras y sin peligros, un nido de amor, y por lo tanto, en última instancia un retorno al huevo. En vez de desear una sociedad en la que sea realizable y necesario trabajar arduamente para hacer efectivas nuestras posibilidades, deseamos un mundo de satisfacción, una monstruosa sala-cuna de abundancia pasivamente recibida. “(Zuleta, Estanislao. Elogio de la dificultad)<br />Tenemos las maquinas, para hacer más ágil la producción en las fabricas, pero estas reemplazan la mano de obra, existen robots q hagan cosas similares a las de los humanos, para que estos no se preocupen demasiado, se crearon los armamentos para defendernos, pero significa el fin, para quienes son atacados con estos y existe la internet… uno de los avances más significativos con los que hoy contamos pero… ¿puede ser considerado un beneficio o una telaraña de la que es imposible salir?<br />Noticias, remedios, sexo, entretenimiento, consultas, todo se encuentra en la red.<br />La internet puede ser considerada como otro mundo que se extiende sin límites, donde los seres humanos encuentran todo al alcance de un clic… y aunque podría significar un excelente beneficio, así como la revolución industrial provoco una crisis, la internet no es inofensiva, así como las maquinas reemplazaron el ser humano, lo que ofrece la internet reemplaza poco a poco medios de comunicación, interacciones con los otros, movilidad física o incluso los libros… <br />Se escucha con frecuencia “la internet es un gran avance siempre y cuando se le dé el manejo adecuado” sin embargo, para los jóvenes este asunto es complicado de entender, el Chat, facebook, tareas que parecen complicadas se convierten en cotidianidad, de búsquedas en google, copiar, pegar pero sobre todo deshacerse de los derechos de autor, resúmenes de obras, ya que solo es necesaria una simple socialización, todo `para decir “ya hice mi tarea puedo hacer lo que quiera” hablar, con mis amigos, revisar mi correo… ¿Qué tan perjudicial puede ser esto?...<br />Así como todas las cosas, en exceso son perniciosas, este no es un caso diferente…los jóvenes tienden a pasar frente a la pantalla más de 8 horas diarias al día, si bien es cierto, casi las que son necesarias para que el cuerpo recupere sus fuerzas al dormir, las instituciones educativas plantearon hace varios años, de 7 a 8 horas diarias para dictar las clases, ocupando así, las 24 horas del día, de un adolescente promedio… podríamos decir entonces, ¿en que afecta, si el horario está bien distribuido?, esto sin embargo no deja de ser una falacia…<br />Comencemos entonces por mencionar otras de las contraindicaciones que no vienen escritas en el paquete cuando nos hacemos acreedores a la internet. Podríamos definir este medio como esclavizante, como una telaraña que mencionaba anteriormente en la cual si se cae, liberarse puede parecer imposible, las posibilidades que nos ofrece de encontrar todo lo que se busca, de aclarar todas las dudas, de hallar, reflexiones, síntesis, análisis que nos han sido pedidas con anterioridad, creadas por la persona misma hace la sociedad cada vez mas facilistas.<br />“En lugar de desear una filosofía llena de incógnitas y preguntas abiertas, queremos poseer una doctrina global, capaz de dar cuenta de todo, revelada por espíritus que nunca han existido o por caudillos que desgraciadamente sí han existido. <br />Adán y sobre todo Eva, tienen el mérito original de habernos liberado del paraíso, nuestro pecado es que anhelamos regresar a é” (el elogio de la dificultad…) n su escrito el elogio a la dificultad hace énfasis a la falta de motivación por hacer lo que requiere de esfuerzo para conseguirlo todo preparado y listo… fundamento que es equivalente al tema mencionado.” “(Zuleta, Estanislao. Elogio de la dificultad)<br />El esperar que todo esté listo sin hacer un mayor esfuerzo, hace que las personas no estén lo suficientemente capacitadas, para dar cuenta de aquello que se a pedido hacer, el aprendizaje no es asunto coherente si no requiere de un esfuerzo que ponga en práctica, las habilidades de comprensión que tienen el individuo, lo dejare prácticamente invalido para enfrentarse a una vida profesional, el no exigirle rendimiento al cerebro lo convierte en un elemento inútil, que con el tiempo se desgaste cuando debería ser en dirección contraria.<br />“Dostoievski entendió, hace más de un siglo, que la dificultad de nuestra liberación procede de nuestro amor a las cadenas. Amamos las cadenas, los amos, las seguridades porque nos evitan la angustia de la razón.” “(Zuleta, Estanislao. Elogio de la dificultad)<br />Tenemos miedo a razonar, y quizás a encontrar realidades, que siempre hemos querido esconder tras la máscara del consumismo… si pagas, estás feliz, no importa si te esclavizas, en gran medida o no; lo importantes mantenerse en circulación en el mercado, en este caso, visual.<br />Otro de los asuntos de gran relevancia a mencionar es la falta de acción motriz <br />El estar diariamente frente a una pantalla no permite la movilidad del cuerpo, el aspecto físico realmente es afectado en este asunto, al no permitirle a los músculos el estiramiento adecuado, lleva al individuo al sedentarismo, el cual trae consigo otras enfermedades….<br />No olvidemos uno de los mayores problemas que trae esta red, de mentiras, “Aquí mismo en los proyectos de la existencia cotidiana, más acá del reino de las mentiras eternas, introducimos también el ideal tonto de la seguridad garantizada; de las reconciliaciones totales; de las soluciones definitivas.” “(Zuleta, Estanislao. Elogio de la dificultad)<br />Los individuos tendemos a ser curiosos, lo que lleva en muchas ocasiones a traer graves problemas, cuando se nos ofrece la posibilidad del Chat, se puede pensar “ que gran alternativa para comunicarme con quienes conozco” sin embargo en las listas de contactos siempre existirían personas con las cuales no se ha tenido ningún contacto personal… nadie sabe a ciencia cierta quién es la persona al otro lado de la pantalla y que intenciones puede tener en realidad, hemos escuchado en muchos casos, como menores son explotados sexualmente, o incluso de homicidios al permitir que se enteren personas desconocidas, de la vida privada.<br />Por otro lado, no existe solo el peligro de la curiosidad, sino la falta de contacto con el ambiente que rodea el individuo, teniendo la posibilidad de interactuar con las personas, disfrutar, pasar un rato agradable, se hace un cambio drástico a reírse en silencio frente a un monitor, haciendo que las relaciones socio afectivas sean afectadas severamente…<br />La ansiedad se convierte en alimento diario, la necesidad por llegar a casa, y terminar otros deberes que son inútiles al lado de la gran atracción que ha traído el circo hoy, el circo del capitalismo que nos tiene hipnotizados. <br />“En el carnaval de miseria y derroche propios del capitalismo tardío se oye a la vez lejana y urgente la voz de Goethe y Marx que nos convocaron a un trabajo creador, difícil, capaz de situar al individuo concreto a la altura de las conquistas de la humanidad. En el carnaval de miseria y derroche propios del capitalismo tardío se oye a la vez lejana y urgente la voz de Goethe y Marx que nos convocaron a un trabajo creador, difícil, capaz de situar al individuo concreto a la altura de las conquistas de la humanidad.” “(Zuleta, Estanislao. Elogio de la dificultad)<br />Muchas alternativas puede tener lo que hoy llamamos internet, ese que indirectamente nos aleja del mundo de las realidades que nos ofrece aquello que está afuera que te envuelve en mentiras y convierte en seres sin argumentos que se limitan simplemente a teclear, y hasta incluso a degradar el idioma.<br />Es así como todo se vuelve más fácil, entretenerse, conseguir las notas esperadas, conseguir amigos (falsos), obtener remedios para enfermedades, hasta obtener placer y entretenimientos, quizás si tengamos miedo a ese razonamiento y queramos vivir como dice Zuleta aun en ese huevo.<br />El internet, nos aleja de la realidad, y aunque aparentemente el mundo este a 60 segundos, es mucho más que una simple imagen o un viaje en 2D… ¿callo ya usted en la red?<br />LA MÚSICA DE LA RAZÓN<br />Las palabras de la multitud eran acordes<br />Que ensordecían mis ideas,<br />Sin adornos ni claves que dieran pausa al ataque,<br />La música de sus voces,<br />Destrozaba mi cabeza…<br />Anhelaba en ese instante<br />La dulzura del silencio<br />Que diera fin al matiz<br />Que acababa con mi aliento.<br />¡Haz esto y no lo otro! !Cállate, habla!<br />Eso decían sus crueles voces<br />Sin dulces pianos que se apiadaran…<br />Sin melodías que acariciaran la idea,<br />De huir de aquel frio lugar,<br />En el que las ideas, revolotean y atacan<br />A quien las deja entrar en su cabeza,<br />Por falta de locura o exceso de razón.<br />LA CIUDAD DE NADIE<br />Respirando sin aire Y hablando sin palabras,<br />Volviste a la ciudad abandonada<br />Gobernada por la utopía, Allí todos te miraban,<br />Mientras el silencio aturdía los pensamientos de los que allí permanecíamos.<br />Absteniéndose de preguntas inútiles,<br />Que diera cuenta de tu ausencia, presente en el recuerdo de todos,<br />Sin importar lo antagónico de tu ayer y de tu hoy<br />Volviste a buscarme… olvidando <br />Promesas profanas que supusiste creí<br />y tal vez, si lo hice<br />El reloj me engaño, me miraba….<br />Recordando la muerte de las horas que pasaban,<br />Abrazando la idea de las que apenas se asomaban<br />Y besando un siempre y un nunca,<br />Un hola que ya paso, y un adiós que vive en la próxima hora<br />Vecina del segundo<br />En el que te pide la utopía<br />Que no regreses jamás.<br />MIEDO<br />Me asusta creer en lo que soy<br />Si es que acaso existo,<br />Me confunde creer en los otros…<br />Si sus mentiras son verdades.<br />Me asusta el hoy y el mañana<br />Pero más la idea de que el ayer quiera verse como ellos<br />Me atrapa la idea de querer ser<br />Cuando no soy ni un disfraz<br />De lo que quieren que sea.<br />LOCURA<br />Si yo tuviera un mundo propio<br />Nada de lo que veo, sería lo que es<br />Pero las cosas son como son, y no como quiero que sean,<br />No sé si lo que veo es solo un recuerdo<br />De lo que fue<br />No sé si lo que ahora vivo,<br />Es ficticio o es real<br />Solo sé que en mi mundo soy frágil al corazón<br />Y así vivo feliz…<br />En mi mundo de razones o de locura<br />De días negros y noches claras,<br />De segundos infinitos<br />Y horas pasajeras, que desfilan ante la idea de algo,<br />Que quizás no existe.<br />RUBÉN DAVID MONTOYA PÉREZ<br />Rubén David Montoya Pérez, nació bajo el signo de acuario el 22 de enero de 1994 en Medellín. Es hijo único, lo cual no representa que su vida esté marcada por el mítico egoísmo de quienes tienen a sus padres a disposición todo el tiempo.<br />Actualmente cursa el grado 11º en la institución educativa San Luís Gonzaga en el municipio de Copacabana, entidad en la cual se destaca por su liderazgo y compromiso con las causas sociales y ecológicas.<br />Hace parte de la Liga antioqueña de Judo, deporte de origen oriental que practica desde su infancia, y al cual le debe en parte su disciplina y dedicación. Gracias a su buen desempeño y desarrollo como judoka, ha representado a su colegio y al departamento en diversos certámenes locales y nacionales.<br />Desde chico ha presentado un gran interés por la literatura, la cual afloró con dotes para escribir durante su adolescencia, por esto dedica su tiempo libre a educarse sobre los temas que le interesan y a escribir. Al principio de un modo muy básico, pero luego mejoró gracias al taller de escritores “Pluma del Viento” del Municipio de Copacabana, que se viene realizando desde finales del año 2009, en el que gracias a los conocimientos de su maestro y a las críticas constructivas de sus compañeros consiguió como fruto lo que con gran orgullo presenta hoy en este breve capítulo de su vida.<br />EL MEJOR BESO<br /> <br />Hoy es el día me dije con decisión mientras en la oscuridad de la mañana limpiaba las lagañas de un confortable sueño. Entre abrazos de mi madre y la felicitación de mi padre me reconforto al saber que cumplí un año más de sabiduría experiencias y aventuras<br />Durante todo el viaje al colegio lo recordé para que de ningún modo fuese a recaer a arrepentirme de lo ya decidido, hoy por primera vez desde que la conocí le hablaría como a alguien normal como a una amiga una compañera de colegio una ennovia que ya supere pero mi corazón me recrimina al intentar olvidar algo que siempre estaría ahí<br />El momento se aproximaba y fuertes sentimientos chocaban en mi interior la sangre me hervía, las rodillas me temblaban y murciélagos revoloteando en mi estomago como recodando aquel amor que por justas causas era ya rencor.<br /> Y allí estaba donde siempre esperando alguna amiga con la cual charlar con su cara de ángel endiablado postura, aroma y clase característica de aquellos del sur de las palomeras de ricos. <br />Las miradas se cruzaron y mi valentía parecía desvanecer a cada paso, a cada centímetro su aroma era mayor, mayor la seducción, la atracción que ese día tenía que olvidar <br />Su saludo fue amistoso bueno muy amistoso como queriendo que mordiera la manzana y como incrédulo de lo que sucedía eche un vistazo alrededor para verificar que todo andará en orden y l comprobé éramos ella y yo. Ella me miraba fijamente con esos ojos miel a los que en un intento por no desfallecer evitaba, pero ella con voz dulce e hipócrita dijo suavemente –te amo- <br />Mi asombro no fue poco el escuchar algo que para ella era tan difícil decir y que no decía a menos de no sentirlo, en ese momento mi valentía se palideció y me sentí sumido en un mar de dudas y recuerdos de un pasado tan bello<br />Cuando recuperé mi conciencia me di por enterado que de un modo mágico me hallaba solo con ella han un extraño lugar don no había ido antes, todo era bella habían flores aves y amor mucho amor prevalecía un aroma a serenidad a calma nada me reprimía sentía que era yo en el modo más puro que jamás había estado, ella estaba sentada el lado mío sin decir nada, pero con paciencia y limpieza acercaba sus labios a los míos, yo no hice nada por un momento, pero luego vino a mí una risa nerviosa por parecer irónico que nada mas meses antes esa escena se repetía siendo yo quien buscaba que me correspondieran un beso. Ella sin entender nada pregunto qué sucedía porque reía, sin déjala terminar le di el beso más apasionado que jamás hubiese recibido y en su oído en un leve susurro dije:-“ten en cuenta nada es gratuito y todo lo que hagas se te devolverá ojala y a ti si te paguen mejor que como lo hiciste tu con migo”-<br />Y como en escena cineasta me retiré con la frente en alto aunque de cierto modo me traicione por otro lado al no poder dar el paso que dejó todo atrás.<br />PORQUE POR TI SOMOS ALGUÉN LENGUA MADRE<br />OH lengua castellana que por Colón<br />Fuiste traída a este valle de lágrimas<br />Cuando buscabas la India<br />En tres embarcaciones llegaste como reina que eres<br />Para contar a estas tierras<br />Historias de caballeros andantes<br />A grandes hijos tuviste y en tus entrañas criaste<br />Poeta García Lorca, novelista García Márquez<br />Dándonos la literatura que enseñaste<br />Y por qué no decir que educaste<br />Y comunicación brindaste<br />Si por ti hablamos y somos alguien<br />Por eso hoy con anhelo te escribo<br />Estas letras en conmemoración de tu día<br />A ti lengua madre<br />OLOR A ANÍS.<br />La lejanía me llama<br />La cercanía me repele<br />Tu presencia me estorba<br />Y tu ausencia me duele<br />No sé por qué me duele<br />Si se supone qué no te quiero<br />Pero cada que estás lejos<br />Te quiero tener y darte besos<br />Aunque las cosas nunca cambiaran<br />Espero con añoro el día que te comprenda<br />Y logremos una verdadera felicidad<br />Pera que esto no tenga que terminar<br />Las cosas nunca se dan<br />Y seguro el fin del mundo será<br />El día q este plenamente feliz<br />Y no me avergüence este olor a anís.<br />AL MIRAR POR MI VENTANA.<br />Oigo el movimiento sereno<br />Pero constante de los árboles<br />Y pienso en vos, en tu voz<br />En mi añoranza por verte<br />Y decirte lo q siento por ti.<br />Pero al verte y tenerte con migo<br />Me quedo mudo, <br />Mis labios no responden<br />Un ligero cosquilleo llega a mi estómago <br />¿Pero, qué será?<br />¿Será amor quizás?<br />O será solo un capricho<br />De tener a quien expresar <br />Todo este amor q tengo por dar,<br />Solo espero que tu sientas lo mismo.<br />EN SÍ, ¿QUÉ ES UNA VENTANA?<br />¿Qué es una ventana? <br />Con entusiasmo pregunto <br />Sin recibir respuesta distinta <br />Es tan solo un hueco en el muro<br />Este hueco en el muro<br />Adorna con facilidad <br />Y nos muestra un mundo<br /> q debemos explorar <br />Y en parte tienen razón <br />Y es que eso se ve a la ligera<br />Pero detallando con atención<br />Es un gran dilema<br />¡Y qué dilema!<br />Pues nos enseña <br />Y nos hace añorar <br />Aquello q podemos observar<br />Y aunque lo veamos y añoremos <br />Quizás no lo entenderemos<br />Y se quede un sueño<br />Del que nunca saldremos<br />SUPUESTA AMISTAD.<br />Te encuentras decepcionado <br />De los que te traicionan, engañan<br />Te prometen respuestas<br />Y te dan la espalda<br />Amigos no existen <br />Solo tienes compañeros<br />Para cuando tienes dinero<br />O te necesitan un momento<br />Los amigos primero,<br />La traición no comprendo<br />Como nuestro pensamiento<br />Puede ser tan traicionero<br />TE DESEO<br />Deseo tu cuerpo<br />Tus ojos, tus labios <br />Tú forma de ser <br />Te deseo a ti<br />Y al cielo le pido <br />Que siempre estés con migo<br />Y al infierno<br />Que no te separes de mí<br />Pero ninguno lo concede<br />No sé por qué son así<br />Si lo único que quiero <br />Es que estés junto a mí<br />PUNK DE LA DELICADEZA<br />No sé por qué te desprecian<br />Si muchos te adoramos<br />Y siempre en ti pensamos<br />Creyendo que no amamos<br />Tú nos convertiste <br />Y por ser así nos odian<br />Convirtiéndonos en la escoria<br />De este mundo cruel y triste<br />Tu ritmo nos des estresa,<br />La adrenalina fluye<br />Y no existen problemas<br />Todo ha terminado y duele la cabeza<br />Ahora ya todo se destruye <br />Y pienso donde sonarás<br />NANCY VANESSA ACEVEDO SUÁREZ<br />Nació el 24 de enero de 1993 en Medellín.<br />Estudió su preescolar en “el barquito” desde allí siempre ha mostrado gran dedicación y responsabilidad no sólo hacia el estudio si no, también a todo aquello con lo que se compromete.<br />En el 2004 inició la secundaria en la institución educativa San Luis Gonzaga de Copacabana, donde realizó todo su bachillerato, mas una media técnica en seguridad social; se graduó en el 2009 como el primer puesto de su clase.<br />Desde que realizó su confirmación en el 2005, encontró en Dios un camino que ha seguido con devoción, defendiendo sus creencias y su fe.<br />Desde el 2009 se ha concientizado de los problemas naturales, en especial la crisis en relación al agua y los arboles, porque cree que en ellos habita toda la vida necesaria. Entre sus mayores ideales se encuentra la de sacar a relucir el artista que lleva dentro, expresar lo que siente y gracias al taller de escritores “Pluma del Viento”, ha desarrollado una gran capacidad para hacerlo.<br />NUEVOS COMIENZOS<br />La noche era oscura y calurosa, El sueño comenzó en un lugar desconocido, como en un cuento todo era nuevo, estaba toda llena de bellezas y sorpresas.<br />En medio de todo se encontraba una brisa salada, lo bueno se acercaba y el temor se alejaba. La magia de la noche se volvía pasión entrando en el valioso mundo de mi corazón.<br />En mi mente rondaban recuerdos y la mañana se acercaba susurrando frases, infinitas de olvido en aquel momento vi nuevos comienzos y…<br />…los buenos y los malos; los que me enseñaron, que estarían presentes como una tonada alegre volverán, me despertaran y me cautivaran.<br />GRITOS DE LIBERTAD<br />En una noche de egoísmos y caprichos, una noche en que la escucha se pierde; esa noche se escucha en todo espacio gritos de libertad.<br />Gritos que colman la mentira, la rabia y sobre todo colman el amor. Un amor ciego, sordo y mudo, un amor que con un solo grito de libertad, volverá a la cruel realidad, y dejara de soñar.<br />Un amor que observara como un grito de libertad le ha salvado la vida.<br /> DÍA DE ALEGRÍA…<br />Quien esperaba ese loco viernes, un día más a punto de pasar, ¿Qué tendría de especial? Quizás era una esperanza, quizás una alegría, quizás una verdad divina.<br />En aquel día empecé con mi rutina, todo estaba normal hasta el medio día; por cosas de la vida nos apartamos de la vía, nos sentamos a hablar de tonterías.<br />Mejoraba la tarde entre mas azul la veía, pero aunque secuestrara la luna, la noche seguiría; así que tu partías allí, yo seguía allá; nuestra amistad era una maravilla, quien diría que tus caprichos nos separarían; ahora cada día, te recuerdo y hecho al olvido ese esplendido día.<br />COBARDÍA POR ALGO…<br />No es necesario recordar la cobardía en nuestro ser golpea nuestra puerta, como cuando muchos piensan en algo que nunca dijeron algo que siempre quisieron hacer algo que jamás confesaron algo que nunca terminaron algo que siempre recordaron algo que ocultaron

×