O slideshow foi denunciado.
Utilizamos seu perfil e dados de atividades no LinkedIn para personalizar e exibir anúncios mais relevantes. Altere suas preferências de anúncios quando desejar.

Leucemia

TEMA: Leucemia

  • Seja o primeiro a comentar

Leucemia

  1. 1. Introducción Las leucemias han sido foco de una impresionante investigación médica, debido a varias razones: sus dramáticas manifestaciones clínicas, su frecuencia e impacto en la niñez, su hallazgo en animales, la sencillez de los análisis de la sangre periférica y de la médula ósea que permitieron comprender mejor la hematopoyesis, y su forma de tratamiento, adaptada posteriormente a otros tipos de neoplasias en el ser humano. La leucemia en términos generales, se refiere a los distintos tipos de cáncer a la sangre que ataca a toda persona sin importar la condición económica, la edad o estado de vida y que a pesar de los grandes avances moleculares y terapéuticos no se conocen ciertos aspectos básicos. Este tema tiene como objetivo saber acerca de la leucemia centrándose en su historia, definición, clasificación, tipos, causas y posibles tratamientos, que nos ayudara a tomar medidas preventivas para nuestro bien y el de nuestra familia. Además este tema es muy importante porque nos ayudará a comprender la gran importancia que desempeñan las células madre en nuestro organismo. Asimismo este trabajo nos servirá de mucho para poder enriquecer nuestra mente, especialmente a motivarnos a seguir investigando más sobre la medicina.
  2. 2. La Leucemia 1. Historia La primera descripción de casos de leucemia fue presentada por Velpeau en 1827, más tarde fue diagnosticada por primera vez por el patólogo inglés John Hughes Benett en 1845, quien realizó las primeras ilustraciones de las células sanguíneas de un paciente con leucemia; y el término leucemia fue dado por Rudolf Virchow en 1856, cuando tenía la edad de 24 años. En 1857 hubo otros aportes novedosos donde Friedreich describió por primera vez una modalidad de leucemia que llamó aguda, y Neumann que en 1878 estableció la existencia de la leucemia mielógena, conceptos novedosos para aquel tiempo. La clasificación y el estudio de la leucemia no pudieron visualizarse sino hasta que se conoció la tinción de Erlich en 1891, la cual permitió diferenciar las distintas etapas madurativas de los leucocitos e identificar las diferentes variantes de las células leucémicas. Resulta también interesante conocer que desde 1903 gracias a Reschad y Schilling la leucemia se clasificaba en aguda y en crónica (1).
  3. 3. 2. Definición El termino leucemia se refiere a un grupo de cánceres de la médula ósea roja, en los que los glóbulos blancos anormales se multiplican sin control. La acumulación de glóbulos blancos cancerosos en la medula ósea interfiere con la producción de glóbulos rojos, blancos y plaquetas como consecuencia se reduce la capacidad de la sangre de transportar oxígeno, aumentando la susceptibilidad de sufrir infecciones y se altera la hemostasia. Cuando una persona tiene leucemia, el cuerpo produce un gran número de glóbulos blancos anormales. Estos glóbulos blancos tienen una apariencia diferente de los glóbulos blancos normales y no funcionan adecuadamente (2).
  4. 4. En la mayoría de las leucemias, las células cancerosas se diseminan a los ganglios linfáticos, hígado y bazo, causando el aumento de sus respectivos tamaños. Todas ellas producen los síntomas usuales de anemia (cansancio, intolerancia al frío y palidez de la piel). Además puede presentarse pérdida de peso, fiebre, sudores nocturnos, sangrado excesivo e infecciones recurrentes.(3)
  5. 5. 3. Clasificación Los tipos de leucemia pueden agruparse según la rapidez con la que la enfermedad avanza y empeora. La leucemia puede ser crónica (la cual normalmente empeora en forma lenta) o aguda (la cual empeora rápidamente). 3.1. Leucemia aguda. Las células leucémicas no pueden realizar ninguna de las funciones de los leucocitos normales. El número de células leucémicas aumenta rápidamente. La leucemia aguda suele empeorar en forma rápida (4). 3.2. Leucemia crónica. Al principio de esta enfermedad, las células leucémicas pueden todavía realizar algunas de las funciones de los leucocitos normales. Es posible que al principio las personas no tengan ningún síntoma. Los médicos suelen descubrir la leucemia crónica durante los exámenes de rutina; antes de la aparición de cualquier síntoma. La leucemia crónica empeora lentamente. A medida que aumenta el
  6. 6. número de células leucémicas en la sangre, las personas empiezan a presentar síntomas, como ganglios linfáticos inflamados o infecciones. Cuando los síntomas aparecen, por lo general son leves al principio y empeoran poco a poco (5). 4. Tipos Las leucemias también se clasifican según el tipo de glóbulos que se malignizan. Las leucemias linfoblásticas derivan de células madre linfoblásticas o de linfocitos. Las leucemias mieloides derivan de células madre de la serie mieloide. Según los síntomas de inicio y las células implicadas, hay cuatro tipos de leucemia:
  7. 7. 4.1 Leucemia Linfoblástica aguda que es la leucemia más común en los niños, pero también puede aparecer en adultos. 4.2 Leucemia Mieloide aguda que afecta tanto a niños como a adultos. 4.3 Leucemia Linfoblástica crónica que es la leucemia más común en los adultos, en general después de los 55 años. 4.4 Leucemia Mieloide crónica que aparece en general en adultos(6). 5. Causas y prevención La causa de la mayoría de las leucemias se desconoce. Sin embargo, se considera que se asocian a ciertos factores de riesgo. Entre ellos, la exposición a radiación o quimioterapia para otros cánceres, la genética (ciertos trastornos genéticos como el Síndrome de Down), factores ambientales (tabaquismo y exposición al benceno) y microbios como el virus T- linfotrópico humano Tipo 1 (HTLV-1) y el virus de Epstein-Barr Por eso es muy importante tener en cuenta los síntomas de esta enfermedad (falta de energía, dificultad para respirar, cortes que demoran en cicatrizar y sangrado excesivo, piel pálida, puntos rojos bajo la piel, conteos bajos de glóbulos rojos; entre otros síntomas) y realizarse pruebas de sangre que generalmente se saca una pequeña cantidad de sangre del brazo con una aguja o también mediante un examen de la médula ósea por punción que puede hacerse mediante la aspiración (extracción de medula ósea con aguja fina y jeringa) o la biopsia (extracción de un fragmento de medula ósea con una aguja más grande). Ambos tipos de muestra son por lo general, obtenidas de la cresta iliaca de la cadera, aunque a veces la punción- aspiración se obtiene del esternón. En niños pequeños, las muestras de medula ósea se toman de una vértebra o de la tibia. El tejido o la biopsia se envían entonces al laboratorio de anatomía patológica para su análisis donde los técnicos de laboratorio buscarán signos de células neoplásicas (cancerosas) u otras células enfermas para ayudar a los diagnósticos (5) (7).
  8. 8. 6. Tratamiento Las opciones terapéuticas incluyen quimioterapia, radioterapia, transplante de células madre, interferón, anticuerpos y transfusiones sanguíneas. Entre los más comunes tenemos: 6.1. Los transplante de medula ósea roja La medula ósea caracterizada por la gran cantidad de células madre, este tipos de trasplantes también se usan en el tratamiento de anemias aplásicas, ciertos tipos de leucemia, cáncer de mama, cáncer de ovario, cáncer testicular y anemia hemolítica. Se realizan con el fin de lograr recuentos normales de células sanguíneas. Donde la médula del donante se suele extraer de la cresta iliaca bajo anestesia general con una jeringa, para inyectarla después en una vena del receptor, de manera muy similar a las transfusiones sanguíneas, donde la medula inyectada migra hacia los espacios medulares del receptor y las células madre medulares se multiplican. No obstante, existen ciertos inconvenientes al adquirir un transplante dado que el paciente es invulnerable a las infecciones, por tanto deben pasar de 2 a 3 semanas para que recién la medula ósea nueva vuelva a
  9. 9. producir los glóbulos blancos suficientes para el cuerpo, además los pacientes se ven sometidos a tomar fármacos inmunosupresores de por vida, presentan también efectos colaterales como: dolor de cabeza, náuseas, fatiga, depresión. Un avance más reciente para obtener células madres es el transplante de sangre del cordón umbilical. El nexo entre la madre y el embrión es el cordón umbilical. Las células madres pueden obtenerse del cordón umbilical poco después de los nacimientos. Se extraen del cordón con una jeringa y se las congela. Estas células tienes ciertas ventajas ya que se recolectan con facilidad, son más abundantes que las células de la medula óseas, la probabilidad de transmitir infecciones es menor, se pueden guardar indefinidamente en bancos especializados (7) (8).
  10. 10. 6.2. Las transfusiones de sangre Como todos sabemos una transfusión es la transferencia de sangre entera o componentes de ella en la circulación o en la médula ósea, es importante saber que la sangre debe ser cuidadosamente analizada y monitorizada de cerca, en especial durante los 30 minutos. Si se observa o percibe algún signo o síntoma asociado con una transfusión incompatible, como puede ser fiebre hipotensión, fiebre, se debe suspender la transfusión inmediatamente y dar el tratamiento apropiado, caso contrario resultaría fatal para nuestro organismo. Cabe destacar que el grupo O- es compatible con todos, por lo que se dice que es un donante universal. Por otro lado, una persona cuyo grupo sea AB+, podrá recibir sangre de cualquier grupo, y se dice que es un receptor universal, por tanto aquellas personas son más beneficiosas para adquirir este tratamiento (9)(10)
  11. 11. 7. Conclusión:  La leucemia es grupo de cánceres de la médula ósea roja, en donde los glóbulos blancos anormales se multiplican sin control,  Vamos a encontrar varios tipos de leucemia como son las agudas que avanzan rápidamente y son frecuentes en niños y jóvenes, mientras que las crónicas se desarrollan de forma lenta y afectan a persona de edad media.  Debemos siempre permanecer alerta y si se presentan unos de estos síntomas recibir el apoyo económico, moral y psicológico de nuestros padres y médicos.  Ante esta enfermedad seguir los tratamientos adecuados para fortalecer nuestro sistema inmunológico.  Es recomendable el transplante de sangre del cordón umbilical, ya que los efectos colaterales son menores.
  12. 12. Referencias bibliográficas: (1) Jiménez R. Historia e investigación de la leucemia en Costa Rica. Rev biol trop[revista en internet]2004 septiembre. [acceso 6 de febrero de 2014];52(3).Disponible en: http://www.ots.ac.cr/rbt/attachments/volumes/vol52-3/21-JIMENEZ-Historia.pdf (2) Ortiz C. Notas sobre la historia de la leucemia. Revista latinoamericana. [revista en internet]2013 enero-marzo. [acceso 6 de febrero del 2014];51(1).Disponible en :http://www.medigraphic.com/pdfs/patrevlat/rlp-2013/rlp131l.pdf (3)TortoraG., Derrickson B. Principios de Anatomía y Fisiología.13° ed. México: Panamericana; 2012. (4) Albeláez C. Sistema de grupo sanguíneo ABO. Medicina & Laboratorio.2009; 15(7-8):330-333.Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/medlab/myl-2009/myl097-8c.pdf (5) Miale JB.Hematología Medicina de Laboratorio. [en línea].España:Reverté; 1985 [fecha de acceso 14 de marzo de 2015].disponible en: https://books.google.com.pe/books?id=AyG5MzGyuo4C&printsec=frontcover&hl =es#v=onepage&q&f=false (6)Hematología Fundaciones y Aplicaciones Clínicas. 2°ed.Colombia:Panamericana;2005. (7)Madrigal G. Pediatría accesible-Manual de diagnóstico y terapéutica en pediatría.2ed.Costa Rica:Universidad de Costa Rica;2003(8)Hernandez M.Pediatría.2ed.España:Díaz de Santos;2001. (8) Miale J.Medicina de laboratorio;2ed.Barcelona:Reverté;1985 (9)Gordon B.Neonatología.5ed.Colombia:Panamericana;2001 (10) Hernández M.Pediatría.2ed.España:Díaz de Santos;2001

×