O slideshow foi denunciado.
Utilizamos seu perfil e dados de atividades no LinkedIn para personalizar e exibir anúncios mais relevantes. Altere suas preferências de anúncios quando desejar.

Praxias con "La ratita presumida!

435 visualizações

Publicada em

Praxia con "La ratita presumida!

Publicada em: Educação
  • Seja o primeiro a comentar

  • Seja a primeira pessoa a gostar disto

Praxias con "La ratita presumida!

  1. 1. Erase una vez, una ratita que era muy presumida. Un día la ratita estaba barriendo su casita y cantaba (la-la-la-larita- limpio mi casita ) , cuando de repente en el suelo ve algo que brilla. Miro sorprendida… era una moneda de oro. -¡Que suerte, si es una moneda de oro! Me comprare una cinta de seda para hacerme un lazo. Entonces se fue a la mercería del pueblo y se compró el lazo más bonito. La ratita estaba muy contenta.
  2. 2. Tra-la-la-larita limpio mi casita , tra-la-la-larita limpio mi casita! Cantaba la ratita, Mientras salía a la puerta para que todos la vieran. Todos veían a la ratita muy guapa y pasaron varios pretendientes: -Buenos días, Ratita dijo el señor Burro. Todos los días paso por aquí, pero nunca me había fijado en lo guapa que eres. -Gracias , señor Burro dijo la Ratita poniendo la voz muy coqueta -Dime Ratita, ¿Te quieres casar conmigo? -Tal vez-respondió la ratita-Pero ¿cómo harás por las noches? -¡Hiooo, hiooo, bufó el burro soltando su mejor rebuzno Y la ratita lo miró asustada contesto: -¡Contigo no me puedo casar, porque con ese ruido me despertarás
  3. 3. El burro se fue bastante enfadado Al pasar el señor perro dijo: ¿Cómo es que hasta hoy no me había dado cuenta de que eres tan requetebonita? Y le guiño el ojo Tal vez, pero antes dime: ¿Cómo harás por las noches? -¡Guauuu, guauuu! -¡Contigo no me puedo casar , porque con ese ruido me despertaras! Y la ratita le saco la lengua.
  4. 4. El perro se fue muy triste Mientras un cerdito que vivía cerca de su casa y que estaba enamorado de ella se acerco: Ratita, ratita tú que eres tan bonita, ¿te quieres casar conmigo?”. Y la ratita le dijo: “No sé, no sé, ¿y tú por las noches qué ruido haces?”. “Oink, oink”. - -Ay no, contigo no me casaré que ese ruido es muy ordinario”. -Despues paso un gallo muy presumido y le dijo : -Ratita, ratita tú que eres tan bonita, ¿te quieres casar conmigo? Y la ratita le respondió: -No sé, no sé, ¿tú por las noches qué ruido haces? -Y el gallo le dice: “quiquiriquí”. “Ay no, contigo no me casaré que no me gusta el ruido que haces”.
  5. 5. Paso un gato muy presumido enseñando sus dientes El gallo se fue llorando -Ratita, ratita tú que eres tan bonita ¿te quieres casar conmigo?. Y la ratita le dijo: -No sé, no sé, ¿y tú qué ruido haces por las noches?”. Y el gatito con voz suave y dulce le dice: “Miau, miau”. -Ay sí contigo me casaré que tu voz es muy dulce. Y le mando besitos El gato y la ratita se casaron.
  6. 6. Un día la ratita estaba en casa haciendo la comida, cuando el gato la miraba con cara de hambre Cuando la ratita estaba despitada el gato la tiró en la olla y se la comió. Colorín colorado este cuento se ha acabado.

×