O slideshow foi denunciado.
Utilizamos seu perfil e dados de atividades no LinkedIn para personalizar e exibir anúncios mais relevantes. Altere suas preferências de anúncios quando desejar.
1
2
Nota: El estudio completo se publicara
cuando se logre hallar los recursos
económicos necesarios, por el momento los
sig...
3
La curva del Diablo
“W’aka Katari”
Franco Limber1
1. Es de otra manera que nos toca ver las manifestaciones de la
socied...
4
conocimientos nuevos que tanto interesantes como novedosos
hacen que este trabajo tenga importancia relativa respecto al...
5
ellas. “La huaca constituye un importante concepto pan-andino,
común a las dos principales lenguas de los Andes, el quic...
6
se encuentra entre la autopista que conecta las ciudades de La Paz
y El Alto.
Las siguientes líneas son parte de la reco...
7
existencia de un fijador de carteles publicitarios de metal. No deja
de ser llamativo, sin duda, en el área rural aquell...
8
3. La Curva del diablo. Es el nombre con el que generalmente se
le conoce, obviamente es por las características del lug...
9
saberes de nuestro pueblo, llevábamos una mesa ritual para
ofrendar a la Pachamama, maderas para quemar y no faltaba
alc...
10
emprendía los pasos para ofrendar al “Tio” y la Pachamama. Eran
esos momentos de soledad al bajar por el bosquecillo de...
11
a) Las “mesas ceremoniales” las hay de dos tipos: la dulce mesa y la
mesa negra: ambas tienen funciones diferentes de a...
12
Este grafico es sin embargo muy general y básico pero para este
ensayo puede servir para que uno se ubique en lo espaci...
13
De los que ejecutan los ritos puede ser: a) particulares, uno mismo
con los conocimientos mínimos puede dirigir el desa...
14
también se puede comprar cigarrillos y coca, existe música que es
traída por la comerciante del “te con te” generalment...
15
comunidades autóctonas acudían a las Wak’as para la protección y
buena cosecha de la tierra, así como la fértil reprodu...
16
vuelve a pasar lo mismo con diferentes características, las
creencias se vuelven insignificantes ante el avance y desar...
17
12. El Indianismo y la Curva del Diablo. La relación de esta sin
duda se dio con la eventual aparición de algunos milit...
18
el interés en el mismo vaya aumentando siendo que su
desaparición es inminente.
El Alto ciudad de Tupaj Katari 11 de se...
Próximos SlideShares
Carregando em…5
×

La curva del Diablo “W’aka Katari”

1.198 visualizações

Publicada em

El breve estudio que se presenta pretenderá desmitificar imaginarios construidos en el contexto socio-político actual: la seudo moralidad del indio, la descolonización como un fin y la inercia social del aymará.

Publicada em: Espiritual
  • Seja o primeiro a comentar

  • Seja a primeira pessoa a gostar disto

La curva del Diablo “W’aka Katari”

  1. 1. 1
  2. 2. 2 Nota: El estudio completo se publicara cuando se logre hallar los recursos económicos necesarios, por el momento los siguientes puntos son una síntesis del contenido amplio desarrollado en el transcurso de la investigación, por lo mismo a este corpus se le agregara contenidos anecdotarios informales. Debido a la coyuntural difusión del tema he creído necesario la publicación de este breve ensayo para despejar algunas dudas y hacer conocer el significado que este peculiar espacio ceremonial representa para un sector poblacional asiduo de las prácticas espirituales que integran excepcionalmente elementos económicos, socio-culturales y hasta políticos que se expondrán en las siguientes líneas.
  3. 3. 3 La curva del Diablo “W’aka Katari” Franco Limber1 1. Es de otra manera que nos toca ver las manifestaciones de la sociedad, de aquella que es oculta y negada. El mundo aymará se va transformando y esta se manifiesta en diversos fenómenos que entre lo real y los imaginarios forman parte de un conjunto de prácticas y conocimientos complejos que van tejiendo una historia propia y particular. Las nuevas dinámicas de la relación entre los creyentes y las Wak’as en el área urbana, posibilitaran el entendimiento de cómo los aymaras manifiestan sus nuevas aspiraciones dentro del mundo moderno, cuyas diferencias con el área rural son evidentes, aunque prevalece las mismas prácticas espirituales y relación con lo sagrado. Las manifestaciones entre la Wak’a y sus creyentes en el área urbana estarán influenciadas por la herencia étnica entre el legado de creencias y prácticas, estos se adecuan a las condiciones de vida actuales entre la tecnología, la economía de mercado y el sincretismo religioso. Estas nos ofrecen una amplia gama de 1 Estudiante de Ciencias Política y Gestión Pública de la Universidad Mayor de San Andrés, miembro de la sociedad de escritores de la Ciudad de El Alto, militante Indianista Katarista del Kollasuyo.
  4. 4. 4 conocimientos nuevos que tanto interesantes como novedosos hacen que este trabajo tenga importancia relativa respecto al conjunto de saberes andinos. La relación del hombre andino con la naturaleza es parte integrante de su civilización, lo autóctono está ligado fuertemente con su medio, el individuo étnico-aymará es quien mejor ha sabido preservar y adecuar su religiosidad, este es el caso del rito de “pagos” y “favores” a deidades ancestrales del mundo aymará en el altiplano paceño, la ritualidad otorga un sentido de pertenencia a un determinado colectivo social, la pluralidad de manifestaciones que trae consigo esa relación entre lo real y lo metafísico que ha de detallarse en adelante. El breve estudio que se presenta pretenderá desmitificar imaginarios construidos en el contexto socio-político actual: la seudo moralidad del indio, la descolonización como un fin y la inercia social del aymará. Los nuevos fenómenos de lo que significa las Wak’as para quienes frecuentan estos espacios proporcionaran idearios nuevos, las marcaciones y dificultades del mundo presente, y otros múltiples eventos curiosos que merecen ser registrados, en este caso específico se enfoca en la “Waka-Katari” o “Curva del Diablo” que está en vísperas de su desaparición definitiva, por ello vale la pena registrar algunos datos que en el tiempo será el recuerdo un sitio polémico y curioso de nuestra historia social. 1. La Wak’a, tiene definiciones diferentes y percepciones ambiguas, que sin embargo tienen correlaciones marcadas entre
  5. 5. 5 ellas. “La huaca constituye un importante concepto pan-andino, común a las dos principales lenguas de los Andes, el quichwa y el aymará, se usó ampliamente el termino para describir una variedad de lugares y objetos naturales y de obra humana”2 Desde la época colonial se ha utilizado el termino para designar practicas rituales del mundo andino, así como a entes tutelares con poderes sobrenaturales. Otra definición pertinente nos expresa: un dios tutelar del lugar que moran piedras antropomorfas o de formas impresionantes, en un ayllu pueden existir varios y cada uno tiene funciones en que pueden ayudar cuando se practica la reciprocidad con ellos.3 Estas definiciones nos permitirán construir el significado real, la verdadera interpretación de este espacio espiritual y comprender la compleja expresión que engloba este lugar “sagrado”, primero se descartara interpretaciones ambiguas, luego discriminar elementos imaginativos y por ultimo como se ha constituido en su actual forma expresiva vista por la población general, como también el de sus veneradores. (El desarrollo histórico del término, las clases de Wak’as, las manifestaciones en la literatura y la cultura se desarrollan in extenso en la investigación completa) 2. La Wak’a Katari, para muchos es imposible explicar el origen del término, de quienes pretender conocer superficialmente el tema como los periodistas, así como de los mismo creyentes; me refiero a: el por qué ese lugar es una Wak’a y por qué el Katari, sitio que 2 Astvaldur Astvaksson, Las voces de los Wak’a, p. 54. 3 Felix Laime Pairumani, Diccionario Aymara-Castellano, p. 195.
  6. 6. 6 se encuentra entre la autopista que conecta las ciudades de La Paz y El Alto. Las siguientes líneas son parte de la recolección de datos que a lo largo de mi vida he ido acumulado sobre el asunto, usando ciertas lógicas del mundo espiritual aymará intentare darle sentido al origen místico del lugar, así tomando en cuenta algunas vagas explicaciones al cual se ha podido acceder. Estas explicaciones mínimas estas expuestas ampliamente en el trabajo de investigación realizada en los últimos meses, pero aquí explicaremos aspectos centrales de las cuestionantes planteadas: Primero explicar el origen de lugar. Segundo el denominativo Katari. a) Este espacio denominado Wak’a katari nunca tuvo esa actual forma. No tiene existencia ancestral, ni mucho menos es herencia de larga data. La forma actual se la estableció cuando se construyó la autopista ínter ciudad en el gobierno de Hugo Banzer Suarez en 1977. Sería erróneo argumentar su exigencia místico-ancestral. Este espacio ceremonial es una construcción moderna social y cultural, así también veremos que no existe ninguna formación pétrea que tenga gran relevancia a simple vista. La totalidad de criterios que los mismos fervorosos creyentes difunden con la más miserable intención de darle sentido a su creencia son espurios. Sin embargo en el fondo existirían explicaciones razonables en la lógica del mundo filosófico aymará de contenido sensato que resumiré a continuación. Bueno, primero en el lugar era un “kejo” un sitio donde solían caer rayos, esta información la he podido corroborar a través de las personas que viven en las cercanías. Bien creo se debe a la
  7. 7. 7 existencia de un fijador de carteles publicitarios de metal. No deja de ser llamativo, sin duda, en el área rural aquellos espacios donde suelen caer rayos con frecuencia son venerados. Otra es que en el lugar existiera una fuerza magnética irregular, para ello solo basta ver los teléfonos celulares, se pierde la señal y sin duda el acceso de Internet desaparece. De seguro tiene una explicación lógica, pero no deja de parecerme atrayente. Y la que a mi parecer tiene la mayor valides argumentativa: En el lugar existen dos riachuelos que en diferentes épocas del año varía en su intensidad, en el área rural existe la creencia que en este tipo de formaciones hídricos naturales alberga cierto tipo de demonios que suelen atrapar las almas de las personas. En algún punto estos afluentes convergen, usualmente es el lugar preferido en el que habitan estos seres infernales. El verdadero poder mágico estaría en la presencia de estos riachuelos, que por las noches aumenta su caudal, se les puede oír en la oscuridad el cual crea un ambiente subreal que juega con la mente. Puedo con el riesgo de equivocarme afirmar que la Wak’a Katari debe su carácter sagrado a la presencia hídrica en su espacio geonatural. b) El Katari tendría una explicación dual: primero como se ha mencionado existe la presencia de afluentes que ciertamente tienen la forma de serpientes que en aymara seria: serpiente = Katari. Y la otra es la existencia de una serie de Wak’as que viene desde el Wayna Potosi acabando en la curva de la autopista el cual tendría la forma de una serpiente, este último seria la cola.
  8. 8. 8 3. La Curva del diablo. Es el nombre con el que generalmente se le conoce, obviamente es por las características del lugar, una curva en donde suele ocurrir accidentes de tránsito, ese sería una de las causas por las cuales infunde temor. La figura principal del que se habla es la imagen de Lucifer, este puede estar relacionada con el “Tio” de la mina, una gran mayoría de creyentes al momento de ofrendarse o pedir favores lo hace con ese nombre: “Tio”. El término “Tio” es una deformación que viene desde la época colonial, en el aymará no existe la letra “d”, los indios que iban a las minas conocían la presencia de dominios que en su interior habitaban, que denominaban “Supay” un divinidad dueña de los socavones, pero cuando los “tata curas” se enteran de su presencia le explicación era un dios de la oscuridad, pero cuando se les explicaba a los indios estos no pudiendo pronunciar “dios” por qué no existe la “d”, le pronunciaban “Tios de la mina”, es así que a través del sincretismo católico y las creencias autóctonas se a construido la imagen del “Tio de la mina” que hasta ahora conocemos, que esta fusionado con la imagen de “Lucifer” el cual ocasiona diferentes expresiones e interpretaciones en los devotos de este espacio ceremonial. 5. Las Peregrinaciones. Para llegar al lugar se le puede acceder por tres direcciones, desde las urbes de La Paz o de El Alto, una ruta menos conocida es la que viene desde el bosquecillo. Hace mucho entre los años 2006 a 2009 existía un grupo de estudiosos de las cultural andinas del cual mi persona pertenecía, a la cabeza del grupo se hallaba Freddy Puma Illa que era más conocido por el seudónimo de “El Cuervo”, con este y otros descendíamos caminando desde Cruz Pata donde se cree está enterrado el corazón de Tupaj Katari en la Ceja de El Alto hasta la “Curva del Diablo”, siempre conversando de Política y de los
  9. 9. 9 saberes de nuestro pueblo, llevábamos una mesa ritual para ofrendar a la Pachamama, maderas para quemar y no faltaba alcohol, cigarro y coca, la sagrada madre coca. Estos recorridos siempre tenían un aire místico, era esos pocos momentos que podías sentir algún tipo de conexión con lo sobrenatural. Ese era a mi parecer el verdadero significado, el verse rodeado de panoramas pintorescos; la vista de noche de la ciudad de La Paz, el frió golpeando tu cara, coca macerándose en la boca y el beso del cigarro mientras se conversa de filosofia y de las necesidades de nuestro pueblo. Ahora al parecer ya no se practica estas peregrinaciones, todos llegan al lugar en trasporte particular o público, perdiendo la pureza y mística que alguna vez tuvo para esos estudiosos del saber andino. La otra forma de llegar es el más peligroso, desconocido pero sin duda la más existente. Desde el colegio Luis Espinal de la ciudad de El Alto donde en otrora existía un cementerio, este lugar también es un Wak’a, por los años 2010 un grupo de jóvenes aymaras que estuvimos adiestrándonos para la reconstitución de la nación aymará, teníamos como centro de operaciones y de practica en tácticas de guerrilla el bosquecillo del lugar, varios viernes nos congregábamos para ofrendar y agradecer a la Pachamama, y comenzaba nuestra peregrinación de noche por el bosquecillo, uno se guiaba en la oscuridad por el sonido de los arroyuelos, existen lugares pantanosos, muchas veces en el camino uno se metía media pierna en el fango, los resbalones eran constantes, pero era toda una experiencia mística y sagrada, eran esos caminos donde uno amaba su tierra y la nación al cual pertenecía, nación aymará, nuestro pueblo. A veces uno ya bajaba en solitario al lugar para sentir el miedo en su mayor expresión, supongo que era parte de un tipo de adiestramiento psicológico. Ya llegando al destino se
  10. 10. 10 emprendía los pasos para ofrendar al “Tio” y la Pachamama. Eran esos momentos de soledad al bajar por el bosquecillo de noche hacia la “Curva del Diablo” donde pensé contar algún momento de mi vida esas ideas y el renacer de un aymará, uno que había crecido en la urbe metropolitana. Esta investigación me lleva a esas noches de peregrinación indiana. Estas anécdotas son parte del imaginario que representa este lugar “hierático”, mucho de esos jóvenes han desaparecido del mapa, otros ya con familia, seguro que Yo al ser el que menor edad tenia esos momentos tengo la oportunidad de contar entre muchas las experiencias vividas entre la juventud india rebelde, esos hijos de octubre negro. Nota: Los circuitos de las Waka’s, sus significados se encuentran desarrollados en el trabajo principal. Aquí solo agregue anécdotas personales. 6. Las ofrendas. Mencionare algunas de las cuales tienen diferentes características y significados para quienes por medio de la Fe buscan el cumplimiento de sus deseos y otras el agradecimiento por la materialización de sus pedidos. Sin duda existe una clasificación compleja de las mismas, el mundo aymará ha creado una riquísima gama de saberes en la práctica de sus ritos. En la “Curva del Diablo” no podía ser de otra manera un espacio de prácticas ceremoniales autóctonas y otras que no tienen ninguna ligazón con el mundo andino. Las ofrendas pueden ser de elaboración propia o comprada en un lugar especializado en ritos andinos, cada una de ellas tiene un valor emocional y económico distinto.
  11. 11. 11 a) Las “mesas ceremoniales” las hay de dos tipos: la dulce mesa y la mesa negra: ambas tienen funciones diferentes de acuerdo a la ocasión, b) las mesas también pueden ser de agradecimiento o de pedido, c) las mesas están construidas en terno a los deseos del creyente y a la medida de sus posibilidades, así como su encendido en la dirección y ubicación espacial establecen una relación particular, d) en la “Curva del Diablo” no solo se encienden estas mesas sino que también se practica el encendido de velas, cada una de estas tiene un significado diferente, entre sus colores y su ubicación espacial, en la siguiente imagen detallaremos algunos atisbos para poder entender de mejor manera las ubicaciones y representaciones de las ofrendas en el lugar, que no varían en la apreciación de los creyentes, aunque las explicaciones suelen ser ambiguas, pero aquí un esquema simple de elaboración propia: b) La Curva del Diablo (División espacial) Tipo de ofrendas: Mesas negras. Velas negras. Amarres. Maldiciones Tipo de ofrendas: Mesas blancas Velas blancas y de colores. Flores Azúcar Altar principal
  12. 12. 12 Este grafico es sin embargo muy general y básico pero para este ensayo puede servir para que uno se ubique en lo espacial y los significantes de las ofrendas. Ahora es importante agregar que este no es el único altar, existe otros dos que tienen características diferentes y congregan a otro tipo de creyentes que de igual forma son parte del conjunto de fenómenos que son tratadas en la investigación mayor. En las ofrendas también intervienen diferentes tipos de elementos que acompañan al desarrollo del ritual: a) la coca es infaltable, b) el azúcar, solo para el lado derecho del altar ceremonial, c) el vino de tierra para saciar la sed de la Pachamama, d) alcohol y cigarros, son aperitivos que nunca faltan en el lugar. Para establecer de mejor forma los distintos caracteres de la religiosidad y su complejidad en el siguiente punto pasaremos a detallar los tipos de ritos y las personas que los llevan a cabo. 7. Ritos y nigromante. Los ritos son construcciones entre lo andino y el mundo cristiano, el sincretismo del mismo se puede evidenciar claramente en las diferentes prácticas esotéricas: a) ritos del pago de favores al “Tio” y a la Pachamama, b) cumplimiento de deseos, c) maldiciones a las personas que se busca su perjuicio, d) realización de pactos u otro tipo de aspiración comunicacional con lo sobre natural, f) sacrificio de animales que pueden cumplir diferentes propósitos, g) sacrificio de humanos, que son los más costosos, pero sin duda existe la creencia que son los más efectivos a la hora de materializar los deseos, h) la presencia de sangre tiene diferentes connotaciones ceremoniales, i) no pudiendo faltar las más inofensivas: el roció de azúcar, coca y de flores acompaña de una respectiva Ch’alla preferentemente con alcohol blanco puro.
  13. 13. 13 De los que ejecutan los ritos puede ser: a) particulares, uno mismo con los conocimientos mínimos puede dirigir el desarrollo del rito, b) están los Yatiris, expertos en el armado de mesas y lectura de coca y cenizas, c) y alguna vez pude ver Laik’as, expertos en ritos oscuros para el maleficio y la mala suerte. Pero no solo son estos los que realizan rituales, como ya mencione existen otros dos altares más, en estos se practican diferentes tipos ceremoniales, el cual expresa sin duda un riquísimo conjunto de conocimientos para el saber cultural de nuestra urbe. Cada punto aquí descrito está ampliamente desarrollado en el trabajo principal que esperamos publicar pronto, pero estas mínimas líneas puedan ayudar a tener una imagen del contenido ampuloso de fenómenos y acciones que integra este lugar. 8. De las diferentes personas que asisten al lugar. Tratare de clasificar y hacer una síntesis de cada una de ellas: a) La mayoría de ellas son de origen aymará, aunque de vez en cuando se pude ver un rostro blanco mestizo, b) asisten personas de diferentes contextos socio-económicos; en su mayoría comerciantes, chóferes pues es una lugar donde solía ocurrir accidentes con frecuencia, empleados públicos, algunos militares y policías, estudiantes universitarios y llegue a conocer uno que otro estudiante de colegio, c) la presencia de prostitutas no es un cuento, he tenido oportunidad de conocer a un par de ellas, y conocer por qué asisten al lugar, d) la constante y frecuente presencia de ladrones, maleantes y asesinos, sin duda buscando la protección de la divinidad para poder cometer actos ilícitos sin ser descubiertos, f) así como curiosos e invitados por algún conocido, g) en muchos casos frecuentan el lugar porque existe la venta de bebidas alcohólicas, “te con tes” que es ron y sultana, cerveza,
  14. 14. 14 también se puede comprar cigarrillos y coca, existe música que es traída por la comerciante del “te con te” generalmente música “chicha” o cumbia sureña, i) existe otro grupo social como el de los “Roqueros” o satanistas como se los denomina, que con el tiempo se han congregado en otro altar, pues no les dejan practicar sus cosmovisión religiosa. g) así como políticos e intelectuales que en rara ocasión se los puede ver. Nota: Hasta aquí la gran mayoría de estos, todos ellos tienen enfoques distintos del lugar, aspiraciones diferentes, he historias complejas que valen la pena ser contadas, en este ensayo solo me limitado a mencionarlas. 9. Deseo y Capital. Este es sin duda uno de los mayores deseos de la población creyente que se congrega en la “Curva del Diablo”, Deseo y Amor es la otra aspiración en importancia, y se pueden encontrar otras, como la buena salud, suerte en los estudios y pasar una buena fiesta, como un “preste” patronal. Este punto en particular expresa la relación de las aspiraciones individuales y colectivas de los creyentes y las formas de cómo están dispuestas a hacerlas reales. En los tres altares estos dos deseos y aspiraciones son parte vertebral del desarrollo ritual, ya se piense como energías telúricas de la Wak’a Katari o invocaciones luciferinas el conjunto de ellos busca como fin mejoras en la economía, tener una relación amorosa múltiple o monogamia, estas son expresiones profundas del Poder, del cómo llegar por cualquier medio al objetivo, en este caso la vía espiritual a la concreción de sus deseos. La fuerza del lugar está basada en la añoranza de los creyentes al poder obtener estas variables. Este punto nos permite comprender las nuevas dinámicas del aymará con su mundo en el presente. a) en épocas pasadas las
  15. 15. 15 comunidades autóctonas acudían a las Wak’as para la protección y buena cosecha de la tierra, así como la fértil reproducción de los animales, b) en la actualidad la presencia de estas manifestaciones cambia en el área urbana, el deseo de propiedades, automóviles múltiples parejas sentimentales son la clara referencia de que el aymará no se ha quedado estático en el tiempo, que ha sabido transformarse para sobrevivir, c) que la malicia de los aymaras está presente en todas sus acciones en la vida social, que la idea de “el Indio reserva moral de la humanidad” contradice los reales comportamientos y sentimientos íntimos del indio con su entorno, d) la política ha jugado un rol trasformador de las nuevas creencias y los imaginarios colectivos, que han buscado el beneficiarse de las sinceras creencias de la población, e) que el mercado y la sociedad de consumo han logrado ingresar en los recovecos más profundos del saber y accionar del indio, la economía de mercado y las Wak’as estas ligas hoy a través de los deseos individuales de los creyentes, f) y que todas estas trasformaciones están ligadas a la condición de vida de los habitantes aymaras en las urbes centrales, que excepcionalmente no han dejado atrás sus mitos y creencias, cosa que es la esencia misma de de toda cultura, aquello que le diferencia. 11. La Neo-destrucción de las Wak’as, es producto de los choques civilizatorios y las nuevas necesidades de la población, estos se enfrentan entre lo que significa el desarrollo y la practicas ancestrales heredadas de generación en generación. La ampliación de la autopista entre las ciudades de La Paz y El Alto entra en ese debate si es posible mantener las creencias autóctonas en convivencia con el desarrollo moderno, o estas son antagónicas y acaban por destruirse, en la colonia se produjo la eliminación sistemática de los templos ceremoniales del indio, en el presente
  16. 16. 16 vuelve a pasar lo mismo con diferentes características, las creencias se vuelven insignificantes ante el avance y desarrollo urbano, estos espacios que en la ciudad de El Alto son desconocidos muestra el poco interés de ser investigados, pues se irán perdiendo en el tiempo donde solo quedara algunos recuerdos efímeros y orales, pero que no contemplan el vasto conjunto de saberes que de ellos se pueden acceder y comprender los fenómenos sociales y culturales, pero de seguro hay que tener una visión amplia y capacidades de abstracción metodológica y empírica que permita registrar todos estos casos particulares. El Estado plurinacional y el gobierno actual entran en conflicto ante la conservación de estos espacios o la destrucción medio ambiental en enfrente de las necesidades urbanas que exigen desarrollo que han de mejorar sus condiciones de vida. Hoy la Wak’a Katari o Curva del Diablo esta ya desapareciendo y con el desaparecerá toda una estructura social organizada y el conjunto de saberes que se tejieron alrededor de este. La Wak’a Katari tiene establecida una organización que celebra un “preste” cada año, esta fiesta se realizó este año con un gran espectáculo musical. En el altar se celebran ocasiones especiales en el que no se escatiman gastos: ahí se trajeron mariachis y hasta juegos artificiales, toda esto para entrar y construir una profunda relación con lo sub natural. Juzgar sobre su destrucción o no de seguro tendrá argumentos en contra y a favor, pero aquí lo que quiero rescatar es que se perderán un conjunto de saberes, aconteceres que englobaron y significaron la relación de un sector social aunque pequeño pero de amplias expresiones culturales y este templo ceremonial denominado Wak’a, que sin duda a la publicación de la obra mostraran lo basto y complejo que pueden ser las construcciones socio-culturales de lo aymará y sus nuevas expresiones en las metrópolis.
  17. 17. 17 12. El Indianismo y la Curva del Diablo. La relación de esta sin duda se dio con la eventual aparición de algunos militantes del indianismo desde el 2006 y algunas muy ocasionales referencias que he podido hallar en las múltiples entrevistas a intelectuales indianistas. Donde cobra fuerza esta relación tanto curiosa y anecdotaria, es la aparición de un colectivo de aymaras con el nombre de la “Curva del Diablo” con incidencia en las redes sociales y una efímera aparición en la radio, que sin duda llaman la atención. El punto es mostrar que este espacio “sagrado” ha tenido influencia en sitios tecnológicos; las redes sociales en el Internet: FaceBook y You Tube, algunas emisiones en la radio, la respectiva identificación y relación con la Wak’a Katari, son seguro registros interesantes para la historia del indianismo. 13. El texto hasta ahora expuesto pretendió mostrar una radiografía de las múltiples variables y partes de lo que llega a congregar este pequeño espacio de gran significado emocional para varias personas, como para aquellos curiosos de lo paranormal y las costumbres andinas. Estas líneas son apuntes y síntesis de capítulos desarrollados en la investigación principal, pero que sin duda estos puntos por si mismos deslumbran el complejo tejido cultural construido a lo largo de los años, todos estos tuvieron un cuidadoso tratamiento y su respectiva explicación, pero que a partir de este ensayo esperemos aclarar y crear dudas, que seguro con el tiempo se convertirá en parte de la historia de las costumbres indianas en el altiplano. Para ello se seguirá aumentando y añadiendo diferentes datos que en el presente sigo recolectando, que este trabajo sea solo una pequeña pero básica compresión del asunto esperando que
  18. 18. 18 el interés en el mismo vaya aumentando siendo que su desaparición es inminente. El Alto ciudad de Tupaj Katari 11 de septiembre de 2016

×