O slideshow foi denunciado.
Utilizamos seu perfil e dados de atividades no LinkedIn para personalizar e exibir anúncios mais relevantes. Altere suas preferências de anúncios quando desejar.

Morgan robertson

Metrica

  • Entre para ver os comentários

  • Seja a primeira pessoa a gostar disto

Morgan robertson

  1. 1. Morgan Robertson nació en 1861 en Oswego (Nueva York). A los 16 años, tras sus estudios e bachiller, se enroló en la marina mercante de 1877 a 1886. Posteriormente encontró trabajo en una joyería, pero sus problemas oculares le obligaron a abandonar este empleo fatigante para los ojos y se consagro a la escritura, especializándose en la novela y los relatos marítimos. Aunque era autodidacta poseía una cultura sólida y una poderosa capacidad de expresión, según testimonian sus escritos. Era visiblemente un marginado, un hombre indignado contra la sociedad de su época, que pasó toda su vida dificultades materiales y, en este sentido, parece que Rowland, el personaje central de Futilidad, sea en parte autobiográfico. Con la publicación de sus obras completas consiguió posteriormente cierto reconocimiento, a la vez que se quedaba ciego. Le encontraron muerto en la habitación de un mísero hotel de Atlantic City, el 24 de marzo de 1915, sentado en un sillón de cara al mar.
  2. 2. Morgan Robertson Escribió varios relatos y novelas sobre el mar, entre ellos: Los piratas Más allá del espectro En el valle de las sombras El Naufragio del Titán, o Futilidad.
  3. 3. Es precisamente en esta última novela (Publicada en 1898) en la que llamo la atención del lector. En ella, en una noche de abril, el buque surca a toda máquina las aguas próximas a Terranova. Va a batir un récord despreciando toda prudencia. El riesgo ha sido aceptado. Se trata de un navío revolucionario construido con la tecnología naval más avanzada: sus planchas impermeables son consideradas insumergibles. En plena noche, el vigía avista un iceberg que se les viene encima. Demasiado tarde: el navío choca contra el iceberg a toda máquina. Es la catástrofe. Mueren casi todos sus pasajeros debido a que el buque no lleva suficientes botes salvavidas. ¿Nombre del buque? Titán.
  4. 4. Lo escalofriante de todo el asunto es que fue escrita catorce años antes del viaje del Titánic, y coincide en un 98% de las circunstancias con el acontecimiento real: Por ejemplo; los nombres de los barcos, las causas lejanas, psicológicas y culturales del drama: el orgullo técnico empaña la razón: se lanza a la niebla para batir un récord incumpliendo las normas, los lugares: el Atlántico norte, a la altura de Terranova, la época del año: una noche de abril, la causa inmediata: la colisión con iceberg, la causa de pérdidas humanas: la falta de botes para salvamento. Las coincidencias nos acercan a una sobrecogedora interpretación de esta historia, tal como lo muestra la siguiente gráfica
  5. 5. The Wreck of the Titan' o 'Futility' es el título de un libro que escribió Morgan Robertson en el que se cuenta la historia de un transatlántico, el más grande y lujoso de la época, que se hunde después de chocar con un iceberg en el Atlántico Norte en su viaje inaugural entre Nueva York y Southampton. El Titán de Robertson solo disponía de 24 botes salvavidas que apenas tenían cabida para menos de la mitad de las 2.500 personas, pasajeros y tripulación, que iban a bordo, y entre las que se encontraban algunas de las grandes fortunas del planeta y una importante representación de lo más selecto de la alta sociedad inglesa y estadounidense.
  6. 6. Todo esto nos parecería un guión nada original sobre el hundimiento del Titanic, si no fuera porque Robertson escribió 'The Wreck of the Titan' en 1898, es decir: 14 años antes de que el 15 de abril de 1912 el Titanic, el transatlántico más grande y lujoso de la época, se hundiera en su viaje inaugural entre Southampton y Nueva York tras haber chocado con un iceberg en el Atlántico Norte
  7. 7. Las similitudes entre uno y otro barco van más allá de lo que pueda imaginarse. Como ya hemos dicho ambos naufragaron en su viaje inaugural; ambos fueron calificados por sus constructores como insumergibles e indestructibles; ambos tenían un tamaño muy parecido: 267 metros el real y 244 metros el imaginario; los dos portaban tres hélices y dos mástiles; en ambos casos también se había utilizado en su construcción un sistema de compartimentos estancos semejante; los dos emprendieron su primer y único viaje en abril; el Titanic tenía 20 botes salvavidas por 24 del Titán y en ambos casos su capacidad apenas servía para acoger a la mitad del pasaje; el primero golpeó con el iceberg cuando viajaba a una velocidad de 23 nudos, mientras que el segundo lo hizo a 25; ambos se hundieron aproximadamente 600 kilómetros al sur de Terranova.
  8. 8. También existían algunas diferencias entre las dos tragedias, fundamentalmente tres: el Titánic golpeó el iceberg en perfectas condiciones de navegación, mientras que el Titán lo hizo en condiciones climatológicas adversas; en el primero se salvaron 711 personas y en el segundo apenas 13; el barco real navegaba de Europa a Estados Unidos, mientras que el literario lo hacía en sentido inverso
  9. 9. Robertson se educó en una época en la que el Reino Unido controlaba una cuarta parte del mundo y le embargaba un cierto desdén yanqui hacia los británicos del Imperio, de los que no se fiaba en absoluto. Eso se traduce en su novela de forma bastante clara. Para el autor, que escribía en las postrimerías de la era victoriana, el insumergible Titán es un símbolo de orgullo desmedido y, al igual que en el Titanic, quedan patentes las divisiones sociales tanto de finales del siglo XIX como de principios del XX.
  10. 10. No es la del Titán Titánic, la única premonición de la literatura de este autor. También escribió otra novela titulada 'MÁS ALLÁ DEL ESPECTRO' en la que pronosticó una futura guerra entre Estados Unidos y Japón, que arrancaría con un ataque marino por sorpresa de los asiáticos a instalaciones norteamericanas. Sería otro guión escasamente original de lo sucedido en Pearl Harbor, si no fuera porque se escribió 27 años antes, en 1914, un año antes de morir por sobredosis. El cuerpo de Morgan Robertson se encontró delante de una ventana abierta por la que, presumiblemente, estuvo mirando al mar hasta que sus ojos se cerraron definitivamente.

×