O slideshow foi denunciado.
Seu SlideShare está sendo baixado. ×
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Anúncio
EL
SUEÑO
CLAUDIA RODRÍGUEZ LLORENTE
1º BACHILLERATO
COLEGIO JESÚS Y MARÍA,
VALLADOLID, 2022
1
Índice
01 02
03 04
05 06
¿Qué es el sueño? ¿Para qué dormimos?
Fases: NREM y REM.
Sueño y sistema inmune.
Sueño y sistema ...
¿QUÉ ES EL
SUEÑO?
El sueño es una necesidad biológica y posibilita que
las necesidades físicas y psicológicas esenciales s...
Anúncio
Anúncio
Anúncio
Carregando em…3
×

Confira estes a seguir

1 de 15 Anúncio
Anúncio

Mais Conteúdo rRelacionado

Semelhante a El sueño (20)

Mais recentes (20)

Anúncio

El sueño

  1. 1. EL SUEÑO CLAUDIA RODRÍGUEZ LLORENTE 1º BACHILLERATO COLEGIO JESÚS Y MARÍA, VALLADOLID, 2022 1
  2. 2. Índice 01 02 03 04 05 06 ¿Qué es el sueño? ¿Para qué dormimos? Fases: NREM y REM. Sueño y sistema inmune. Sueño y sistema endocrino . Sueño y sistema cardiovascular. Patologías ligadas a problemas del sueño: Insomnio: más común de lo que parece. Consejos para dormir mejor. 2
  3. 3. ¿QUÉ ES EL SUEÑO? El sueño es una necesidad biológica y posibilita que las necesidades físicas y psicológicas esenciales se renueven para un pleno rendimiento. CURIOSIDAD La investigación con adolescentes ha demostrado que existe relación entre el rendimiento de la memoria de trabajo y la pérdida de sueño. Se ha demostrado que los adolescentes que duermen poco, disminuyen su habilidad para almacenar y recuperar información nueva. 3
  4. 4. - En el cuerpo, el sueño repone a nuestro sistema inmunitario, ayuda a combatir la malignidad, previene las infecciones y evita enfermedades. Al no haber ninguna función biológica que no mejore con una buena noche de sueño, podemos llegar a la siguiente conclusión: el sueño es lo más eficaz que podemos hacer para restablecer nuestra salud cerebral y corporal todos los días, el mayor esfuerzo de la madre naturaleza contra la muerte. ¿PARA QUÉ DORMIMOS? -A nivel cerebral, dormir mejora diferentes funciones, como nuestra capacidad de aprender, memorizar, tomar decisiones y realizar elecciones lógicas. “El secreto de la creatividad está en dormir bien y abrir la mente a las posibilidades infinitas ¿Qué es un hombre sin sueños?” – Albert Einstein 4
  5. 5. FASES NREM: Non Rapid Eyes Movement REM: Rapid Eyes Movement Duración: 6 horas. Partes del cerebro implicadas: área preóptica ventrolateral del hipotálamo. Primeras fases del sueño. Ondas cerebrales lentas donde el movimiento de los ojos es lento y sin coordinación. Duración: 2 horas. Partes del cerebro implicadas: tronco encefálico y el prosencéfalo basal. Últimas fases del sueño. Ondas cerebrales rápidas, que se acompañan con movimientos y conjugados de ambos ojos. 5
  6. 6. NREM: 4 Etapas La primera etapa se caracteriza por la transición de la vigilia al sueño. La segunda, porque la actividad cerebral se va haciendo más profunda. Tanto la temperatura como la frecuencia cardíaca y respiratoria comienzan a disminuir poco a poco. Durante la tercera y cuarta etapa, el sueño es más profundo y se ralentizan las ondas cerebrales. REM: 1 Etapa El sueño REM, también llamado sueño paradójico, se caracteriza por la disminución del tono muscular (con excepción de los músculos respiratorios y los esfínteres vesical y anal) La frecuencia cardíaca y respiratoria se vuelve irregular. Cuando se producen modificaciones extremas de la temperatura ambiente (calentamiento o enfriamiento pasivo), acontece un despertar o se produce el pase a una fase del sueño NREM. Electroencefalograma en distintos estados 6
  7. 7. forzando los órganos exponiendo a la persona a un mayor riesgo de contraer enfermedades incidiendo en la fatiga del trabajo diario disminuyendo la concentración y causando: cefalea (dolores de cabeza) artralgias (dolor en las articulaciones) depresión. La dificultad para dormir debilita el sistema inmune: SUEÑO Y SISTEMA INMUNE 7
  8. 8. SUEÑO Y SISTEMA INMUNE Se ha comprobado que la deprivación total de sueño por un periodo de 20 días produce la muerte en ratas. Durante la investigación se observó que las ratas iban perdiendo y cambiando el color de su pelaje, se presentaron lesiones en la piel de la cola y las patas, así como una afectación en la alimentación. En la actualidad, se han incrementado los estudios respecto al sueño y su relación con el sistema inmunológico. Algunos de ellos han encontrado una relación entre el sueño y la respuesta de los anticuerpos a la hepatitis A cuando el sueño se encuentra alterado. Diferentes investigaciones demuestran que el sueño sirve para la recuperación del metabolismo y de la homeostasis del organismo, para descansar. 8
  9. 9. SUEÑO Y SISTEMA ENDOCRINO En un reciente estudio realizado por Agüero y Haro (2016) para determinar si existe una asociación entre la deprivación de sueño nocturno durante la semana y el fin de semana, los hábitos alimentarios y la actividad física con el estado nutricional en escolares, se concluyó que sí existe una asociación entre menos horas de sueño e incremento del riesgo de sobrepeso/ obesidad. La falta de sueño trae consigo también alteraciones a nivel metabólico y endocrino. Por ejemplo, tenemos una disminución de la tolerancia a la glucosa (azúcar en sangre), el aumento del nivel de grelina (hormona que regula el apetito) y disminución de los niveles de leptina (reguladora del peso corporal), elevación de los niveles de cortisol (hormona segregada como respuesta al estrés) y una disminución de la hormona estimulante de la tiroides. 9
  10. 10. SUEÑO Y SISTEMA CARDIOVASCULAR De acuerdo a las investigaciones realizadas, las personas que padecen SAOS (Síndrome de apnea obstructiva durante el sueño) suelen presentar frecuencias altas de enfermedad coronaria. Así mismo, el SAOS puede causar otros eventos fisiopatológicos en el sistema cardiovascular como: reducción en la liberación de oxígeno al miocardio, isquemia miocárdica nocturna (el flujo sanguíneo se reduce), disfunción ventricular izquierda (disminución de funcionalidad del ventrículo izquierdo) e insuficiencia cardíaca (ausencia de bombeo de sangre rica en oxígeno), entre otros. SAOS (Síndrome de apnea obstructiva durante el sueño): más conocida como apnea del sueño, es una enfermedad que se caracteriza por la aparición de episodios intermitentes y frecuentes de obstrucción parcial o completa de la vía aérea superior mientras dormimos. Enfermedad coronaria: es una enfermedad cardíaca que se desarrolla cuando las arterias no pueden suministrar suficiente sangre rica en oxígeno al corazón. Es una de las principales causas de muerte. 10
  11. 11. Insomnio de conciliación, que es la dificultad para conciliar el sueño. Insomnio de mantenimiento del sueño o dificultad para permanecer dormido. El insomnio es un trastorno del sueño que produce incapacidad para dormir, a pesar de disponer de la ocasión favorable para hacerlo. Existen dos tipos de insomnio: El insomnio de conciliación y de mantenimiento no son mutuamente excluyentes: puede sufrirse uno, otro o ambos. Insatisfacción con la cantidad o calidad del sueño (por ejemplo, dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido y despertarse temprano por la mañana). Padecimiento significativo de angustia o deterioro diurno. Tener insomnio al menos tres noches a la semana durante más de tres meses. No sufrir trastornos mentales coexistentes o afecciones médicas que pueden ser causa del insomnio. Entre los síntomas para identificar el insomnio se encuentran: M Á S C O M Ú N D E L O Q U E P A R E C E I N S O M N I O : ¿ Q U É E S ? S Í N T O M A S 11
  12. 12. I N S O M N I O : C A U S A S El insomnio es uno de los problemas médicos más frecuentes que enfrenta la sociedad moderna, sin embargo, en la mayoría de los casos, no se le da la suficiente importancia y por tanto el abordaje no es el adecuado. Aunque la genética juega un papel importante para desarrollar trastornos del sueño, los dos desencadenantes más comunes del insomnio crónico son de tipo psicológico: preocupaciones emocionales o inquietud y ansiedad. M Á S C O M Ú N D E L O Q U E P A R E C E 12
  13. 13. Levantarse todos los días a la misma hora, incluso los fines de semana. Evitar quedarse en la cama despierto más tiempo del necesario. Evitar las siestas durante el día. Reducir o evitar el consumo de alcohol o hipnóticos, aunque pueden relajarte, ocasionan un sueño inquieto y no reparador. Reducir o evitar el café o la nicotina, ya que son estimulantes. Mantener unas condiciones ambientales adecuadas para dormir: se duerme mejor en un ambiente fresco, silencioso y oscuro. Evitar actividades estresantes en la hora previa de acostarse, como juegos violentos o películas de acción. Realizar ejercicio físico moderado a final de la tarde: 2-3 horas antes de acostarse. Practicar ejercicios de relajación antes de irse a la cama. Tomar baños de agua a temperatura corporal por su efecto relajante. Asociar la cama con el sueño: utilizar la cama sólo para dormir; no para leer, ver la televisión... Elegir ropa cómoda para dormir. Evitar alimentos grasos o picantes para cenar y comer o beber demasiado al acercarse la hora de dormir. Consejos para dormir mejor 13
  14. 14. Evitar ir con hambre a la cama: un bocado ligero antes a menudo es preferible y puede ayudar a dormir mejor. Irse a la cama sólo cuando se tenga sueño: si no se consigue dormir, es mejor levantarse, salir de la habitación y realizar otra actividad relajante hasta que se sienta sueño nuevamente. El interés por el sueño ha estado presente a lo largo de los años. En el pasado la creencia más frecuente era que mientras dormíamos se paraba la actividad cerebral. En la actualidad sabemos que el sueño, además de un estado fisiológico imprescindible para vivir, que produce una disminución del estado de alerta y de la conciencia, implica importantes procesos para la integración de la actividad del cerebro. CURIOSIDAD 14
  15. 15. Matthew Walker (Por qué dormimos, 2019) "En el espacio de apenas 100 años, los seres humanos hemos abandonado nuestra necesidad biológica de tener un sueño adecuado. La aniquilación del sueño en las naciones industrializadas está teniendo un impacto catastrófico en nuestra salud, nuestra expectativa de vida, nuestra seguridad y nuestra productividad, así como en la educación de nuestros hijos. Esta epidemia silenciosa de pérdida de sueño es el reto de salud pública más importante al que nos enfrentamos en el siglo XXI en los países desarrollados. Si deseamos evitar el riesgo fatal de descuidar el sueño, la muerte prematura que acarrea y la deteriorada salud a la que nos conduce, debe producirse un cambio radical en nuestra apreciación personal, cultural, profesional y social del sueño. Creo que es hora de que reclamemos nuestro derecho a toda una noche de descanso, sin vergüenza y sin tener el estigma perjudicial de la pereza. Al hacerlo, podremos alcanzar el más poderoso elixir de bienestar y vitalidad que nos otorga nuestra biología. Entonces podremos recordar lo que se siente al estar realmente despiertos durante el día. rebosantes de la más profunda plenitud del ser." 15

×