O slideshow foi denunciado.
Utilizamos seu perfil e dados de atividades no LinkedIn para personalizar e exibir anúncios mais relevantes. Altere suas preferências de anúncios quando desejar.

Este que ha consumido tus bienes con rameras

325 visualizações

Publicada em

Creía que yo era el que estaba bien y el mal, pero en el reino de Dios, fue al revés.

Publicada em: Espiritual
  • Seja o primeiro a comentar

  • Seja a primeira pessoa a gostar disto

Este que ha consumido tus bienes con rameras

  1. 1.  Muchos se preguntaran porque la dureza de mis palabras, hace algún tiempo un hermano de la iglesia me dio trabajo, era un gran empleo, tenia disponibilidad de tiempo, podía sacar permisos para la obra de Dios y todo eso, pero un día cambio, ya no era el mismo, me comenzó a prohibir poner música cristiana en el negocio, le comenzó a molestar que saque permisos para asistir a los eventos congregacionales, su enamorada domina más su vida que Dios, gasta su dinero en salidas a bares, paseos etc, simplemente vive religiosamente, un día dije este ya no es cristiano.
  2. 2.  En eso Dios me dio una visión que fue mas dura para mi que para el, precisamente la del hijo prodigo, Yo te sirvo fielmente Señor, he trabajado duro para el y ni siquiera me ha reconocido todos los años de trabajo, ni nada que por ley me corresponde, pero lo dejo en tus manos Señor, esas fueron mis palabras, en eso Dios me puso en mi verdadero lugar.
  3. 3.  Yo soy el hermano religioso que le reclamo al Padre, Yo te he servido fielmente Padre mío y este que esta gastando tu dinero con prostitutas lo has recibido tan bien, no puede ser.  No puedo justificar a mi hermano, ni su proceder, pero entendí, que tengo dos opciones
  4. 4.  Ya que Dios me dijo que soy en otras palabras ese mal hermano solo puedo hacer dos cosas:  Una es quejarme por la manera como lo ha recibido o  Dos es decirle bienvenido hermano de nuevo a casa mi Padre y yo te estábamos esperando.  Prefiero Cambiar la historia y alegrarme por el perdido que va a regresar a casa.  Espero que tu también.

×