KONVERGEN clAsFilosciiayculturasen Diálogo
lã!  1-9092
Año IV,  N ° 15 Segrndo Cuarimestre 2007

PETER SLOTE RDI] K;  DEL ...
Ilc  z ,  '; i.. s,F ; ,.t_ _yCi : cent:  ',  3

rrientras que otros,  neticentes,  optaban por autores canónicos de Ia hi...
I1<; '.. ,r, ';i. .s, F ! J!_ _yCl rv,4, ,j1E 'L 3

Manipulación genética,  crisis de Ia cultura (disturbios en el Parque ...
Sic _'; i.. s,F : JL _yCL zscnE 'g3

del terror.  Tras Ia guena,  Ia situación general del persaniento propició Ia vuelta ...
Konvergencias,  Filosofia y Culturas en Dialogo

Cuando Sloterdijk habia de las biotecnologías e incluso de Ia tecnica en ...
Konvergencias,  Filosofia y Ctrlturas en Dialogo

ingenien'as en esa corrientie de base que es Ia literatura,  el primer a...
Konvergencias,  Filosofia y Culturas en Dialogo

dejado de orientarse a si mismas de manera inmediata por experiencias cor...
Konvergencias,  Filosofia y Culturas en Dialogo

Sloterdijk y C anetti;  El detonante iconográfico y openstico de la polít...
Sic 1._ r _ '; i.. s, F : sc _yCL ; sen E  3

SLOTERDIJ K,  Peer,  Extrañamiento del mJndo,  Editorial Pre-extos,  Valenci...
SLOTERDIJK DEL PESIMISMO METODOLÓGICO AL CINISMO Dr. Adolfo Vásquez Rocca
Próximos SlideShares
Carregando em…5
×

SLOTERDIJK DEL PESIMISMO METODOLÓGICO AL CINISMO Dr. Adolfo Vásquez Rocca

222 visualizações

Publicada em

RESUMEN
SLOTERDIJK DEL PESIMISMO METODOLÓGICO AL CINISMO Dr. Adolfo Vásquez Rocca
Antes, cuando dicte mi primer Seminario de Postgrado sobre Peter Sloterdijk tuve algunos estudiantes inscritos, otros como alumnos libres -en calidad de 'turistas-curiosos'- y otros los más -reticentes- optaban por autores canónicos de la historia de la Filosofía. Ahora, en cambio, es -incluso- de buen tono citarlo y los Seminarios, Congresos y Tesis en torno a Sloterdijk se multiplican. Pero sería injusto reducir a una simple moda el éxito de este filósofo alemán que podríamos describir como un anti-Habermas (él prefiere presentarse como un nietzscheano de izquierdas). En cualquier caso, sus lectores se multiplican.

Peter Sloterdijk es los que viven con intensidad la época que les ha tocado. Manipulación genética, desorden de la cultura, mutación antropotécnica, desaparición de fronteras: no hay nada del futuro que asuste a este pensador postheideggeriano seducido por la tecnociencia. En 1999 se vio envuelto en una polémica al anunciar durante un coloquio las Normas para el parque humano. Los pro y anti-Sloterdijk se cruzaron invectivas a través de la prensa. Pese a ello, la consagración, universitaria y mediática, llegó, ya que a los 54 años fue nombrado rector de la Hochschule für Gestaltung, donde imparte filosofía y estética, y luego elegido para suceder al crítico Marcel Reich-Ranicki como presentador para TV de un programa cultural, El Cuarteto Filosófico.

En su espera, quien entonces se inquietaba por la desaparición del humanismo erudito hoy hace alarde de un optimismo sorprendente. El mundo en el que vivirá su hija, de diez años, ya no parece preocuparle. Y mientras continúa con su trabajo, disfruta con apetito de los placeres de la vida. Este gigante ama el amor, la buena literatura, la buena comida y los paseos en bicicleta por los aledaños de su casa de Grignan, en la provincia del DrÉme, donde reside. Muy alemán, sin duda, pero también muy francés.

Desde la publicación de Normas para el parque humano a Sloterdijk le inquietaba la evolución de la humanidad. Hoy su preocupación parece haber mudado en adhesión al mundo que nos espera. En efecto, después de la Segunda Guerra la filosofía continental se convirtió en una especie de hermenéutica de la catástrofe. Entender la pesadilla, asomarse al abismo, fue la misión principal del pensamiento. Y los filósofos debían comprometerse a que sus textos jamás pudieran servir de coartada a los horrores venideros. De ahí la orientación hacia una filosofía "gótica", término con el que los ingleses han denominado cierto tipo de literatura, que hace del horror lo sublime del pueblo. En el siglo XIX, en literatura, música e incluso en el campo de las ideas, se había desarrollado el sentido del entretenimiento a través del anuncio del terror. Tras la guerra, la situación general del pensamiento propició la vuelta a lo gótico en el plano teórico. Ya

0 comentários
0 gostaram
Estatísticas
Notas
  • Seja o primeiro a comentar

  • Seja a primeira pessoa a gostar disto

Sem downloads
Visualizações
Visualizações totais
222
No SlideShare
0
A partir de incorporações
0
Número de incorporações
3
Ações
Compartilhamentos
0
Downloads
4
Comentários
0
Gostaram
0
Incorporações 0
Nenhuma incorporação

Nenhuma nota no slide

SLOTERDIJK DEL PESIMISMO METODOLÓGICO AL CINISMO Dr. Adolfo Vásquez Rocca

  1. 1. KONVERGEN clAsFilosciiayculturasen Diálogo lã! 1-9092 Año IV, N ° 15 Segrndo Cuarimestre 2007 PETER SLOTE RDI] K; DEL PESIMISIVD NETODOLÓGICO AL CINISMO DIFUSO DE NUESTRAS SOCIEDADES EXHAUSTAS. Adolfovísqm Rocca (Clile) C onjeturas sobre el animal que topa consigo, se propone lo grande, a menudo no avanza un paso y, a veces, esta harin oe todo" P. Sloterdijk Antes, cuando dicte m' primer Seninario de Postgrado sobre Peter Slouerdijkl tuve algunos estudiannes inscritos, otros como alumnos Iibres -en calidad de 'turistas-curiosos'- lseminario 'Sloterdijlc Crítica de Ia Razón Cínica" Prof. Dr. Adolfo Vásquez Rocca. Programa de Postgrado, Instituto de Filosofía de Ia Pontiñcia Universidad Católica de Valparaíso PUCV, 19 semestre 2006 hggzllwxmrv. observacionesfilosoñcas. net/ seminariosloterdi¡khtml 84
  2. 2. Ilc z , '; i.. s,F ; ,.t_ _yCi : cent: ', 3 rrientras que otros, neticentes, optaban por autores canónicos de Ia historia de Ia Filosofía. Ahora, en carrbio, es -incluso- de buen tono citarlo y los Serrinarios? , Congresos yTesis en tomo a Sloterdijk se rrultiplican. Pero sería injusto reducir a una sirrple moda el éxito de este filósofo alemán que podriamos describlr corro un anti-Habermas (éI preliere presentarse corm un nietzscheano de izquierdas). En cualquier caso, sus Ieclnres se rrultiplican. Peter Sloterdijk, rector de una universidad especializada en nuevos medios y diseño -Ia Hochschule für Gestaltrng, en Kartsmhe, célebre por su ya Iegendaria Crítica de Ia razón Cínica3 y su hoy visionaria trilogia Esferas** es, sin duda, el filósofo alemán más célebre después de Heidegger. Tanrbién es el supuesto responsable -a través de Ia publicación de su "Reglas para el Parque Hurreno; una respuesta a la Carta sobre el Hurranisnn" de abrir las puertas al debate en tomo a Ia eugenesia y con eIIo convocar los fantasmas del nacional- socialisrno -que aun se ciernen sobre el inconsciente colectivo de Alemania, que reviven con el anuncio de una era antropotécrica caracterizada por los experimentos5 y Ia maripulación genética. De una gran cultura filosófica, bella retórica y un estilo provocador. Sloterdijk enfrenta los problemas de su tiempo con las arrras de un fenorrenólogo agudo, atento y perspicaz, que desea escribir una "ontologia de nosotros rrisnbs". Su independencia Ie lleva, sin reparos, no sólo a rrostrar su vasta discrepancia con "el sueño ilustrado", sino que aderrás a hacer suyas las propuestas de filósofos incómodos y no sierrpre bienvenidos en Alemania: Nietzsche y Heidegger. Peter Sloterdijk es los que viven con intensidad Ia época que les ha tocado. 2 Seminario 'Seminario Sloterdijk - Nietzsche", Prof. Dr. Adolfo Vásquez Rocca, Programa de ibstgrado, Instituto de Filosofía de Ia Pontifícia Universidad Católica de Valparaíso PUCV 19 semstre 2007 <http: //www. observacionestilosoficas. netlseminariosloterdijknietzsc he. html >. 3 SLOTERDIJ K, Peter, Crítica de la razón c/ nica Simela, Madrid, 2004. 4 SLOTERDIJ K, Peter, Esferas I. Burbujas, Ediciones Siruela, Madrid, 2003; SLOTERDIJ K, Peter, Esferas II. Globos. Macroaferología, Simela, 2004; SLOTERDIJK, Peter, Esferas lII , Espumas, Editorial Simela, Barcelona, 2005. 5 SLOTERDIJ K, Peter, Crítica de Ia razón c/ nica, Siruela, Madrid, 2004. 85
  3. 3. I1<; '.. ,r, ';i. .s, F ! J!_ _yCl rv,4, ,j1E 'L 3 Manipulación genética, crisis de Ia cultura (disturbios en el Parque Humanoõ) rrutación antropotécnica, desaparición de fronteras: no hay nada del futuro que asuste a este pensador postheideggeriano seducido por Ia tiecnociencia. En 1999 se vio envuelto en una polémica al anunciar durante un coloquio Ias Nomias para el parque humano. Los pro y anti-Sloterdijk se cruzaron invectivas a través de Ia prensa. Pese a eIIo, Ia consagración, Universitaria y mediática, Ilegó, ya que a Ios 54 años fue norrbrado rector de Ia Hochschule für Gestaltung, donde irrparte filosofia y estetica, y luego elegido para suceder al critico Marcel ReichRanicki como presentador, junto a Rüdiger Safranski, para Ia Televisión alerrana de un programa cultural con características de estelar: EI Cuarteto Filosófico7. Sloterdijk quien en Normas para el Parque Humano 3 se inquietaba por Ia dsaparición del humanismo emditio hoy hace alarde de un optirrismo sorprendente. EI mundo en el que vivirá su hija, de diez años, ya no parece preocuparle. Y mientras continúa con su trabajo, disfruta con apetite de Ios placeres de Ia vida. Este gigante apasionado por Ias nuevas fomias de la cultura, Ia buena literatura, Ia buena conida y Ios paseos en bicicleta por Ios aledaños de su casa de Grlgnan, en Ia província del DrÉme, donde reside. Muy alemán, sin duda, pero tarrbién rmyfrancés. Desde Ia publicación de Nom1as para el parque humano a Sloterdijk le inquietaba Ia evolución de Ia lumanidad. Hoy su preocupación parece haber rmdado en adhsión al mundo que nos espera. En efecto, después de Ia Segunda Guerra Ia filosofia continental se convirtió en una especie de hemrenéutica de la catástrofe. Entender la pesadilla, asorrarse al abismo, fue la nisión principal del pensamiento. Y Ios filósofos debian oorrprometerse a que sus textos jarnás pudieran servir de coartada a Ios horrores venideros. De ahi la orientación hacia una filosofia "gótica", tenrino con el que Ios ingleses han derorrinado ciertn tipo de literatura, que hace del horror Io sublime del pueblo. En el siglo XIX, en literatura, rrúsica e incluso en el carrpo de las ideas, se había desarrollado el sentido del entretenimiento a través del anuncio 6 Zoologia Politica; Disturbios en el Parque Humano: <lwt1p: //www. psikeba. com. ar/ actuaIizaciones/ archivo_04_06/zoo_politica. htm> 7 Das Philosophische Ouartett <trttp: //www. zdf. de/ ZDFde/ inhalt/8/0,1872,1021352,00.htrri>; Peter Sloterdijk 8 SLOTERDIJ K, Peter. Normas para el Parque Humano; Una rspuesta a la 'Carla sobre el Humanismo", <lngg: //www. observacionesfilosoficas. nef/ lasneglasga raelgargue. htni> 86
  4. 4. Sic _'; i.. s,F : JL _yCL zscnE 'g3 del terror. Tras Ia guena, Ia situación general del persaniento propició Ia vuelta a Io gótico en el plano teórico. Ya en su primer libro, Crítica de la razón cínica, Sloterdijk rorrpió con esa estrategia de la fratemidad del tenor. Sloterdijk torre así distancia del cinismo, más precisamente, reconoce jarrás haber sido un autêntico cinico. Declara que pesea su adrriración por el cinismo griego, el de Diogenes y Ia asi denominada Secta del peno, no tiene los medios suficientes para un programa de vida semejantie. Ser un cinico coherente exige cualidades fr'sicas y norales de Ias que admite carecer. EI último gran ci nico de nuestra época fue Emile Cioran, que llevó una vida monástica infonnal. Pero ser el rnonje de una desesperanza intima tiene cestos importantes porque dia a dia se debe enfrentar uno a refutaciones escogidas, a Ia prueba de que Ia felicidad no atá tan Iejos ni es tan trascendente. El cinisrm es Ia decisión de no disolverse en Ia felicidad. Sloterdijk ha corrparado asirrisrro la evolución del rrundo con una fiesta de suicidas. Trataba de deserrbarazarse de esa herencia de Ia escuela de Francfort qJe habia rrarcado sus prirneras obras. Ese rrolde teórico de la izquierda clásica era para él una specie de consenso del que habia que zafarse cuanto más se presentara bajo la forma de un discurso de resistencia a Ia opinión dorrinante del pais. Preterdiendo ser el representante de una corriente de pensamiento minoritaria, al borde de Ia extinción, Adomo ejerció una presión ideológica sobre estratos enteros del pensamento conterrporáneo. Atieniéndonos a su biografia, hizo Io correcto ya que perteneció a una generación que pudo escapar del holocatsto gracias Ia errigración. Pero su posición, legitima, quedó anacrónica a rrediados de Ios años setenta. Para Sloterdijk hay que cfrstinguir el pesimisrro metodológico del pesimismo e›dstenciaI. EI psimisrro metodológico se impone porque pensar en lo peores la base rrisrra del análisis. Pero el oficio de profesor consiste en pensar en lo peor Ilevando ma vida feliz. Sloterdijk ha ensayado rmcho, como personaje psicológico que es, para estar tan desesperado cono Ias teorias que conservaba de los rraestxos de su generación. Le han hecho falta veinte años para descubrir que era capaz de meditar sobre Io peor adoptando una actitud existencial orientada a Ia felicidad. Pues el deber del honbre es ser feliz. S¡ se quiere escapar de la trarrpa del resentirriento, hay que desear la felicidad. 87
  5. 5. Konvergencias, Filosofia y Culturas en Dialogo Cuando Sloterdijk habia de las biotecnologías e incluso de Ia tecnica en general, apenas da muestras de pesirrismo metodológico. Más bien se mofa de quienes fustigan, por ejemplo, Ias prácticas de un Antinori, el médico italiano que dice haber clonado un ser humano. Lo importante es no anticipar eI futuro a partir de nuestras experiencias del pasado. En una sociedad más o menos medieval, una autêntica innovación tecnológica provoca una revolución. Pero hoy dia, que herros acumulado una e›<periencia exiiaordinaria, Ia introducción moderada y controlada de algunas innovaciones en Ia manipulación de Ios genes del hombre, Ias plantas o Ios animales ya no constituye un ataque disparatado. Las conquistas actuales son procsos extremadamente regulados. Cada "ciudadano epistemológico" -como infomiación o invención- que reclama el derecho a Ia inrrigración dentro de nuestra sociedad sólo obtiene un estatuto civil tras ser sornetido a un estricto exarnen. Pero Ia cultura del medo en Ia que vivirros descansa en Ia imagen de la novedad como invasión. En realidad, el azar es el último aliado del inconsciente católico de Ios europeos frente a sus opciones existenciales. En Ia sociedad hay un partido más bien protestante y activista que acepta Ia fatalidad de poder escoger. Y hay otro de tipo católico, no en eI sentido de Ia profesión de fe sino de Ia actitud mental, según el cual el único facultado para elegir es el azar. Desde el momento en que Ia procreación es el fruto de azares diversos, no hay que inmscuirse. Esta actitud católica es terriblernente poderosa, incluso en un país como Alemania, donde una gran coalición de Ia superstición quiere que el azar genético decida por nosotros. Estamos en el umbral de un nuevo comprorriso de Ia cultura en eI que el humanismo tradicional debera ajustar sus cuentas con Ia tercera cultura, de Ia que jamás ha tomado nota. Y Ia tercera cultura no son ni Ias ciencias puras ni Ias humanidades, sino todas Ias ingenierias. Cuando Wilhelm von Hurrboldt y algunos otros inventaron Ia universidad moderna en Ia época de Ias guenas napoleónicas (Io que se ha dado en Ilamar neohumanismo prusiano), se fraguó entre Francia y Alemania un diálogo de gran tiascendencia sobre el modo en qre habia que educar en esa nueva época. Y Ia respuesta fue una rrezcla de neoclasicisrm y neorrealisrm. La batalla cultural del siglo XIX consistió en sellar Ia paz entre Ios sabios y Ia tradición clásica, en reconciliar el humanismo de Weimar con Ia cultura de Ias máquinas. En eI futuro tendremos una nueva fómiula potente que integre Ios conocimientos técnicos y Ia cultura de Ias 88
  6. 6. Konvergencias, Filosofia y Ctrlturas en Dialogo ingenien'as en esa corrientie de base que es Ia literatura, el primer arte de Ia escritura. El progreso nunca nace de Ia renuncia. EI futuro, en opinión de Sloterdijk, implica el abandono del individualismo clásico. Toda su obra reciente, en particular Esferas, trata sobre eI ser en su conjunto. "Cada ser está acompañado". Hay que radicalizar Ia idea del vinculo, "alabar Ia transmisión y refutar Ia soledad". Hoy en dia debemos tener una actitud revisionista con el conjunto de pensamentos caracterizados como Ia "época de la metafísica". Sloterdijk ha inten/ enido en el procao contra Ia sustancia y su soledad. Nuatra cultura ha cometido un error fundamental aI hablar del sujeto humano en soledad: ha ido demasiado Iejos en Ia voluntad de analizar. Hay que detenerse en el "dos". EI individualismo metafísica de Ios occidentales habia del ser humano con una teminologia más propia de strellas, de granos de arena, de individuos fisicos que no conocen el éxtasis del ser vecino. .. Los seres humanos son, a su modo de ver, seres literalmente sumeales porque viven en el sumealismo de sus relaciones siempre reciprocas y asimétricas. Ahora, en eI plano político, Sloterdijk sostiene que eI auténtico peligro fascista del futuro está en Estados Unidos y resenra eI temrino "fascismo de entretenimiento" a fenómenos que pertenecen estrictamentie al registro mediático, Ia transfomación del sistema pariamentario en una autêntica feria. Una sociedad de Ia arena. EI circo romano venció al estadio del atietismo de Ios griegos. Y en Ia arena romana nació el fascismo de entretenimento. Una de las primeras cosas que se descubre al moverse por una gran ciudad es el hecho de que Ia gente parece desplazarse emática, con el sentimento de ser una isla solitaria, sin conexión con Ias de su alrededor. AI respecto Sloterdijk nos refiere en El desprecio de las masas 9 una descripción muy afin a Ios tiempos actuales cuando destaca que: "Ahora se es masa sin ver a Ios otros. EI resultado de todo eIIo es que Ias sociedades actuales o, si se prefiere, postmodemas han 9 SLOTERDIJ K, Peter, EI desprecio de las masas. E nsayos sobre las luchas cultura/ es de la sociedad modema, Pre-textos. Valencia, 2001. 89
  7. 7. Konvergencias, Filosofia y Culturas en Dialogo dejado de orientarse a si mismas de manera inmediata por experiencias corporales: sólo se perciben a si mismas a través de símbolos mediáticos de masas, discursos, modas, programas y personalidades. f. ..) La masa postmodema es una masa carente de todo potencial, una suma de micro-anarquismos y soledades que apenas recuerda Ia época en Ia que ella - excitada y conducida hacia si misma a través de sus poriavoces y secretarios generales-debia y queria hacer historia en virtud de su condición de colectivo preñado de expresividad. " La sociedad entonces se fragmenla en pequeñas epidemias cemadas, que ni se mezclan ni se comprenden, Io que aumenta Ios problemas de violencia, pequeñas sectas de gente idêntica enfrentadas entre si. Asusta ver con qué facilidad eI sentimentalismo, el resentimiento y el belicismo pueden invadir Ia Casa Blanca. La inverosimilinrd de Ia democracia como estilo de vida es mucho más palpable cuando uno vive en Estados Unidos porque Ia heterogeneidad social es tal que, sin un delírio que compartir, Ia sociedad se dscompondria de un momento a otro. Y hay que renovar sin csar eI pretendido contrato social. Si resulta tan grato hablar con Ios norteamericanos es porque han aprendido a publicitar su personalidad, mientras que Ios europeos, a imagen de aristócratas de otro tiempo, guardam con celo Ios secretos de familia. La reserva es especifica de Europa. La vieja Europa, dignamente reprsentada por Francia y Alemania, es Ia fracción avanzada de Occidente, que, tras Ias Iecciones aprendidas en el siglo XX, se ha convertido a un estilo cultural postheroico. Estados Unidos, por el contrario, se afema a Ias convenciores afectivas y politicas del heroísmo. Héroes como Bush están absolutamente convencidos de que es Ia fuerza la que otorga libertad, y que la cultura y Ias Ieyes sólo valen cuando el Viento sopla a favor. La disputa afecta a Ia propia "realidad": Rumsfeld estima que EE. U U. es el adulto de Ia escena mundial y que practica Iarea/ polítik; Ios países problemáticos creen más bien que Io que ocupa el poder en Washington es el infanlilismo real. Artículos relaciorados : Peter Sloterdijk y Nietzsche; De las antropotecnias al discurso del posthumanisrno y el advenimientz) del super-hombre. Adolfo Vásquez Rocca 90
  8. 8. Konvergencias, Filosofia y Culturas en Dialogo Sloterdijk y C anetti; El detonante iconográfico y openstico de la política de masas. Adolfo Vásquez Rocca Peter Sloerdülc EI post-humanismo: sus fuenes eológicas y sus rredios técnicos. Adolfo Vásquez Rocca De Ia escuela cínica al cinismo conemporáneo de Sloterdijk. Adolfo Vásquez Rocca Música concreta y Filosofia conemporánea; Registros polifônicos de john Cage a Peer Sloerdijk. Adolfo Vásquez Rocca Peer Sloterdijk: 'Extrañamiento del mundo'. Abstinencia, drogas y ritual . Adolfo Vásquez Rocca PeerS/ oterdijlc Ia música de las esferas y la era antropoecnica Adolfo Vásquez Rocca Peer Sloterdijk c' dónde estamos, cuando escuchamos música? Adolfo Vásquez Rocca PeerS/ oerdijk; EI Desprecio de las Masas, consideraciones en tomo aI poder Adolfo Vásquez Rocca Peer Sloterdijk: de las 'Nomes para el Parque humano' a la bioecno/ ogía y el discurso del postfiurranisrro. Adolfo Vásquez Rocca PeerS/ oerdijk: Esferas, helada cósmica y políticas de Climatización Adolfo Vásquez Rocca Peer S/ oerdük y la metafórica de la navegación . Adolfo Vásquez Rocca Peer Sloerjülç la escucha de sí y el olvido del Ser desde todos los altavoces . Adolfo Vásquez Rocca BlBLIOGRAFÍA SLOTERDIJ K, Peer, Cntrca de la razón cínica, (Re-edición) Simela, Madrid, 2004. SLOTERDIJ K Peer, EI pensador en escena; el maerialismo de Nietzsche, Ed. Pre-Textos, Valencia, 2000. SLOTERDIJ K, Peer, 'Normas para el parque humano; una respuesta a la Carta sobre el humanismo”. Ediciones Siruela, Madrid, 2000. / Conferencia pronunciada en el Castillo de Elmau, Baviera, en julio de 1999 y publicada en Die Zeit se mismo año. SLOTERDIJ K, Peer, 'El hombre más independiene de Europa? Conferencia pronunciada en Weimar, el 25 de agosto de 2000 en ocasión del cenenario de Ia muerte de Friedrich Nietzsche, fue publicada en versión original en el Frankfurter Allgemeine Zeitung del 28 de agosto del mismo año. 91
  9. 9. Sic 1._ r _ '; i.. s, F : sc _yCL ; sen E 3 SLOTERDIJ K, Peer, Extrañamiento del mJndo, Editorial Pre-extos, Valencia, 2001 SLOTE RDI] K, Peer, "EI hombre auto-operable”, en revista Sileno, Madrid, 2001. SLOTERDIJ K, Peer, EI desprecio de Ias masas; Ensayos sobre Ias luchas cultura/ es de Ia sociedad modema, Editorial Preextos, Valencia, 2002. SLOTERDIJ K, Peer, , Preextos, Valencia, 2001 SLOTERDIJ K, Peer, Experimentos con uno mismo, Editorial Pre-Textos, Valencia, 2003. SLOTERDIJ K, Peer, Esferas I. BurbLjas , Edicions Sinrela, Madrid, 2003. SLOTERDIJ K, Peer, Esferas II. Globos. Macroesferología, . Siniela, 2004. SLOTERDIJ K, Peer, Esferas III , Espumas, Editorial Siruela, Barcelona, 2005. 92

×