O slideshow foi denunciado.
Utilizamos seu perfil e dados de atividades no LinkedIn para personalizar e exibir anúncios mais relevantes. Altere suas preferências de anúncios quando desejar.
INTRODUCCIÓN

En nuestro ensayo analizamos parte de la obra de Emile Durkheim, que surge
básicamente de la preocupación po...
DESARROLLO

LECCIONES DE SOCIOLOGÍA
Moral cívica: definición del estado.
Aquí se propone estudiar las relaciones que el in...
Llamaremos específicamente estado a los agentes de la autoridad soberana y
sociedad política al grupo complejo cuyo órgano...
Tomando las teorías de Hegel se ha dicho que cada sociedad tiene un fin superior
a los fines individuales, sin relación co...
El estado y el individuo. La patria
Podemos explicar ahora como el Estado, sin perseguir ningún fin místico,
desarrolla cr...
Pero al lado de este patriotismo, hay otro, mas silencioso aunque de una acción
mas continua, que tiene por objeto la auto...
Allí donde el órgano gubernamental esta celosamente sustraído de la mirada de
la multitud, todo lo que en el sucede es ign...
La proposición con la cual es necesario tratar los hechos sociales como a cosas –
una proposición que esta en la base mism...
Si esta síntesis sui generis que es toda sociedad , produce fenómenos nuevos,
diferentes a los que ocurren en las concienc...
Esta liberación es particularmente difícil en sociología a causa del papel que el
sentimiento representa a menudo.
En efec...
En principio podemos afirmar que los hechos sociales con tanto más susceptibles
de una representación objetiva cuanto más ...
También tendríamos las sociedades polisegmentarias compuestas simplemente y
luego las sociedades polisegmentarias compuest...
La sociedad no puede vivir a menos que exista entre sus miembros una
suficiente homogeneidad, la educación perpetúa y refu...
El método sociológico, tal y como lo practicamos, reposa, por entero sobre este
principio fundamental; los hechos sociales...
En consecuencia entre los factores del suicidio los únicos que le conciernen son
aquellos que hacen sentir su acción sobre...
Para ello, dejando a un lado al individuo en cuanto individuo, a sus móviles, a sus
ideas, nos preguntaremos inmediatament...
CONCLUSIÓN

Es notable la convicción con que desarrollo su obra Durkheim.
Su trabajo nos permite sentir la necesidad, que ...
18
Próximos SlideShares
Carregando em…5
×

Ensayo 222 durkheim polenta 99999

395 visualizações

Publicada em

  • Seja o primeiro a comentar

  • Seja a primeira pessoa a gostar disto

Ensayo 222 durkheim polenta 99999

  1. 1. INTRODUCCIÓN En nuestro ensayo analizamos parte de la obra de Emile Durkheim, que surge básicamente de la preocupación por la organización de la sociedad, que demandaba el momento conflictivo que le toco vivir y que se afirma en las ideas de Comte, Saint Simon entre otros. Inicialmente con las lecciones de sociología analizamos las ideas de Durkheim sobre el estado, aquí busca definir que es el estado y cual es su función. Nos habla también del patriotismo, de las formas del estado y de la democracia. En las reglas del método sociológico Durkheim dice que el objetivo de su trabajo es extender a la conducta humana el racionalismo científico. Argumenta una defensa de su propuesta de que los hechos sociales deben ser tratados como cosas Dice que es tarea prioritaria hacer de la sociología una ciencia objetiva. Define lo que es un hecho social y menciona las reglas relacionadas con la observación de los hechos. Estas son desechar las prenociones, definir las cosas que trata y trabajar con datos que presenten un grado suficiente de objetividad. También menciona reglas relacionadas con la constitución de los tipos sociales. Con respecto a la educación se propone un análisis de los sistemas educativos, identificando las diferencias y los elementos comunes y a partir de este análisis da forma a una definición de lo que es la educación En su trabajo sobre el suicidio señala que la sociología no logra establecer leyes como lo hacen otras ciencias y señala las causas de esta situación. Llama a tomar como objetos de estudio los grupos de hechos sociales netamente concretos y a investigar con la mayor precisión. Señala fundamentalmente que el método sociológico reposa en el principio de tratar los hechos sociales como cosas. Define suicidio, luego se pregunta sobre si corresponde a la sociología tratar el tema y argumenta en ese sentido. Finalmente menciona los métodos para determinarlos 1
  2. 2. DESARROLLO LECCIONES DE SOCIOLOGÍA Moral cívica: definición del estado. Aquí se propone estudiar las relaciones que el individuo mantiene con el grupo político. Durkheim dice que para nosotros, nuestra sociedad es básicamente un territorio definido, desde que ha dejado de ser esencialmente una religión, un cuerpo de tradiciones o el culto de una dinastía particular. Descartando el territorio, parece que puede encontrarse una característica de la sociedad política en la importancia numérica de la población. Nos acercamos aquí a un rasgo distintivo. Sin duda no puede decirse que una sociedad política se distingue de los grupos familiares o profesionales por que es mas numerosa, ya que en ciertos casos la cantidad de miembros de las familias puede ser considerable y la de los estados muy reducido. Pero lo que es cierto es que no hay sociedad política que no contenga en su seno una pluralidad de familias diferentes o grupos profesionales diferentes, o unos y otros a la vez. Generalizando, cuando una sociedad esta formada por la reunión de grupos secundarios , de naturalezas diferentes, sin ser ella misma un grupo secundario en relación con una sociedad mas vasta, constituye una entidad social de una especie distinta, la sociedad política, que definiremos como una sociedad formada por la reunión de un numero mas o menos considerable de grupos sociales secundarios, sometidos a una misma autoridad, que no depende ella misma de ninguna otra autoridad superior regularmente constituida. De este modo, las sociedades políticas se caracterizan en parte por la existencia de grupos secundarios Ahora que sabemos por que signos se reconoce una sociedad política, veamos en que consiste la moral vinculada con ella. Para designar al grupo especial de funcionarios que están encargados de representar esta autoridad, usaremos el término ESTADO 2
  3. 3. Llamaremos específicamente estado a los agentes de la autoridad soberana y sociedad política al grupo complejo cuyo órgano eminente es el Estado. Planteado esto, los principales deberes de la moral cívica son evidentemente aquellos que los ciudadanos tienen respecto al estado y los que el estado tiene para con los individuos. Para comprender los deberes es necesario determinar la naturaleza y función del Estado. Estado, es un grupo de funcionarios sui generis, en el seno del cual se elaboran representaciones y voliciones que comprometen a la colectividad, aunque no sean la obra de la colectividad No es exacto decir que el estado encarna la conciencia colectiva, porque esta lo desborda por todos lados. Como función del estado en primer lugar existe la solución llamada individualista, tal como ha sido expuesta y defendida por Spencer y los economistas por un lado y por Kant, Rousseau y la escuela espiritualista por el otro. La sociedad, se dice, tiene por objetivo el individuo por la sencilla razón de que este es lo único que hay de real en la sociedad Spencer dice, el individuo es un ser viviente y tiene derecho a vivir, a o ser molestado por ningún otro individuo en el funcionamiento regular de sus órganos. Kant dice, es una personalidad moral y por ello mismo, esta investido de un carácter especial que hace de el un objeto de respeto, tanto en el estado civil como en el estado llamado de naturaleza. Es así que tantos teóricos pertenecientes a las escuelas mas diversas, han creído que era necesario limitar las atribuciones del estado a la administración de una justicia puramente negativa. Su papel debería reducirse, cada vez mas a impedir las invasiones ilegitimas de unos individuos sobre otros, a mantener intacta la esfera a la que cada no tiene derecho, por el solo hecho de ser lo que es. Sin embargo cuanto mas se avanza en la historia, mas vemos multiplicarse las funciones del estado al mismo tiempo que se vuelven mas importantes. Descartada esta doctrina, queda decir que el estado tiene otros fines que perseguir, otro papel que cumplir, que no es el de velar por el espeto de los derechos individuales. 3
  4. 4. Tomando las teorías de Hegel se ha dicho que cada sociedad tiene un fin superior a los fines individuales, sin relación con estos últimos, y que le papel del Estado es perseguir la realización de este fin verdaderamente social. Por su parte, el individuo debe ser un instrumento cuyo papel consiste en ejecutar estos designios que no a ha hecho y que no le conciernen. El individuo debe trabajar para la gloria de la sociedad, por la grandeza de la sociedad, por la riqueza de la sociedad y debe conformarse con recibir, como única recompensa por sus esfuerzos, la participación en estos bienes que ha contribuido a conquistar y que le corresponden en su carácter de miembro de la sociedad. Relación entre el Estado y el individuo Cuando revisamos la historia vemos que cuanto mas avanzamos las cosas se transforman. Inicialmente perdida en el seno de la masa social, la personalidad individual se libera de ella. El circulo de la vida individual, al principio restringido y poco respetado, se extiende y se convierte en el objeto eminente del respeto moral. El individuo adquiere derechos cada vez más extensos de disponer de si mismo, de las cosas que le son atribuidas, de hacerse las representaciones del mundo que le parecen más convenientes, de desarrollar libremente su naturaleza. Llegamos entonces a una antinomia irresoluble. Por un lado el estado se desarrolla cada vez mas, por el otro, que los derechos del individuo se desarrollan paralelamente. La única manera de eliminar la dificultad es negar el postulado según el cual los derechos del individuo son innatos y admitir que la institución de estos derechos es obra del estado. Entonces todo se explica. La historia parece probar que el estado no ha sido creado para impedir que el individuo sea molestado en ejercicio de sus derechos naturales, sino que estos derechos han sido creados por el estado, que los organiza y los convierte en realidad. Y en efecto el hombre es hombre porque vive en sociedad. 4
  5. 5. El estado y el individuo. La patria Podemos explicar ahora como el Estado, sin perseguir ningún fin místico, desarrolla crecientemente sus atribuciones Si los derechos individuales no están dados como naturales en el individuo, si es necesario conquistarlo frente a las fuerzas que lo niegan y si es el estado el único calificado para desempeñar ese papel, no puede limitarse a las funciones de árbitro supremo, de administrador de justicia, como querría el individualismo utilitario o Kantiano. Es necesario que el estado este presente en todas las esferas de la vida social, que haga sentir su acción en ellas Es necesario que las fuerzas del estado neutralice a las fuerzas colectivas particulares. Se comprende mejor la necesidad de este movimiento de expansión si nos hacemos una idea mas clara de los derechos individuales que el Estado conquista progresivamente por sobre las resistencias del particularismo colectivo. El postulado sobre el que se basa la teoría Kantiana es de un simplismo artificial. Lo que esta en la base del derecho individual, no es la noción del individuo tal y como es, sino la manera en que la sociedad lo concibe y la estimación que le tiene. Nuestra concepción del Estado individualista. no tiene nada de mística y es esencialmente Por esto mismo esta determinado el deber fundamental del Estado, que consiste en llamar progresivamente al individuo a la existencia moral. Digo que es su deber fundamental porque la moral cívica no puede tener otro fin que las causas morales. El papel del estado es, en este punto, el mismo que el de antaño. A el corresponde organizar el culto, presidirlo, asegurar su funcionamiento regular y su desarrollo. Parece que el verdadero patriotismo se manifiesta en las formas de acción colectiva orientadas hacia fuera, que uno no puede manifestar su identificación con el grupo patriótico al que pertenece si no es en las circunstancias que lo enfrentan con algún otro grupo 5
  6. 6. Pero al lado de este patriotismo, hay otro, mas silencioso aunque de una acción mas continua, que tiene por objeto la autonomía interior de la sociedad y no su expansión exterior. Siempre que haya estado habrá un amor propio social, que es absolutamente legítimo. Pero las sociedades pueden invertir este amor propio, no en ser las más grandes y las más acomodadas, sino en ser las más justas, las mejor organizadas, en tener la mejor constitución moral. Formas del estado. La democracia Cuando, dice Montesquieu, el pueblo en su conjunto tiene el poder soberano, estamos frente a una democracia. Cuando el poder soberano esta en manos de una parte del pueblo, eso se llama aristocracia El gobierno monárquico es aquel en que solo uno gobierna. No obstante, para Montesquieu, no hay verdadera monarquía si el rey no gobierna de acuerdo a leyes fijas y establecidas. Cuando al contrario, uno solo, sin ley y sin reglas, maneja todo según su voluntad y sus caprichos, la monarquía toma el nombre de despotismo. Estas definiciones llevan a confundir tipos de estado que se ubican, por así decirlo, en los dos extremos opuestos de la evolución. Para encontrar la definición adecuada, remitámonos a lo que hemos dicho sobre la naturaleza del estado en general El estado es el órgano del pensamiento social, lo que no significa que todo pensamiento social emane del estado. Hay dos tipos de pensamiento social Uno proviene de la masa colectiva y es difuso, el otro es elaborado por este órgano especial que llamamos estado o gobierno De este modo, la oposición que hay entre la vida psicológica difusa en la sociedad y la vida que se elabora en los órganos gubernamentales, es la misma que existe entre la vida psicológica difusa del individuo y su conciencia clara. Se entiende que esta conciencia gubernamental puede estar concentrada en órganos mas restringidos o, al contrario, dispersa en el conjunto de la sociedad. 6
  7. 7. Allí donde el órgano gubernamental esta celosamente sustraído de la mirada de la multitud, todo lo que en el sucede es ignorado por el resto de la sociedad. Pero puede ocurrir que las barreras que separan a este medio particular del resto de la sociedad sean más permeables. Lo que sucede en los medios llamados políticos es observado, controlado por todo el mundo, y el resultado de estas observaciones, de este control, de las reflexiones que de allí resultan, vuelve a influir sobre los medios gubernamentales. Se reconoce aquí uno de los rasgos que distinguen a lo que generalmente llamamos democracia. En realidad no hay diferencias de naturaleza entre las distintas formas de gobierno, todas ellas se ubican en una posición intermedia entre dos extremos opuestos. En un extremo, la conciencia gubernamental esta tan aislada como es posible del resto de la sociedad y tiene una mínima extensión. Estas son las sociedades de forma aristocrática o monárquica, ente las que es difícil encontrar diferencias. Cuanto más estrecha se vuelve la comunicación ente la conciencia gubernamental y el resto de la sociedad, mas esta conciencia se extiende y mas cosas engloba, y la sociedad tiene un carácter más democrático. La noción de democracia se define por una extensión máxima de esta conciencia y, por eso misma, determina esta comunicación. LAS REGLAS DEL MÉTODO SOCIOLÓGICO Durkhein dice que el principal objetivo de su trabajo es extender a la conducta humana el racionalismo científico, destacando que, considerada en el pasado, pude reducírsela a relaciones de causa y efecto y que mediante una operación no menos racional es posible luego transformar estas últimas en reglas de acción para el futuro. Durkheim considera que de este modo la sociología no esta condenada a ser una rama de la filosofía. Manifiesta, aunque habíamos señalado expresamente y repetido en distintas formas que la vida social estaba formada totalmente por representaciones, se nos acuso de eliminar el elemento mental de la sociología. 7
  8. 8. La proposición con la cual es necesario tratar los hechos sociales como a cosas – una proposición que esta en la base misma de nuestro método- es una de las que han suscitado mayor oposición. En realidad no afirmamos que los hechos sociales son cosas materiales, sino que son cosas con iguales títulos que las cosas materiales, aunque de distinto modo. Llamamos cosas a todo objeto de conocimiento que no es compenetrable naturalmente para la inteligencia, todo aquello de lo cual no podemos forjarnos una idea adecuada mediante un simple procedimiento de análisis mental, todo lo que el espíritu puede llegar a comprender únicamente con la condición de salir de si mismo, mediante observaciones y experimentaciones, pasando progresivamente de los caracteres mas externos y mas inmediatamente accesibles a los menos visibles y mas profundos. Por consiguiente, tratar los hechos de cierto orden como a cosas no implica clasificarlos en tal o cual categoría de lo real; significa adoptar frente a ellos cierta actitud mental. Implica abordar el estudio de los mismos partiendo del principio de que se ignora absolutamente lo que son, y de que sus propiedades característica, como las causas desconocidas de las cuales dependen, no pueden develarse, apelando a la introspección, por minuciosa que sea. Se ha creado en el curso de este siglo una psicología objetiva cuya regla fundamental es estudiar los hechos mentales desde fuera –es decir, como se hace con las cosas -. Con mayor razón debe aplicarse el mismo método en el caso de los hechos sociales: pues la conciencia no tiene para conocerlos competencia mayor que para conocer su propia vida Nuestra regla no implica ninguna concepción metafísica, ninguna forma de especulación sobre el fondo de los seres. A lo sumo exige que el sociólogo asuma el estado de espíritu que caracteriza a los físicos, los químicos, lo fisiólogos, cuando se internan en una región aun inexplorada de su dominio científico. Es necesario que al penetrar en el mundo social tenga conciencia de que penetra en lo desconocido. Otra proposición nuestra provoco discusiones, es la que afirma que los fenómenos sociales son exteriores a los individuos 8
  9. 9. Si esta síntesis sui generis que es toda sociedad , produce fenómenos nuevos, diferentes a los que ocurren en las conciencias solitarias, es necesario admitir que estos hechos específicos residen en la sociedad misma que los produce y no en sus partes –es decir, en sus miembros-. Por lo tanto, en este sentido son exteriores a las conciencias individuales, consideradas como tales, del mismo modo que los caracteres distintos de la vida son exteriores a las sustancias minerales que forman el ser vivo De este modo aparece justificada, mediante una nueva razón, la separación que afirmamos mas adelante entre la psicología propiamente dicha, o ciencia del individuo mental, y la sociología. En efecto la psicología podía nacer únicamente cuando se hubiera comprendido que, pese a no tener carácter material, los fenómenos sociales no por ello dejan de ser cosas reales que merecen ser estudiadas. Expulsado de todas las demás ciencia. Este lamentable prejuicio se sostiene porfiadamente, en la sociología. Por consiguiente, puede afirmarse que no hay tarea mas urgente que esforzarse por liberar definidamente a nuestra ciencia de sus efectos; y esa es la meta principal de nuestros esfuerzos. Así, por la fuerza misma de las cosas, nos hemos visto llevados a elaborar un método mas definido, y creemos que adaptado mas exactamente a la naturaleza esencial de los fenómenos sociales. Aquí deseamos exponer el conjunto de los resultados de nuestra práctica, y someterlos a la discusión. Antes de investigar cual es el método que conviene al estudio de los hechos sociales, debemos saber cuales son los hechos a los que aplicamos esa denominación. Llamamos hecho social a todo modo de hacer, fijo o no, que puede ejercer sobre el individuo una imposición exterior; o también, que es general en la extensión de una sociedad dada, al mismo tiempo que posee existencia propia, independiente de sus manifestaciones individuales. REGLAS RELACIONADAS CON LA OBSERVACIÓN DE LOS HECHOS PRIMERA REGLA: prenociones es necesario desechar sistemáticamente todas las Es la base de todo el método científico 9
  10. 10. Esta liberación es particularmente difícil en sociología a causa del papel que el sentimiento representa a menudo. En efecto, nos apasionamos por nuestras creencias políticas y religiosas, o por nuestras practicas morales, y lo hacemos de modo muy distinto que cuando tratamos de las cosas del mundo físico, por consiguiente, este carácter pasional se comunica al modo en que nos concebimos y nos explicamos Las ideas que nos forjamos de estos asuntos tienen para nosotros valor muy especial, lo mismo que sus objetos, y cobran así una autoridad tal que no toleran ninguna contradicción La opinión que se les oponga recibe el tratamiento que se dispensa al enemigo. SEGUNDA REGLA: la primera actividad del sociólogo debe ser la definición de las cosas que el trata, a fin de que sepa, y se sepa bien, a que se refiere Es la primera y más indispensable comprobación de toda prueba y de toda verificación; en efecto, no es posible controlar una teoría si no se sabe reconocer los hechos que ella debe explicar. Además, como mediante esta definición inicial se establece el objeto mismo de la ciencia, este último será una cosa o no, según el modo en que se formule esa definición. Para que ella sea objetiva, sin duda es necesario que exprese los fenómenos en función, no de una idea del espíritu, sino de cualidades que son inherentes a ellos. Es necesario que los caracterice mediante un elemento integrante de su naturaleza, y no por su concordancia con una idea más o menos ideal. Es necesario agrupar los hechos, de ahí la siguiente regla. No tomar jamás como objeto de las investigaciones sino un grupo de fenómenos definidos previamente por ciertos caracteres exteriores que les son comunes, e incluir en la misma investigación a todos los que responden a esta definición. TERCERA REGLA: la sensación fácilmente tiene carácter subjetivo. Así, en las ciencias naturales es regla desechar los datos sensibles que arriesgan ser estivamente particulares del observador, para retener exclusivamente los que presentan un grado suficiente de objetividad. El sociólogo esta obligado a adoptar las mismas precauciones. Los caracteres exteriores en función de los cuales define el objeto de sus investigaciones deben ser tan objetivos como parezca posible. 10
  11. 11. En principio podemos afirmar que los hechos sociales con tanto más susceptibles de una representación objetiva cuanto más totalmente se separan de los hechos individuales que los manifiestan. Por lo tanto, cuando el sociólogo se propone explorar un orden cualquiera de hechos sociales, debe esforzarse por abordarlos desde un ángulo en que se presenten aislados de sus manifestaciones individuales. REGLAS RELACIONADAS CON LA CONSTITUCIÓN DE LOS TIPOS SOCIALES A primera vista puede parecer que el único procedimiento posible es estudiar cada sociedad en particular, elaborar acerca de ella una monografía tan exacta y completa como sea posible, y luego comparar entre si todas estas monografías, detallando en que concuerdan y en que discrepan y entonces clasificar a los pueblos en grupos semejantes o distintos. Pero aunque fuera posible una clasificación de acuerdo con este método, tendría el grave defecto de que no prestaría los servicios que son su razón de ser. En efecto, ante todo debe tener el objeto de abreviar el trabajo científico, reemplazando la multiplicidad indefinida de los individuos por un número restringido de tipos. Será realmente útil solo si nos permite clasificar otros caracteres, además de los que le sirven de base, si nos facilita marcos para los hechos que reuniremos en el futuro Su función es facilitarnos puntos de referencia con los que podamos relacionar otras observaciones, distintas de las aportadas por estos mismos puntos de referencia. Por consiguiente para elaborar nuestra clasificación debemos elegir caracteres particularmente esenciales. Cuando hablamos de sociedad simple, debemos entender toda sociedad que no engloba a otras más simples que ella, que no solo esta reducida efectivamente a un segmento único, sino que además no exhibe rasgos de una sedimentación anterior Hallamos también sociedades a las que podríamos llamar polisegmentarias simples. 11
  12. 12. También tendríamos las sociedades polisegmentarias compuestas simplemente y luego las sociedades polisegmentarias compuestas doblemente. EDUCACIÓN Y SOCIOLOGÍA Para definir la educación, debemos considerar los sistemas educativos que existen o han existido, compararlos, separar entre sus caracteres los que le son comunes La definición de dichos caracteres constituirá la definición que estamos buscando Hemos determinado que para que haya educación, es necesario que estén en presencia una generación de adultos y una generación de jóvenes, y una acción ejercida por los primeros sobre los segundos La educación presenta un doble aspecto, es a la vez, uno y múltiple Es múltiple. Se puede decir que hay tantas especies de educación como elementos diferentes hay en esa sociedad La educación varia en las clases sociales, la educación del burgués no es la del obrero, la educación de la ciudad o es la del campo. Cada profesión constituye un medio sui generis que reclama aptitudes particulares y conocimientos especiales, en el que reinan ciertas ideas. Por esto el niño a cierta edad tiene que recibir una educación distinta Sin embargo todas descansan en una base común, hay siempre una religión común a todos, en consecuencia, los principios de la cultura religiosa, que es entonces fundamental, son los mismos en toda la extensión de la población Y como esas divinidades encarna y personifican ciertos sentimiento, ciertas maneras de concebir el mundo y la vida, nadie puede ser iniciado en su culto sin contraer, el mismo tiempo, toda clase de hábitos mentales que sobrepasan la esfera de la vida puramente religiosa En el curso de toda nuestra historia, se ha constituido todo un conjunto de ideas sobre la naturaleza humana, sobre la importancia respectiva de nuestras diferente facultades, sobre e derecho y sobe el deber, etc. que están en la base misma de nuestro espíritu nacional; toda educación tiene por objeto fijarlas en las conciencias. 12
  13. 13. La sociedad no puede vivir a menos que exista entre sus miembros una suficiente homogeneidad, la educación perpetúa y refuerza esa homogeneidad fijando por adelantado en el alma del niño las similitudes esenciales que reclama la vida colectiva Pero por otro lado, sin cierta diversidad, toda cooperación se volvería imposible: la educación asegura la persistencia de esa diversidad necesaria diversificándose ella misma y especializándose. Llegamos a la siguiente definición: la educación es la acción ejercida por las generaciones adultas sobre las que no están aun maduras para la vida social Tiene por objeto suscitar y desarrollar en el niño determinado numero de estados físicos, intelectuales y morales que reclaman de el por un lado la sociedad política en su conjunto, y por otro el medio especial al que esta particularmente destinado. EL SUICIDIO Se dice que una ciencia avanza cuando se descubren leyes ignoradas hasta entonces. Existe desgraciadamente, una buena razón para que la sociología no nos ofrezca este espectáculo y es que o suele plantearse problemas determinados. En lugar de imponerse como misión arrojar la luz sobre una pequeña porción del campo social, busca con preferencia las generalidades brillantes, en que se pasa revista a todas las cuestiones, sin estudiar ninguna a fondo. Los que crean en el porvenir de nuestra ciencia, deben tener interés en poner fin a este estado de cosas La sociología no debe renunciar a ninguna de sus ambiciones; y si ha de responder a las esperanzas que se han puesto en ella, es preciso que aspire ser algo más que una forma mas o menos original de la literatura filosófica Que el sociología, en vez de complacerse en meditaciones metafísicas o propósitos de las cosas sociales, tome como objeto de sus investigaciones grupos de hechos sociológicos netamente concretos, que puedan ser, en cierto modo, mostrados con claridad y de los que quepa decir donde comienzan y donde acaban, circunscribiendo a ellos sus investigaciones con la mayor precisión; que interrogue cuidadosamente a las disciplinas auxiliares, sin cuya ayuda nada puede hacer la sociología. 13
  14. 14. El método sociológico, tal y como lo practicamos, reposa, por entero sobre este principio fundamental; los hechos sociales deben ser estudiados como cosas, es decir, como raridades exteriores al individuo Para que la sociología sea posible, es necesario que tenga, ante todo un objeto que le pertenezca con carácter exclusivo Dice que de cada pagina de su libro se desprenderá la impresión de que el individuo esta dominado por una realidad moral que lo supera, la realidad colectiva. Se tendrá la percepción de que se trata de fuerzas reales, que viven y que actúan y que por el modo que tiene de determinar al individuo, testimonian suficientemente que no dependen de él, o por lo menos, que si él entra, como elemento, en la combinación de estas fuerza, resulta que las mismas acaban por imponerse, a medida que se van desenvolviendo. Del suicidio dice que no solo su significado esta poco delimitado, que varia de un caso a otro según las necesidades del discurso, sino que como la clasificación que las produce no procede de un análisis metódico y no hace mas que traducir las impresiones confusas de la mayoría de las personas, ocurre con frecuencia que categorías de hechos diferentes se agrupan indistintamente bajo una misma rubrica. Nuestra primera tarea debe, entonces, ser determinar el orden de hachos que nos proponemos estudiar bajo el nombre de suicidio. Así diremos, se denomina suicidio a todo caso de muerte que resulte, directa o indirectamente, de un acto, positivo o negativo, realizado por la propia victima, a sabiendas de que debía producir ese resultado. Durkheim se pregunta, puesto que el suicidio es un acto del individuo, que solo afecta al individuo ¿le debe interesar al sociólogo? Si en lugar de ver en los suicidios acontecimientos particulares, aislados unos de otros, y que deben ser examinados por separado, se considera el conjunto de los suicidios cometidos en una sociedad dada durante una unidad de tiempo determinada, se constata que el total así obtenido no es una simple adición de unidades independientes , o una colección, sino que constituye por si mismo un hecho nuevo y sui generis, que tiene su unidad y su individualidad, y como consecuencia, su naturaleza propia, y además , esta naturaleza es eminentemente social. 14
  15. 15. En consecuencia entre los factores del suicidio los únicos que le conciernen son aquellos que hacen sentir su acción sobre el conjunto de la sociedad La tasa de suicidios atendremos es el producto de estos factores y es a ellos que nos Tal es el objeto del presente trabajo, que comprenderá tres partes El fenómeno que se propone explicar no puede deberse sino a causas extra sociales de una gran generalidad o a causas propiamente sociales Determinaremos luego la naturaleza de las causas sociales, la manera como producen sus efectos, y sus relaciones con los estados individuales que acompañan los diferentes tipos de suicidios. Método para determinarlos Existe para cada grupo social una tendencia especifica al suicidio que no se explica ni por la constitución orgánico -psíquica de los individuos ni, tampoco, por la naturaleza del medio físico. Esta tendencia depende necesariamente de causas sociales y constituye en si misma un fenómeno colectivo Esta tendencia es la que nos proponemos estudiar. Lamentablemente, una clasificación de los suicidios razonable según sus formas o caracteres morfológicos es impracticable, puesto que los documentos necesarios faltan casi por completo. Nuestra clasificación, en lugar de ser morfológica, será, para comenzar etiológica. Esto no constituye una inferioridad, pues se penetra mucho mejor en la naturaleza de un fenómeno cuando se conoce su causa, que cuando solo se conocen sus caracteres, aun aquellos esenciales. Para alcanzar esas causas nos imponemos la regla de no utilizar en nuestras investigaciones los datos dudosos ni los débilmente instructivos. Sin preocuparnos de saber bajo que forma pueden traducirse en los sujetos particulares las causas productoras del suicidio, vamos directamente a tratar de determinar estas causas 15
  16. 16. Para ello, dejando a un lado al individuo en cuanto individuo, a sus móviles, a sus ideas, nos preguntaremos inmediatamente cuales son los estados de los diferentes medios sociales (confesiones religiosas, familia, sociedad política, grupos profesionales, etc.) en función de los cuales varia el suicidio Solo luego volviendo a los individuos buscaremos como las causas generales se individualizan para producir los efectos homicidas que implican. 16
  17. 17. CONCLUSIÓN Es notable la convicción con que desarrollo su obra Durkheim. Su trabajo nos permite sentir la necesidad, que reinaba en su momento, de orden y sentido para la sociedad, nos deja entender porque la razón se alzaba como una nueva religión. Cuando habla del estado busca fortalecerlo por sobre los hombres y justifica su posición argumentando que en definitiva es por el bien de los individuos. Dice que autores como Kant consideraba que la función del estado era la de centrarse en los derechos naturales de los individuos, en su protección. Tomando ideas de Hegel señala que cada sociedad tiene un fin superior a los fines individuales y que el papel del estado es perseguir la realización de este fin verdaderamente social. Dice que el individuo debe trabajar para la gloria de la sociedad, para la grandeza de la sociedad, por la riqueza de la sociedad. Menciona también el patriotismo que debería significar mas que una lucha con otros grupos, una búsqueda para ser una sociedad mas justa, mas organizada y que logra la mejor constitución moral. Cuando analizamos las reglas del método sociológico y su trabajo sobre el suicidio encontramos a Durkheim exponiendo la situación de la sociología y llamando a hacer de ella una ciencia objetiva, basándose para tal fin, en el estudio de los hechos sociales como cosas. También señala que la sociología debía estudiar los fenómenos atribuidos a la sociedad en su totalidad en lugar de centrarse en las acciones específicas de los individuos. Reniega de los sociólogos que tratan temas amplios de una manera casi filosófica y fundamenta el principio de su metodología de tratar los hechos como cosas, respondiendo a las críticas que surgieron. Considera que el objetivo prioritario es el de liberar a la sociología de las ideas que la señalan como una rama de la filosofía. En definitiva encontramos en Durkheim un trabajador, científico, investigador, un hombre apasionado que busco hacer de la sociología una ciencia que generara los conocimientos necesarios para dar básicamente un orden a la sociedad. 17
  18. 18. 18

×