.4-

. x iv i/ .x
íg/ x_ . uni 1-x--

   

V
t”
1

 

y AGOSñTO

-4

E-mail:  |abagatela| aboyana@gmaiI. com * i *u - y * ...
Pág.  2

LA BAGATELA LABOYANA l AGOSTO DEL 2015

 

PEDLOLALCALDE Y LA CAÍDA DEL

 FELIPE
_  . f, r_ NARVAEZ

No es normal...
Pá .  3 LA BAGATELA LABOYANA / AGOSTO DEL 2015

(A QLlIÉN NOS ENCOMENDAMO

 

DAVID
FOSTER

La inseguridad sigue siendo un...
Pág.  4

Sigue:  j_ A QUIEN NOS ENCOMENDAMOS ENTONCES LOS
LABOYANOS? .

gunos vecinos generaron gritos,  o sino me
matan, ...
Próximos SlideShares
Carregando em…5
×

LA BAGATELA LABOYANA -AGOSTO 2015 -

746 visualizações

Publicada em

Folleto sobre la vida política, social y cultural de Pitalito, Huila Colombia.

Publicada em: Governo e ONGs
0 comentários
0 gostaram
Estatísticas
Notas
  • Seja o primeiro a comentar

  • Seja a primeira pessoa a gostar disto

Sem downloads
Visualizações
Visualizações totais
746
No SlideShare
0
A partir de incorporações
0
Número de incorporações
6
Ações
Compartilhamentos
0
Downloads
2
Comentários
0
Gostaram
0
Incorporações 0
Nenhuma incorporação

Nenhuma nota no slide

LA BAGATELA LABOYANA -AGOSTO 2015 -

  1. 1. .4- . x iv i/ .x íg/ x_ . uni 1-x-- V t” 1 y AGOSñTO -4 E-mail: |abagatela| aboyana@gmaiI. com * i *u - y * a PITALITO-COLOMBIAIAGOSTO DEL 2015 , ^. r› lc_ j , KAI _, é;”*“ ' RICARDO FELIPE NIETO PAVIA Entre' al salón de clases y comencé a hablar de una obra de Maquiavelo «EI príncipe», tema que previamente habia preparado con entusiasmo sobre Ios motivos y Ia finalidad de ésta. Cuando me encontraba explicando con emoción ese aspecto que se puede dedu- cir de su escrito: "El fin justifica los medios"; un estudiante medio dormido me dijo que eso que estaba hablando de qué Ie sirve, Ie expliqué cómo Ios mecanismos politicos ac- tuales utilizan las premisas de Maquiavelo en el ejercicio del poder. Cuando me di cuenta el estudiante se habia dormido nuevamente (creo que todavia Io está). Reflexionando sobre Io que dijo sali del salón y caminé un poco desconcertado; pensé en comentarle a alguien sobre Io acontecido. Fui a Ia ca- feteria donde me senté a tomar un café, un profesor se acercó y me saludó, preguntó qué me tenia tan pensativo, y Ie comenté. Dijo que si, que a Ios muchachos de hoy en dia no les gusta hacer nada. Pensando en Ia afinidad con el docente comencé a contarle detalles de Ia filosofia de Maquiavelo y de Io interesante del tema, el docente bostezó y se disculpó diciendo que siempre fue malo en filosofia y preferia hablar de otras cosas. Doblemente desconcertado terminé mi café y cortésmente me despedi de mi compañero. Comencéa preocuparme, pensé que el pro- blema estaba en mi discurso, (Será que me habia convertido en uno de esos profesores FUEBLO LABOYANO SIN REFLEXIÓIV. Iaboyanos somníferos que con su cadencia dis- cursiva, poco a poco, duerme a toda su audien- cia? No puede ser, pero si utilizo las famosas TIC y elaboro mis temas con cuidado e investigo cons- tantemente, inventando metodologias para ha- cer más atractivos Ios temas filosóficos. gOué es entonces? Terminaron las clases y decidi caminar por las cercanias de Ia escuela, por lo decadentes andenes de Ia "Villa Olímpica", sin cuidado, pen- sando en Ia filosofia, en mis estudiantes de Pitali- to, en mis compañeros, en el municipio, en Co- lombia. En ese momento alguien me sacó de mis meditaciones y dijo, cuidado profe, esos de allá Io tienen visto, como que quieren robarle y ya sabe; un punto positivo por avisarle. Efectivamente dos jóvenes me miraban de manera sospechosa, Ios miré y apartaron Ia mirada; se enfocaron entonces en una joven que tenian cerca y que estaba dis- traída buscando algo en el bolso; en un momento se Io jalaron y Ia dejaron tirada en Ia acera. Sali detrás de Ios Iadrones, pero mostraron un arma y decidi mejor auxiliar a Ia joven, ya que Io único Sigue pág. 4 NO LLAME A LA POLICIA QUE ELLOS ivo
  2. 2. Pág. 2 LA BAGATELA LABOYANA l AGOSTO DEL 2015 PEDLOLALCALDE Y LA CAÍDA DEL FELIPE _ . f, r_ NARVAEZ No es normal que el partido de gobierno muni- cipal, encabezado por Pedro Alcalde, en estos ins- tantes no tenga un candidato que se ajuste a Ia medida de las circunstancias electorales en este 2015. Más aún, cuando históricamente Pedro se planteó un Iiderazgo de presente y de futuro en Ios inicios de su vida política en los 80's, con un ideario que primaba las políticas sociales por en- cima de las obras de cemento. Él sabía que Ia única manera de Ilegar al poder era Ia vinculación al Partido Conservador y el uso de su maquinaria política para Ia Ilegada al poder. Ha Ilegado DOS VECES: en Ia primera, rompió Ios esquemas y Ie ganó de mano al candidato oficial de Pola, en ese entonces era el camarada y ufólogo Ayerbe; en Ia segunda, Ia maquinaria conservadora sumada Ia liberal, volvieron a confiar en él y hoy están en el poden En este período eIectoraI, esas mismas maqui- narias "capturadas" están abandonadas y espar- cidas en Ios diferentes partidos que tiene Pitalito. Captura instrumental de todos Ios partidos políti- cos Iaboyanos, que tienen un mecanismo me- diante el cual Ia mayoría de Ios actores políticos (las clientelas, Ios contratistas. ..) pueden pene- trar al municipio para ponerlo al servicio de sus intereses privados (Garay, L. 2008). Premonición: Pedro Alcalde, después del 31 de diciembre del 2015, se irá al olvido y se refugia- rá largo tiempo como el Oso Yogui, en su casa recién construida (Se volvió pública por Alfa Sur Noticiaslluna casa de color grisáceo que no se in- tegra a este valle verde y que dos veces al año se matiza de color naranja cuando florecen Ios Cachingos. Esta estética arquitectónica somete a ese espacio natural a una condición depresiva), está al Iado de Ia carretera, con ventanales altos que Ilaman a ser garitas, donde se puede ob- ifí' “W PARTIDO CONSERVADOR servar quien pasa, Ilega o se va de Pitalito, en una trama rara del inconsciente de mantener el "control" de Ia vida laboyana: Ia ocupación del territorio y "Ia arquitectura moderna está estre- chamente relacionada con la Vigilancia, al estar concebida como un medio para asegurar Ia obediencia a quienes tienen la autoridad" (Gui- ddens, A. 2009. P. 872); seguramente, ahi, al sótano oscuro, se Ilevará al descuartizado parti- do Conservador Iaboyano o Io que quede de éI. gPor qué Pedro Alcalde decide de modo uni- lateral determinar el hundimiento del partido Conservador sin avalar a uno de sus delfines o coequiperos de toda Ia vida? Se supone que además de alcalde, es el "jefe natural" del parti- do Conservador Laboyano (es legal y todos Ios hacen desde Santos hasta Petro, Io que es ile- gal es hacer política partidista desde el puesto público que ejerce actualmente y utilizar recur- sos públicos en apoyo a Ios candidatos), es ese guiño poderoso del político que se convierte en señal para seguir el proyecto, que se supone es una utopía inacabada que debe ser llevada a cabo por "otro". Asunto que no sucede. Hay dos supuestos de Ia actitud de Pedro ha- cia su propio partido: una, su posible condición egocéntrica que se mira el en tal grado de per- fección que nadie más puede ser superado, por Io tanto ninguno Io tiene merecido (Ahora pie- nso, que Gladys fue más alcaldesa por mérito propio que por el empuje de Pedro, tanto que algunos conservadores culpan de modo directo a Ia no Ilegada de Gladys a Ia Cámara a Ia falta de ese guiño poderoso). La otra, Ia más dura, se determina por su firme convicción de ser y estar en Ios valores cristianos de ser Iimpio de cora- zón, respeto, justicia, humildad, integridad, tem- planza, fe y confianza en Dios en su vida diaria. Alguien muy cercano, me decia, que en una vi- sita a su casa, Pedro Ie saco el libro Rojo de Mao, y exultante recitó un proverbio: "¡Debe- mos ser modestos y prudentes, prevenirnos contra el engreimiento y Ia precipitación, y ser- vir de todo corazón al puebIo! "(Mao). Es una Sigue pág. 4
  3. 3. Pá . 3 LA BAGATELA LABOYANA / AGOSTO DEL 2015 (A QLlIÉN NOS ENCOMENDAMO DAVID FOSTER La inseguridad sigue siendo una 'papa caliente' en Pitalito; Los tiempos cambian, Ia ciudad crece y la delincuencia la sobrepasa, nadie denuncia por temor a represalias, pero ante todo por las ineficaces acciones de Ia justicia. Los datos sobre hurtos y delitos contra Ios bienes de Ios Laboyanos en Ios últimos 5 meses crecen como espuma, Ios homicidios están de igual forma creciendo en estadísticas. AI final de Ia actual administración en el gobier- no, las cifras de Ia seguridad no tienen una bue- na evaluación. La mayoría de Ios Iaboyanos parece tener una historia relacionada con la inseguridad. No son pocos Ios relatos sobre robos, atra- cos, riñas y hasta homicidios, una situación que parece reflejar Ia indignación de muchos surhuilenses . Pero gcuál es la realidad que en materia de seguridad vive Ia ciudad? Sobre el tema hay varias Iecturas. Una de ellas, desde Io administrativo en donde se sostiene que existen reducciones en Ios índi- ces de homicidios y robos en el 2014. Medidas como Ia creación de Cuadrantes de Policía; el aumento del pie de fuerza, y Ia pro- hibición de la venta y el consumo de bebidas alcohólicas en zonas con altos índices de riñas y muertes, han permitido, según la adminis- tración, Ia disminución de hechos violentos pero el panorama no es el mejor, asi lo perciben Ios ciudadanos y ante todo Ios comerciantes. Para Pedro Rivas*, ciudadano del sector céntri- co de Pitalito, indica que las cifras de las autori- dades dicen unas cosas y Io que vive el común ciudadano es otra. La inseguridad crece ynadie asume Ia respon- sabilidad indicada, todos hablan de mejoría pero la comunidad sufre Ios hechos cada dia, con ci- S ENTONCES LOS LABOYANOS? fras que nadie conoce. Aunque se reconocen esfuerzos por buscar Ia re- ducción de atracos y homicidios, las cifras son cuestionables porque cada mes un caso se pre- senta y en un fin de semana hasta cuatro o cinco atracos o robos se registran. Lina Saenz*, una empresaria de dulces, por su parte cuestiona que Ia alcaldía hable de mejorías en Ia seguridad cuando no es posible andar por ningún sector de Ia ciudad a pie en horas de Ia noche, nadie puede hacerlo por el riesgo de ser atracado en el menor de Ios casos. Y es que las cifran se dejaron ver con mayor fuer- za el fin de semana que concluye, varios hechos alteraron el buen vivir de varios ciudadanos, ca- sas que fueron violentadas y perforadas para ex- traer varios elementos, como el caso de San Ra- fael en y Bosques de La Riviera el sábado anterior, se suma Ios hechos ya destacados por Ia prensa local como el de Ia oficina de la Corregido- ra de Bruselas, Diana Nañez, que Ie robaron hasta Io que no tenía y el de un empresario de huevos que fue atracado a plena luz del dia por hombres y mujeres en motocicletas. A este caso se adiciona el Iamentable hecho, de un funcionario de una empresa automotriz en Pi- talito, que a plena luz del dia fue asaltado frente a su casa a escasos 150 metros de Ia firma comer- cial EL METRO, por una banda de asaltantes entre mujeres y hombres en motocicletas. Según el relato del afectado; 3 motociclistas cada uno con su parrilero, Io siguieron sin que se per- catara, y al Ilegar a su casa de residencia, uno se paró al frente del carro, dos más atrás, y apenas se bajó, |os atracadores con armas corto pun- zantes y al parecer revolver en mano, Ie quitaron sus pertenencias incluyendo joyas que superan Ios seis millones de pesos. Días antes su casa también había sido saqueada por Ios malhechores, pero Ios delincuentes no contentos con quitarles sus prendas, Io tiraron al suelo, Io agredieron, indicó el afectado, Io Iam- entable es que era medio día. advirtió la victima. Por fortuna no me paso nada, debido a que al- Sigue pág. 4
  4. 4. Pág. 4 Sigue: j_ A QUIEN NOS ENCOMENDAMOS ENTONCES LOS LABOYANOS? . gunos vecinos generaron gritos, o sino me matan, dijo el afectado; Eso sucedió en un lapso de 3 minutos y partieron como si nada, por poco me quitan Ia vida, pero al no resistirme no me hi- cieron nada; aunque si tengo contusiones en mi rostro ya que en el suelo me dieron varias pata- das, al parecer me venían siguiendo. Dijo Ia victi- ma. Los delincuentes, andaban sin casco y acom- pañados de mujeres que Ios esperaban, Io que uno se pregunta, es ; por qué estos motociclistas NO son detenidos por el tránsito? . Son bandas ya conocidas por las autoridades, y lamentablemente colocar las denuncias es per- dido, porque en pocos días se identifican, se re- tienen y salen rapidamente de Ios procesos judi- ciales sin ningún cargo en su contra. Y Ia victima queda con Ia culebra atrás. Ahora, con "la Banda los Robapelos"que con sus cuchillas afiladas hasta el mismo Jorge Baron duda en salir a Ia calle. Hay una ruptura de Ia mo- ral y Ia dignidad humana. Lo cierto es que el tema preocupa a Ia ciudada- nia, y preocupa en alta medida, porque ya no es posible salir con Ia familia a un parque, a una via , ya que no hay un minimo de seguridad. La per- cepción de seguridad es siempre negativa, Ios comerciantes Ios más afectados. Esto define que se requieren medidas estructura- les, como el aumento del pie de fuerza y asumir el reto de combatir Ia impunidad, con una politica de Estado local clara, entre Ia Policia, Ia Fiscalía y Ios jueces. Aumento en Ia inversión en Io social, en sectores ya reconocidos para reducir Ia brecha de desigualdad y con ello reducir Ia criminalidad, es otro mecanismo eficaz, pero Ia ciudad no des- pierta y sus gobernantes tampoco. ("A quién nos encomendamos entonces Ios Iabo- yanos ? Porque Ios santos del alcalde y de su equipo de gobierno, ni de Ios jueces funcionan, por más que oran y van a misa no sirven para mayor cosa, frente a Ia delincuencia que crece cada día más. Inclusive superando proporcional- mente el crecimiento urbanístico de Ia ciudad ver- sus los índices de delincuencia. Nota: Pedimos disculpas porque el Yage se tomó a las Micronotas Laboyanas. Las borró. Ha sido un saboteo programado de Ios enemigos de la sátira y de Ia risa. LA BAGATELA LABOYANA / AGOSTO DEL 2015 Sigue: PEDRO ALCALDE Y LA CAÍDA DEL PARTIDO CONSERVADOR mixtura ideológica de "cristianomaoismo Iaboyano". A este Pedro, supe que Io vieron de modo fugaz un día en Madrid, subido en un andamio de Construcción siendo obrero (proletario) y tratando de hacerle el quite a las seducciones que Ie ofrecía el poder en Co- lombia. Me imagino que en esos momentos, él, era feliz. Estos valores contradicen su praxis que está vinculada una estructura de poder captura- da del municipio (ver segundo párrafo). No se puede ser una persona y luego ser otra al mismo tiempo, y si es así, se genera en su condición psíquica de desgaste donde se puede caer en depresión. Pedro Alcalde, se encuentra en Ia mitad de un abismo, sumido en Ia incómoda posición de aquel impedido a proteger Ios compromisos y principios frente a sí mismo; Su misión fi- nal, en Ios 7 años de gobierno municipal que están por terminar, ha sido más de cortejar a las ambiciosas maquinarias partidarias de compromisos privados y egoístas; que tratar de realizar el quimérico sueño de justicia so- cial que se revelan en Ios valores cristianos. Ante este dilema, no resuelto, prefiere hundir el barco con sus ocupantes para jamás volver a izar sus velas. Ya veremos. Sigue: PUI_EBLO LABOYANO SIN REFLEXIÓN que tenia en contra de una bala eran puros argumentos filosóficos, que creo no iban a servir de mucho. Ayudé a Ia joven y busqué un policia para que Ie dijera qué tenía que hacer. Segui mi camino a casa, pensando en muchas cosas, iba a cruzar "La Avenida del Estudiante" cuando una motocicleta casi me atropella, miré el semáforo y estaba en rojo, me molesté y le grité que si iba muy a prisa para ir al hospital o a Ia morgue (pensé, pero si se quiere ir, pues que se vaya solo; el prob- lema es que se lleva a otros con el); pero iba muy rápido para escucharme, mucho menos para pensar. Llegué a mi casa, cené; Ia tv es- taba encendida y me inquieté al ver las noti- cias de mi pueblo en el que cada día mueren inocentes y en mi mente siguen resonando las palabras del estudiante diciendo gpara qué sirve Ia filosofia?

×