INDECOPI-JURISPRUDENCIA USO DE JERGA PERUANA EN MARCAS

992 visualizações

Publicada em

INDECOPI-JURISPRUDENCIA USO DE JERGA PERUANA EN MARCAS

0 comentários
1 gostou
Estatísticas
Notas
  • Seja o primeiro a comentar

Sem downloads
Visualizações
Visualizações totais
992
No SlideShare
0
A partir de incorporações
0
Número de incorporações
2
Ações
Compartilhamentos
0
Downloads
10
Comentários
0
Gostaram
1
Incorporações 0
Nenhuma incorporação

Nenhuma nota no slide

INDECOPI-JURISPRUDENCIA USO DE JERGA PERUANA EN MARCAS

  1. 1. I : PERU Pres'denc'a del Cêonseio de Ministros TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA YDE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Sala Especializada en Propiedad Intelectual RESOLUCIÓN N° 0322-2013/TPI-INDECOPI EXPEDIENTE N° 455835-2011 SOLICITANTE : JULIO CÉSAR IRRIBARREN SALAS CORNEJO OPOSITORA : COMPANÍA CERVECERA AMBEV PERÚ S. A.C. Registro de marca de producto - Denominaciones usuales. Lima, treinta de enero de dos mil trece. l. ANTECEDENTES Con fecha 18 de mayo de 2011, Julio César Irribarren Salas Cornejo (Perú) solicitó el registro de la marca de producto CERVEZA LA CHELITA, para distinguir cerveza, de Ia clase 32 de la Nomenclatura Oficial. Con fecha 22 de julio de 2011, Compañía Cervecera Ambev Perú S. A.C. formuló oposición señaiando tiene legítimo interés para formular oposición toda vez que es titular de varios registros en Ia clase 32 de Ia Nomenclatura Oficial. Asimismo, señaló que el signo solicitado carece de distintividad. Con fecha 19 de agosto de 2011, Julio César Irribarren Salas Cornejo absolvió el traslado de Ia oposición señaiando que el signo solicitado si es distintivo. Mediante Resolución N° 1028-2012/CSD-lNDECOPI de fecha 21 de marzo de 2012, la Dirección de Signos Distintivos denegó, de oficio, el registro del signo solicitado. Indicó lo siguiente: (i) La denominación CERVEZA es utilizada en el sector del mercado para designar a aqueIIa bebida alcohólica de sabor amargo hecha con granos germinados de cebada, siendo que dicha denominación resulta genérica para los productos que pretende distinguir el signo solicitado, a saber, las cervezas de Ia clase 32 de Ia Nomenclatura Oficial. (ii) Si bien el término CHELITA -que forma parte del signo solicitado-, no cuenta con un significado propio reconocido en el diccionario, sin embargo el empleo de dicha palabra se ha generalizado en el argot popular para identificar a las cervezas. Siendo así, se trata de un término que con el transcurrir del tiempo ha devenido en común o usual en relación con las cervezas. (iii) En este sentido, de Ia evaluación del signo solicitado tomado en su conjunto, se ha verificado que éste carece de aptitud distintiva, en tanto no está dotado, por sí sola, de los atributos necesarios para ser el medio M›SP| -01/1A 1-9 INSTITUTO NACIONAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA YDE LA PROTECCIÓN DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Calle Dela Prosa 104, San Borja, Lima 41 - Perú Elf? 224 7800/ Fax: 224 0348 E-mail: postmaster@indecopigohpe / Wi: : wwwindecoptigohpe
  2. 2. e» _PERU l Presidencia _ _ : @ 'r l del COHSSJO de Ministros *n* -iz z TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Sala Especializada en Propiedad Intelectual RESOLUCIÓN N° 0322-2013/TPI-INDECOPI EXPEDIENTE N° 455835-2011 por el cual se identifiquen y diferencien los productos que se pretenden distinguir, siendo que dicha frase no presenta características particulares que permitan relacionarla con un origen empresarial determinado, por lo que no será percibida por el público consumidor como un signo distintivo. (iv) En consecuencia, sobre el signo solicitado, no es posible conceder un derecho de exclusiva, en tanto se encuentra incurso en la prohibición de registro contemplada en el artículo 135 inciso b) de Ia Decisión 486. Con fecha 2 de abril de 2012, Julio César Irribarren Salas Cornejo interpuso recurso de apelación señaiando que el signo solicitado no se encuentra incurso en la prohibición del artículo 135 inciso b) de Ia Decisión 486 y que Ia interpretación que se Ie ha dado al citado artículo es subjetiva. Con fecha 4 de junio de 2012, Compañía Cervecera Ambev Perú S. A.C. absolvió el traslado de Ia apelación reiterando sus argumentos respecto a Ia falta de distintividad del signo solicitado. II. CUESTIÓN EN DlSCUSlÓN La Sala de Propiedad Intelectual deberá determinar si el signo solicitado CERVEZA LA CHELITA reúne los requisitos de registrabilidad exigidos por ley para acceder a registro. m. ANÁLISIS DE LA CUESTIÓN EN DISCUSIÓN 1. Análisis de los elementos contenidos en el signo solicitado 1.1 Distintividad del signo solicitado De conformidad con el artículo 135 inciso b) de la Decisión 486, no podrán registrarse como marcas los signos que carezcan de distintividad. La función esencial de una marca es identificar los productos o servicios de una persona natural o jurídica respecto de los productos o servicios idênticos o similares de otra en el mercado, posibilitando Ia elección por parte del público consumidor. Sobre el particular, Ia Sala ha tenido presente la sentencia emitida con fecha 12 de marzo de 1997 por el Tribunal de Justicia de Ia Comunidad Andina en el M-SPÍ-OUÍA 2-9 INSTITUTO NACIONAL DE DEFENSA DELA COMPETENCIA YDE LA PROTECCIÓNDE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Calle De la Prosa 104, San Beija, Lima 41 - Perú Íêlf' 224 7800/F1lx: 224 0348 E-maíl: paxtmasterÇTlindecopi. gob. pe/ Wêb: urumzíndecopigalzpe
  3. 3. TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA YDE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Sala Especializada en Propiedad Intelectual RESOLUCIÓN N° 0322-2013/TPI-INDECOPI EXPEDIENTE N° 455835-2011 Proceso N° 22-IP-96' -durante Ia vigencia de Ia Decisión 3442-, en Ia que se precisa que Ia marca es el medio o el modo e›<terno y necesario de que se valen los empresarios para asignar a sus productos y servicios un distintivo que les permita diferenciar en el mercado sus productos o servicios de los de la misma clase, o que guarden identidad o similitud con los de sus competidores. De esta forma, el consumidor asocia una clase o categoría de bienes y productos con un signo determinado, produciéndose una asociación directa entre Ia marca, como un signo externo de diferenciación, y los productos, como objeto de protección marcaria. Asimismo, el Tribunal de Justicia de Ia Comunidad Andina, en el Proceso N° 132-IP-20053, ha señalado que: "Con base al concepto del artículo 134 de la Decisión 486 se define la marca como un bien inmateiial constituido por un signo confonnado por palabras o combinación de palabras, imágenes, figuras, símbolos, gráficos, logotipos, monogramas, retratos, etiquetas, emblemas, escudos, sonidos, olores, letras, números, color delimitado por la forma o combinación de colares, forma de los productos, sus envases o envolturas y otros elementos de soporte, individual o conjuntamente estructurados que, susceptibles de representación gráfica, sin/ an para distinguir en el mercado productos o sen/ icios, a fin de que el consumidor o usuario medio los identifique, valore, diferencie, seleccione y adquiera sin nesgo de confusión o error acerca del origen o la calidad del producto o sen/ icio. Este artículo hace una enumeración enunciativa de los signos que pueden constituir marcas, por lo que el Tribunal dice que "Esta enumeración cubre los signos denominativos, gráficos y mixtos, pero también los tridimensionales, así como los sonoros y olfativos, lo que revela el propósito de extender el alcance de la noción de marca". (Proceso 92-lP-2004, publicado en la G. O.A. C. N° 1121 del 28 de setiembre de 2004, marca: UNIVERSIDAD VIRTUAL) Respecto a la distintividad, en el proceso antes citado, el Tribunal Andino ha señalado que: "En cuanto al requisito de la distintividad, si bien este artículo - refiriéndose al artículo 134 de la Decisión 486 - con relación a lo que disponía el artículo 81 de la Decisión 344 no hace expresa mención a la "suficiente" distintividad, sin embargo exige que el signo sea apto para distinguir productos o 1 Gaceta Oficial del Acuerdo de Cartagena N° 256 del 16 de mayo de 1997, p. 17. 2 Lo expresado por el Tribunal en dicha sentencia mantiene su vigencia, por cuanto los artículos 134 y 135 inciso b) de la Decisión 486 concuerdan con Io señalado por los artículos 81 y 82 inciso a) de Ia Decisión 344. 3 Publicada en Ia Gaceta Oficial No. 1273 del 7 de diciembre de 2005 M-SPI-O1/1A 3-9 INSTITUTO NACIONAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA YDE L4 PROTECCIÓN DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Calle De la Prosa 104, San Borja, Lima 41 - Perú Têlf 224 7800 i Fax: 224 0348 E-mail: postmaxterézjindecapilgohpe/ Web: wwzujndecoprlgohpe
  4. 4. Presidencia g del Consejo de Ministros TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA YDE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Sala Especializada en Propiedad Intelectual RES OLUCIÓN N ° 0322-2013/TPI-INDECOPI EXPEDIENTE N ° 455835-201 1 servicios en el mercado, con relación a productos o servicios producidos o comercializados por otra persona. Prevê, asimismo, que la inexistencia de distintividad es causal de irregistrabilidad confomie dispone el literal b) del artículo 135 de la misma Decisión 486. Se reconoce tanto una capacidad distintiva "intrínseca" como una capacidad distintiva "extrínsecaí la primera se reñere a la aptitud individualizadora del signo, mientras que la segunda se reiiere a su no confundibilidad con otros signos". La capacidad distintiva de un signo se determina con relación a los productos o servicios que está destinado a identificar en el mercado. Un signo distintivo debe ser apto para distinguir por sí mismo productos o servicios según su origen empresarial, no según sus características o destino. En tal sentido, la Sala considera que un signo es distintivo si es capaz de identificar o asociar los productos o servicios de una persona natural o jurídica con relación a un origen empresarial determinado. No se puede afirmar que un signo sea distintivo por el solo hecho de que no exista ninguna otra indicación con Ia cual se pueda designar el producto o servicio. Por ejemplo, si en una envoltura determinada sólo figura un nombre (o un signo cualquiera sin otro tipo de denominación o figura) que por ser banal4 u otras razones5 tiene una dudosa capacidad distintiva, viéndose el público obligado - a falta de la presencia de un signo distintivo - a identificar al producto con este nombre o indicación, ello no significa que este signo tenga capacidad distintiva. Tampoco será distintivo un signo por el solo hecho de que exprese un nuevo concepto. Así, el público se ha acostumbrado a que en Ia publicidad aparezcan constantemente nuevas palabras acuñadas que transmiten información sobre los correspondientes productos o servicios en forma singular. Estas expresiones transmiten una información determinada y son reconocidas como tales, no como indicadores de un origen empresarial, por lo que no son distintivas. 4 Un dígito o una letra escritos en forma ordinaria, un punto o una línea o un color aislado y no delimitado en una forma determinada. 5 Un paquete de galletas en el que figure unicamente Ia denominación GALLETAS, Ia cual resultaria genérica en relación al producto que distingue. M-SP| -O1/1A 4-9 INS TIT UT O NACIONAL DE DEFENSA DE [A COMPETENCIA YDE LA PROTECCIÓN DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Calle De Ia Prosa 104, San Borja, Lima 41 - Perú Têlf: 224 7800/ Fax: 224 0348 E-mail: postmaxter@indecopi. gob. pe / Web: wwwindecopiígolmpe
  5. 5. Presidencia __ del Consejo de Ministros TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA YDE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Sala Especializada en Propiedad Intelectual RESOLUCIÓN N° 0322-2013/TPI-INDECOPI EXPEDIENTE N° 455835-2011 Para determinar Ia distintividad de un signo, debe tomarse en cuenta el modo usual de utilizar los signos distintivos en el correspondiente campo de productos o servicios. EI sector pertinente Io conforman los fabricantes y productores de los correspondientes productos o los prestadores de los servicios, así como los consumidores de los productos o servicios. Por Io tanto, Ia distintividad no se determina igualmente para todos los productos y servicios. Así, un signo puede ser distintivo en relación con determinados productos o servicios y no con relación a otros. Para este efecto, resulta relevante el público consumidor nacional pertinente. 1.2 Denominaciones comunes o usuales De acuerdo con el inciso g) del artículo 135 de Ia Decisión 486, no podrán registrarse como marcas los signos que consistan exclusivamente o se hubieran convertido en una designación común o usual del producto o servicio de que se trate en el lenguaje corriente o en Ia usanza del país. Se consideran denominaciones de uso común a aquellos signos que en los modismos o en la jerga propia de cada país son usados de manera corriente o coloquial por los consumidores del sector pertinente del mercado para designar directamente cierto tipo de productos o servicios, habiéndose convertido en el nombre común o genérico de los mismos aunque su significado gramatical e idiomático sea diferente. Tal sería el caso de los términos tabas que es empleado en nuestro medio para designar zapatos o el término che/ a para designar cerveza. Las denominaciones comunes o usuales deben ser Iibremente utilizables por todos los competidores que actúan en un sector del mercado, porque de otorgarse el registro de ellos a favor de una persona exclusivamente, se impediria a los competidores que utilicen esa denominación o representación para referirse a productos o servicios que fabrican, comercializan o prestan, según sea el caso, Io cual constituiria una barrera de acceso al correspondiente sector del mercado. En consecuencia, la Sala determina que es mejor dejar que estas denominaciones sean Iibremente utilizadas por todos los competidores que actúan en un sector del mercado. M-SPI-O1I1A 5-9 INSTITUTO NACIONAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA YDE LA PROTECCIÓN DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Calle De la Prosa 104, San Borja, Lima 41 - Perú Telf: 224 7800 / Fax: 224 0348 E-mail: postmaster@indecopi. gobpe / Web: www. iridecopilgolzpe
  6. 6. Presidencia A del Consejo de Ministros TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Sala Especializada en Propiedad Intelectual RES OL UC I ÓN N ° 0322-201 3/T PI-INDE C OPI EXPEDIENTE N° 455835-2011 Debe precisarse que esta prohibición de registro sólo comprende a los signos que exclusivamente estén compuestos por términos comunes o usuales. En consecuencia, signos que contengan otros elementos suficientemente distintivos sí pueden acceder a registro. Conforme concluye el Tribunal de Justicia del Acuerdo de Cartagena en el citado Proceso N° 40-IP-98, los signos usuales deben analizarse no sólo en base de su concepto gramatical o etimológico, sino de conformidad con el significado común y corriente que se utilice en el país con respecto a los productos o servicios que se pretende distinguir. 1.3 Denominaciones genéricas La Sala, en concordancia con lo establecido por el Tribunal Andino en sus sentencias N° 6-IP-956, 27-lP-957, 40-lP-98°, 49-IP-20009, N° 24-lP-20011° y 63- IP-2001”, entiende por denominaciones genéricas aquéllas que comúnmente designan el género, categoría, especie o naturaleza de los productos o servicios que pretenden diferenciar”. Las prohibiciones de registro de los signos que designan en forma ordinaria y necesaria a los productos y servicios se encuentran incluidas en el artículo 135 incisos f) y g) de Ia Decisión 486, según se trate del nombre genérico o técnico del producto o servicio de que se trate o de Ia designación común o usual del producto o servicio en el Ienguaje corriente o en Ia usanza del país. La Decisión 486 menciona exclusivamente a las denominaciones que constituyen el nombre genérico o que designan comúnmente a los productos o servicios para los cuales han de usarse y no al género de los productos o servicios. Sin embargo, tan irregistrable es Ia palabra "silla" para distinguir “sillas" como Ia palabra "mueble" para distinguir "sillas".13 e Gaceta Oficial del Acuerdo de Cartagena N° 215 del 17 de julio de 1996, pp. 3 y ss. 7 Gaceta Oficial del Acuerdo de Cartagena N° 257 del 14 de abril de 1997, pp. 2 y ss. ° Gaceta Oficial del Acuerdo de Cartagena N° 466 del 6 de agosto de 1999, pp. 11 y 12. 9 Gaceta Oficial del Acuerdo de Cartagena N° 602 del 21 de setiembre del 2000, pp. 5 y 6. “Gaceta Oficial del Acuerdo de Cartagena N° 739 del 4 de diciembre del 2001, pp. 1 y ss. "Gaceta Oficial del Acuerdo de Cartagena N° 739 (nota 13), pp. 21 y ss. “Si bien dichas sentencias fueron emitidas cuando se encontraba vigente la Decisión 344, la Sala precisa que resulta relevante referirse a ellas en virtud de que parte del artículo 82 inciso d) de la Decisión 344, ha sido recogida en el artículo 135 inciso f) de la Decisión 486. 1° Pachón / Sánchez Avila, EI Régimen Andino de la Propiedad Industrial, Bogotá 1995, p. 21 o. M-SPI-O1I1A 5-9 INSTITUTO NACIONAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA YDE LA PROTECCIÓN DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Calle De la Prosa 104, San Borja, Lima 41 - Perú Telf: 224 7800/ Fax: 224 0348 E -mail: postmaster@indecopi. gab. pe / Mb: www. indecopi. gab. pe
  7. 7. TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA YDE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Sala Especializada en Propiedad Intelectual RES OL UCIÓN N ° 0322-2013/TPI-INDECOPI EXPEDIENTE N° 455835-2011 Conviene precisar que los signos genéricos o usuales deben analizarse no sólo en base de su concepto gramatical o etimológico, sino de conformidad con el significado común y corriente que se utilice en el pais con respecto a los productos o servicios que se pretende distinguir. Los signos genéricos deben ser Iibremente utilizables por todos los competidores que actúan en un sector del mercado, porque de otorgarse el registro de ellos a favor de una persona exclusivamente se impediria a los competidores utilizar esa denominación o representación para referirse a los productos o servicios que fabrican, comercializan o prestan, según sea el caso, Io cual constituiria una barrera de acceso al correspondiente sector del mercado. En consecuencia, es mejor dejar que estas denominaciones sean Iibremente empleadas por todos los competidores que actúan en un sector del mercado. Además, los signos genéricos no poseen Ia distintividad necesaria para diferenciar los productos o servicios de un empresario de los de otros, ya que constituyen el nombre utilizado en forma ordinaria y necesaria para denominarlos o identificarlos. En consecuencia, también se encuentran incursos en la prohibición de registro contenida en el artículo 135 inciso b) de la Decisión 486. Asimismo, conviene precisar que la prohibición del artículo 135 inciso f) de la Decisión 486 se veria burlada si sólo se denegara el registro de denominaciones genéricas tal cual y no variaciones fonéticas o gráficas de las mismas. Por Io tanto, las variaciones de una denominación genérica en las que se siga percibiendo la denominación genérica o en las que la nueva denominación sea sustancialmente igual a Ia denominación genérica, también están incursas en la prohibición en cuestión. Se trata del caso en que las variaciones son mínimas, de modo que si se aprecia el signo rapidamente, el público no se va a dar cuenta de dichas variaciones. De Io establecido en los párrafos precedentes no debe inferirse que toda indicación genérica de por si es irregistrable. Antes bien, el carácter genérico de un signo se determinará en relación con los productos o servicios a distinguirse. Por ello, puede suceder que un signo, por constituir una indicación genérica de determinados productos o servicios, no sea registrable con relación a éstos, pero sí Io sea con respecto a otros productos o servicios. M-SPI-01/1A 7-9 INSTITUTO NACIONAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA YDE LA PROTECCIÓN DE D4 PROPIEDAD INTELECTUAL Calle De la Prosa 104, San Borja, Lima 41 - Peri¡ Telf: 224 7800 / Fax: 224 0348 E-mail: posrmaster@índecopi. gob. pe/ Mb: wwwjndecopigohpe
  8. 8. PERÚ P 'd ' déleãoãggiã de Ministros TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA YDE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Sala Especializada en Propiedad Intelectual RESOLUCIÓN N° 0322-2013/TPI-INDECOPI EXPEDIENTE N° 455835-2011 Finalmente, Ia norma antes señalada sólo comprende a los signos que exclusivamente están compuestos por indicaciones genéricas. En consecuencia, signos que contengan otros elementos que Ie otorguen el carácter distintivo si pueden acceder al registro, de conformidad con Ia ley. Es pertinente indicar que el fundamento para rechazar los signos genéricos radica en la necesidad objetiva de que el signo permanezca libre en el tráfico económico. 1.4 Aplicación al caso concreto En el presente caso, el signo solicitado CEFtVEZA LA CHELITA pretende distinguir cerveza, de la clase 32 de Ia Nomenclatura Oficial. EI término CERVEZA, está referido a una bebida alcohólica hecha con granos germinados de cebada u otros cereales fermentados en agua, y aromatizada con Iúpulo, boj, casia, etc” y, dado que el signo solicitado pretende distinguir cen/ eza, estaria designando directamente al producto que pretende distinguir, resultando en una denominación genérica. Si bien Ia palabra CHELITA, diminutivo de CHELA no cuenta con un significado propio reconocido en el diccionario, se advierte que dentro del argot peruano, es un término que se utiliza para referirse a la cerveza” . Siendo asi, se trata de un término que con el tiempo ha devenido en común o usual en relación con las cervezas” por lo que no es susceptible de indicar un origen empresarial determinado. 'A Información extraída de www. rae. es 15 Artículo publicado en httgziielcomercio. geilima[650003/noticia-cual-origen-palabracheIa-martha- hildebrandt-nos-Io-cuenta titulado: "Cuál es el origen de la palabra cheia? Martha Hildebrant nos lo cuenta": En el habla familiar peruana es relativamente nuevo el uso de cheia por cerveza. Parece tralarse aqui de un modemo mejicanismo, a su vez derivado del maya chel 'azul', Che/ a y che/ o se aplicaron primero a Ia persona de ojos azules y tez bianca y llegó a identilicarse con el adjetivo rubio. Es conocida Ia frecuente asociación que se hace entre cerveza y rubio; de allí, por extensión, parece haber salido el uso sustantivo de rubia por cerveza. De cheia 'cerveza' se han derivado el verbo chelear z el adjetivo chelero -a gue calilica a quien es aficionado a esa bebida. Significado de Cheia en el Perú: cerveza. Información obtenida en htt : wvvw. asihablamos. com word alabr Cheia. h 15 Tal como se estableció en las Resoluciones N° 1376-2007/TPl-| NDECOP| , 1828-2008/TPHNDECOPl y N° 1977-2008/TP| -iNDECOPl. M-SPI-O1I1A 8-9 INSTITUTO NACIONAL DE DEFENSA . DE IA COMPETENCIA YDE LA PROTECCIÓN DELA PROPIEDAD INTELECTUAL Calle De la Prosa 104, San Borja, Lima 41 - Peru' Têlf: 224 7800 / Fax: 224 0348 E-mail: postmaster@iridecapi. g0b. pe/ Web: www. indecopigobpe
  9. 9. ' »ER ' T Presidencia P ' U V del Consejo de Ministros TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA YDE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Sala Especializada en Propiedad Intelectual RES OLUCIÓN N ° 0322-2013/TPI-INDECOPI EXPEDIENTE N” 455835-2011 En consecuencia, de otorgarse un derecho de exclusiva sobre tal expresión se estaria privando indebidamente a los demás competidores de emplearla en el mercado para Ia distinción de sus productos, por lo que dicha denominación debe permanecer libre en el mercado para que otros competidores tengan la posibilidad de utilizar Ia misma o una expresión parecida a la solicitada. En virtud de Io anterior, Ia Sala considera que la denominación CEFiVEZA LA CHELITA es Ia unión de una denominación genérica (CERVEZA) con una denominación usual para referirse a un tipo de bebida (CHELITA). En tal sentido, Ia referida denominación es irreivindicable con relación a los productos que se pretende distinguir en la clase 32 de Ia Nomenclatura Oficial (cerveza), al encontrarse incursa en la prohibición de registro contenida en el artículo 135 inciso g) de Ia Decisión 486. lV. RESOLUCIÓN DE LA SALA CONFIRMAR la Resolución N° 1028-2012/CSD-INDECOPl de fecha 21 de marzo de 2012, que denegó el registro de Ia marca de producto CERVEZA LA CHELITA, solicitado por Julio César Irribarren Salas Cornejo. Con la intervención de los Vocales: María Soledad Ferreyros Castañeda, Néstor Manuel Escobedo Ferradas, Teresa Stella Mera Gómez, Virginia María Rosasco Dulanto, ' Enrique Rebagliati Castañón z 9-9 INSTITUTO NACIONAL DE DEFENSA DE IA COMPETENCIA YDE LA PROTECCIÓN DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Calle De la Prosa 104, San Borja, Lima 41 - Perú 1221]": 224 7800 / Fax: 224 0348 E-mail: postmasterúílindeeopigobpe/ Web: wwwjrideeoprlgobpe M-SPI-01/1A

×